Postergarían la licitación de reciclado de la basura

Las dos empresas que compraron el pliego de condiciones solicitaron un diferimiento de la fecha, establecida originalmente para el 8 de febrero.
A un mes de que se cumpla el plazo para el traslado del enterramiento en la localidad de Bouwer, la Municipalidad de Córdoba tiene casi decidido postergar la apertura de sobres de la licitación para el reciclado de los residuos domiciliarios, un proyecto directamente relacionado a la deposición final de la basura.

Daniel Giacomino se comprometió en abril de 2009 ante autoridades de la comuna de Bouwer de trasladar el enterramiento a otro predio. El plazo fatal que asumió el jefe comunal vence el 1 de abril.

Los vecinos de Bouwer, que el año pasado presionaron para esta decisión, ya han hecho público el conteo de cuenta regresiva hasta que llegue la fecha fatídica para el intendente. No quieren seguir siendo el basural de la ciudad de Córdoba y otros 17 municipios cercanos (ver aparte).

La casi segura postergación de la apertura de sobres de la licitación responde a pedidos de las dos firmas que han comprado el pliego de condiciones de la convocatoria. La solicitud de diferimiento de la fecha es de 15 y 30 días, en una y otra empresa.

Estos pedidos y la correspondiente respuesta no son infrecuentes en procesos licitatorios complejos como el que está en marcha. El problema es el corcet que aceptó Giacomino hace un año con una fecha precisa, pese a que el traslado no depende sólo del jefe comunal.

Hasta ahora, el predio a donde iría a parar el enterramiento de basura es en un paraje conocido como Bajo Grande, que se encuentra equidistante de Losada, Rafael García y Bouwer. Tiene 160 hectáreas, de las cuales se utilizarían sólo 55.

Este terreno es propiedad de la Provincia de Córdoba, con cuyas autoridades el intendente Giacomino ha mantenido tratativas. Aunque ya hay un acuerdo verbal para que el gobierno ceda en comodato al municipio capitalino este terreno, el respectivo decreto no ha sido firmado por el gobernador Juan Schiaretti.

En los términos que está planteado el proceso licitatorio, el reciclado de los residuos domiciliarios convertirán un pasivo ambiental en un buen negocio para el Estado y privados, percibiendo incluso un canon de la firma que resulte concesionaria.

Oportunamente, las dos firmas dejaron trascender las características de la oferta, con inversiones multimillonarias y promesas de ingresos impensados, hasta ese momento, para la Municipalidad.

El reciclado de residuos convertirá un pasivo ambiental en un buen negocio para el Estado y privados.

Comentá la nota