Los postulantes oficiales serán avalados en Banda del Río Salí.

En menos de 30 minutos, el consejo del PJ convocó a su congreso.
Contra reloj, el congreso provincial del PJ fue convocado para este viernes, desde las 11.30, en el teatro Alfredo Guzmán de Banda del Río Salí, a fin de que ratifique la lista de candidatos a diputados y a senadores nacionales anunciada la semana pasada por el gobernador, José Alperovich.

Ayer, el consejo peronista formalizó la citación en lo que fue un mero trámite: la reunión, presidida por la titular del PJ, Beatriz Rojkés de Alperovich, duró menos de 30 minutos. A su término, el apoderado del justicialismo, Marcelo Caponio, partió raudo a notificar la decisión a la Justicia Electoral Nacional.

Al encuentro asistieron 15 de los 20 consejeros. Algunas ausencias que fueron entendidas como un mensaje político, como las de Fernando Juri y Rodolfo Ocaranza, dedicados al armado de un frente opositor. Otro fue el caso del diputado Gerónimo Vargas Aignasse, quien integra la comitiva presidencial en la gira por Asia y Europa. Los otros que faltaron fueron dos caudillos del Este: Alberto Herrera y Olijela Rivas.

La rapidez conspiró con el análisis de la situación político-electoral, uno de los asuntos del temario. El tema será abordado luego de que se oficialicen los candidatos: Rokjés de Alperovich y el legislador Sergio Mansilla, como senadores titulares (el gobernador es el primer suplente); y como diputados titulares el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo; los diputados Stella Maris Córdoba y Juan Salim; y la legisladora Miriam Gallardo de Dip.

"Le pedimos al congreso que nos autorice a hacer alianzas. Las plataformas se discutirán con los distintos partidos: aún no hay ninguna negociación", dijo el secretario del PJ, Edmundo Jiménez.

El ministro de Gobierno dijo que era posible que algún sector presente una alternativa de lista en el plenario de los 100 congresistas, y que se resolverá democráticamente.

¿Tres o cuatro?

Entre los dirigentes no hay unidad de criterio sobre el resultado a esperar. Jiménez no dudó, y aseveró que las cuatro bancas en juego serán del PJ. "Todas las elecciones son difíciles, pero sería injusto calificar a las de junio como las más complicadas de los últimos años", aseguró.

En cambio, el legislador José Orellana consideró que retener tres escaños ya sería un éxito.

"Tres sería una muy buena elección y cuatro es nuestra apuesta. Un buen resultado permitirá posicionar a Tucumán en la Nación, porque no sólo se plebiscita la gestión de Alperovich, sino también la proyección de un proyecto. El triunfo permitirá que se siente en la mesa grande del PJ nacional. Esta elección es la final de un campeonato", puntualizó el ex intendente de Famaillá.

Comentá la nota