Postergan la revisión tarifaria de Edenor, Edesur y Edelap

Es porque las empresas aún no presentaron sus planes de inversión.
La revisiones tarifarias integrales (RTI) de Edenor, Edesur y Edelap que iban a entrar en vigencia el 1 de febrero quedaron, otra vez, postergadas hasta nuevo aviso.

En medio de la fuerte pelea desatada entre el ministerio de Planificación y Edelap, las tres distribuidoras privadas de la región metropolitana decidieron solicitar una prórroga para la presentación de los planes quinquenales de inversión y las actualizaciones tarifarias que debían entregar en el día de ayer.

La extensión del plazo para elevar las propuestas tarifarias que pidieron las distribuidoras implicó la automática postergación de la fecha límite que se había pactado para la aplicación de los nuevos incrementos que están previstos en las renegociaciones de los contratos de concesión.

A mediados de julio, el minisro de Planificación Federal, Julio De Vido y las tres empresas que prestan el servicio eléctrico en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires acordaron que a partir del 1 de febrero de 2009 iban a empezar a regir los nuevos cuadros tarifarios para el período 2009-2014.

Para cumplir con los pasos administrativos, en los últimos días de setiembre el ENRE (Ente Nacional de Regulación de la Electricidad) sacó una resolución por la cual las distribuidoras tenían plazo hasta ayer para presentar los programas de mejora y ampliación del servicio y los nuevos esquemas tarifarios. Con esa información, el órgano de control tenía que fijar su posición y llamar a las audiencias públicas que prevén las normas vigentes.

Ahora, ante el planteo que efectuaron las compañías eléctricas, el organismo regulador, que depdende del ministerio de Planificación tiene que fijar un nuevo plazo de presentación de las propuestas y definir cuál será la nueva fecha de entrada en vigencia de los aumentos tarifarios en juego.

Si bien desde las tres distribuidoras indicaron a Clarín que el pedido de prórroga fue "consensuado" entre ellas, en el sector eléctrico no descartan que la solicitud de un mayor plazo para definir los aumentos haya surgido de una "presión directa" del Gobierno para no aparecer ,otra vez, como el responsable de nueva dilación contractual.

Junto con la prórroga, las empresas eléctricas le reclamaron al ENRE que "defina y aclare una serie de pautas y condiciones" que aparecen entre las exigencias que deben cumplir a la hora de entregar sus propuestas.

Según el planteo de las compañías, entre los aspectos más salientes que requieren precisiones se encuentran los vinculados con el "método de cálculo que deben usar para proyectar los ingresos tarifarios" y los "nuevos sistemas de control de calidad" para las zonas más alejadas y menos pobladas.

Tras tomar nota del pedido que concretaron los representantes de Edenor, Edesur y Edelap; tanto en el ENRE, como en la cartera de Planificación indicaron que se tomarán "todo el tiempo que sea necesario para reprogramar las revisiones tarifarias".

En principio, la intención oficial sería estirar los plazos para la aprobación de los aumentos hasta abril o mayo del próximo año.

El mismo criterio se utilizaría para las renegociaciones tarifarias que están pendientes con Transener y las restantes operadoras privadas que prestan el servicio de transporte eléctrico.

Comentá la nota