Postergaron hasta marzo la renovación de los contratos laborales.

El secretario General de la Gobernación, Luis Brizuela, anunció ayer una batería de medidas que se tomarán desde la Administración Pública Provincial para atender la renovación de los servicios del plantel de empleados contratados que tiene el Estado, pero llevó tranquilidad a los trabajadores
El secretario General de la Gobernación, Luis Brizuela, anunció ayer una batería de medidas que se tomarán desde la Administración Pública Provincial para atender la renovación de los servicios del plantel de empleados contratados que tiene el Estado, pero llevó tranquilidad a los trabajadores.

Como primera medida anunció que se renovarán los servicios de forma automática hasta marzo de este año, para evitar dificultades económicas a los empleados, aunque adelantó que posteriormente se exigirá a cada jefe de área la presentación de un informe en el que se justifique la continuidad de la prestación, funciones, horarios y salarios de cada contratado.

De esta manera, el funcionario advirtió que quién no presente justificación será responsable por la baja del personal.

Brizuela apuntó que la medida -que en algunos casos alcanza también a los empleados de planta transitoria- va a ser “ejemplar” para terminar con “muchas injusticias que vivieron los trabajadores contratados”.

En conferencia de prensa, Brizuela sostuvo que por decisión del gobernador Beder Herrera y a los efectos de no cortar la cadena de pagos de los contratos de prestaciones de servicios, se aplicarán una serie de medidas “ejemplares” para evitar el malestar e injusticias “crónicas”, que se padecen todos los años en el sector público.

Asimismo, subrayó que esperan el acompañamiento de los intendentes porque los ciudadanos están “cansados de ver empleados que vienen sólo al trabajo a cobrar el sueldo, mientras que en contraste, hay mucha gente que no tiene para comer y muchos otros que realmente quieren trabajar. Y muchos otros que cumplen su tarea, además de hacer la tarea que no concreta el que no viene a trabajar y al mismo “precio”. Esto es injusto y no puede continuar así”, disparó.

En tanto, el funcionario adujo que es “el Gobernador” el que “quiere acabar con esto” ya que la medida constituye “un mensaje firme y decidido para que se aplique en todas las administraciones del Estado”, recalcó en un claro mensaje para que los intendentes imiten la actitud del Gobernador.

Brizuela sostuvo que el retraso en los pagos “le traía aparejado al personal contratado y de planta transitoria un sinnúmero de problemas para hacer frente a los gastos cotidianos y también teniendo en cuenta los gastos en marzo por el inicio de las actividades escolares”.

“Contemplando estas situaciones el gobernador Beder Herrera ha querido dar una solución inmediata, efectiva y justa, que coincide, con la iniciativa para solucionar un problema de vieja data en la APP como lo es la gente que está contratada y no presta realmente sus servicios”, detalló el funcionario.

Brizuela explicó también que “muchos jefes de área, pese a que conocen o tienen personal que no cumple con la prestación de servicios, le certifican la prestación. Esta es una mala práctica que estamos corrigiendo. El Gobernador ha tomado cartas en el asunto y con Pedido a los jefes

esta decisión lo vamos a corregir”, remarcó Brizuela que sumó a la tarea a la Unidad de Control Interno, el Tribunal de cuentas de la Provincia, entre otras dependencias.

“Estas situaciones son de muy difícil identificación, ya que si no se tiene la absoluta seguridad y colaboración de todo los jefes de área –incluidos, ministros, secretarios, subsecretarios, directores y coordinadores- que tienen personas a su cargo y que en ocasiones no controlan esa situación laboral”, aseguró.

Afirmó que el Poder Ejecutivo Provincial decidió renovar a los contratados y planta transitoria del Estado hasta el mes de marzo, estableciendo en el decreto de renovación, la obligación destinada a cada jefe de área, de informar pormenorizadamente el horario que cumple el personal, las funciones o tareas que desarrollan y la necesidad de continuar con funciones en el área gubernamental correspondiente, además de evaluar la eficacia de la prestación del servicio.

“Si no contamos con el informe en el plazo que el decreto establece, que vence en los primeros días de marzo, no se les va renovar a esas personas, por omisión del responsable”, aseguró Brizuela y agregó que “en los primeros días de abril ya se definirá la continuidad definitiva y otras variantes que debiera tener el nuevo contrato”.

Brizuela, también puso de relieve que “la intención de fondo es la recategorización del personal de planta transitoria y permanente de la APP. Se recategorizará, con esta misma lógica, a quienes cumplen y son eficientes y llevan años sin recibir ningún beneficio, estímulo o reconocimiento por el trabajo prestado”.

Becas

Respecto de las becas laborales, el secretario admitió que son un tema aparte y que deberá tomar una decisión respecto a ellas. “Lo que si pedimos a las distintas áreas, es el informe, cuáles son las personas que cumplen y cuáles no”, dijo.

Comentá la nota