Postergación sin fecha para el plan vial

Pese a la oposición de los empleados, el municipio ratificó la instalación de cámaras y radares. Sigue el paro de inspectores.
Debido a la férrea oposición de los empleados vinculados a las áreas de Tránsito y Justicia de Faltas, la Municipalidad de Córdoba aplazó sin fecha la firma del convenio con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) para la implementación del Programa Integral de Seguridad Vial.

La postergación fue ordenada por el intendente Daniel Giacomino, debido a los serios incidentes ocasionados ayer a la mañana por empleados municipales frente al Centro de Capacitación en Transporte y Tránsito, donde se iba a realizar el acto formal de presentación del programa que, entre otras cosas, supone una fuerte inversión de la UTN en tecnología –radares, cámaras, alcoholímetros y equipos portátiles de registro de infracciones– y que prevé la participación de la universidad en el cobro de multas a los infractores.

Frente al edificio de Sabattini al 3500 hubo numerosas bombas de estruendo, decenas de vidrios rotos a pedradas, agresiones a los concurrentes, daños a un móvil de la Dirección de Tránsito y dos policías heridos. En medio de los disturbios, una oficial de policía exhibió un arma de fuego –los manifestantes aseguran que realizó tres disparos al aire– y se temió un desenlace violento de la situación. No obstante, la protesta se desactivó luego de que el Ejecutivo anunciara la suspensión de la firma del convenio.

En cambio, se extendió durante toda la jornada de ayer y continuará durante la mañana de hoy el corte total de servicios que realizan más de 800 empleados municipales. La medida de fuerza paralizó a las áreas de Policía de Tránsito, otorgamiento de licencias de conducir, Justicia de Faltas, coordinación de tránsito, señalamiento y centro de cómputos.

El paro sólo podría revertirse si, en una reunión que los delegados gremiales mantendrán a las 11 con el secretario de Gobierno, Walter Nostrala, el Ejecutivo anuncia la suspensión definitiva del proyecto.

No obstante, anoche desde el Palacio 6 de Julio funcionarios muy cercanos a Giacomino aseguraron que el intendente ratificó que el programa será aplicado, y que el convenio con la UTN será firmado en los próximos días, luego de que se arribe a un acuerdo con los empleados.

Lo cierto es que las versiones no son unánimes. En la tarde de ayer el proyecto parecía abortado y hasta se mencionó la renuncia de la secretaria de Transporte y Tránsito, Laura Villalba, hecho que después fue negado.

Desde la UTN se limitaron a informar sobre cuestiones técnicas del convenio. Héctor Aiassa, rector de la universidad, recalcó que no había recibido ninguna comunicación municipal luego de la postergación de la firma del convenio y defendió la capacidad de esta casa de estudios para proveer de tecnología, software y capacitación a los empleados municipales.

Pese a la virulencia del reclamo, desde las filas del gremio de municipales Suoem se cuestiona, sobre todo, la supuesta desinformación sobre el proyecto y las implicancias laborales que tendría.

Desde el municipio sostienen que tal desinformación no existe, puesto que los delegados habrían accedido hace ya dos semanas al contenido del convenio. Es más, los funcionarios aseguran que la causa de fondo de la reacción gremial se vincula con las posibilidades que ofrece la tecnología que se planea incorporar en lo referido a controles sobre el trabajo efectivo de cada policía de tránsito.

Comentá la nota