Postergan licitaciones de la Anses

No habría más créditos para consumo e inversión, ante la necesidad de destinar fondos a otros fines
Bueno sería que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) pudiera multiplicar su dinero de forma ilimitada. Pero el deseo de contar con propiedades divinas no se condice con la realidad, por lo que en las últimas semanas el organismo que conduce Amado Boudou se ha visto forzado a dejar de lado algunos proyectos en pos de asistir financieramente al Tesoro y de privilegiar otras propuestas, entre las cuales no se descarta alguna de mayor impacto preelectoral.

La Anses decidió así postergar "sin fecha firme" dos subastas de depósitos bancarios que tenía previsto realizar en estas semanas.

En diciembre del año pasado, el organismo previsional había lanzado un mecanismo por el cual les colocaba fondos a los bancos a una tasa de interés menor que la del mercado, a cambio de que las entidades utilizaran el dinero para dar créditos al consumo y a la inversión, también a una tasa subsidiada.

Según detalla un informe del Centro de Economía Regional y Experimental, hasta marzo (el 13 de ese mes fue la última subasta) se habían colocado plazos fijos por 1920 millones de pesos para destinar a créditos al consumo y a la inversión (800 millones y 1120 millones de pesos, respectivamente).

Originalmente, confiaron operadores del mercado financiero, la idea de la Anses era llevar adelante dos licitaciones más de fondos antes de las elecciones legislativas de junio próximo.

Estaba previsto que realizara una subasta hace dos semanas, para fomentar el crédito al consumo, y otra un poco después, para alimentar el financiamiento a pequeñas y medianas empresas (pymes).

Sin embargo, a diversos bancos que venían participando de la operatoria se les comunicó informalmente que las subastas se suspendían en el corto y en el mediano plazo.

Desvíos

"Iban a sacar una línea para consumo hace dos semanas, pero vienen pateándola. Postergaron la licitación primero para la semana pasada, pero ahora la volvieron a suspender. No sé si es que no tienen fondos o que no la quieren hacer", advirtió un banquero, que pidió no ser nombrado.

Y es que, reconoció la fuente, también es cierto que hay muchos bancos que en su momento tomaron los fondos que subastaba la Anses "sólo para quedar bien con el Gobierno", y luego los colocaron entre sus grandes clientes, sin cumplir con el espíritu de la iniciativa, que iba dirigida a fomentar el consumo entre el público en general.

Pese a que sólo se asignaron 1920 millones de pesos para financiar el consumo y la inversión, se había anunciado en su momento que los planes de la Anses iban a sumar en total unos 13.200 millones de pesos.

Consultados al respecto, no obstante, fuentes de la Anses descartaron que la decisión de aplazar las subastas de depósitos estuviera asociada a una falta de fondos. Esgrimieron, por el contrario, que se debía a una cuestión de timing del mercado, y deslizaron también que se estaría pensando en utilizar el dinero para otros proyectos.

¿Crédito hipotecario?

Desde hace tiempo que la Anses trabaja en el armado de una línea de créditos con tasa de interés fija para financiar créditos hipotecarios, para lo cual venía manteniendo conversaciones con los bancos Hipotecario y Nación. Se trata, sin embargo, de un proyecto ambicioso y que todavía no está claro que pueda llevarse a la práctica. Aunque podría ser un as en la manga poco antes de los comicios de junio.

Con los mercados cerrados para la Argentina, es la Anses quien se está haciendo cargo de gran parte del financiamiento del Tesoro nacional e incluso del sector privado.

La semana pasada, se confirmó que el Tesoro había emitido un título por 9000 millones de pesos con vencimiento en 2016 para refinanciar la deuda que vence este año. Sólo en lo que va de mayo, el organismo previsional también comprometió su participación en el salvataje de la papelera Massuh y se llevó el 50% de la deuda (lo que equivale a unos $ 35 millones) que emitió Pampa Holding.

Comentá la nota