Se posterga la puesta en marcha del Consejo de la Niñez

NEUQUÉN (AN).- La puesta en funcionamiento del Consejo Provincial de la Niñez sufrió un nuevo aplazamiento. Ahora, el organismo encargado de trazar las políticas para este sector de la población, en conjunto con la Justicia y organizaciones de la sociedad civil, podría estar integrado recién en marzo.
Así lo confirmaron fuentes del ministerio de Desarrollo Social. El motivo para la nueva demora sería que recién entonces se designarían los representantes del Ejecutivo en este ámbito, luego de las modificaciones en la estructura ministerial.

A fines de octubre, el ministro César Pérez había señalado que a más tardar en diciembre el Consejo podría llegar a sesionar, luego del complicado camino que recorrió tras varios aplazamientos anteriores, durante la gestión del ex titular de la cartera social, Wálter Jonsson, cuando incluso se hizo una convocatoria a todos los actores que lo conforman.

Luego de esa convocatoria se decidió relevar a las ONG que querían integrarlo, para verificar si reunían los antecedentes necesarios y las condiciones legales para ser parte del foro, cuya puesta en práctica prevé la ley provincial de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia (2302).

Apenas asumió la actual gestión de gobierno, el titular del Ejecutivo, Jorge Sapag, reivindicó este espacio para atender las problemáticas de la niñez, uno de los sectores más afectados por la crisis social y económica que atraviesa la provincia.

No obstante, lo cierto es que luego de esos sucesivos pronunciamientos, el ámbito quedó postergado, pese a los pedidos que plantearon ONG que rescatan la figura del Consejo, y que ven en el freno a su funcionamiento un severo inconveniente para comenzar a a dar respuestas a los niños.

Al margen de Pérez, también la subsecretaria de Familia, Niñez y Adolescencia, Azucena Olmos, había mencionado que entre sus objetivos primordiales estaba "activar nuevamente" el con- sejo.

La polémica durante la anterior conformación, durante la gestión de Jonsson, también tocó la constitución de su reglamentación.

Varios de los organismos que lo integran deslizaron que entre los motivos que habían puesto freno a la puesta en marcha figuraba el resultado de una elección, que había sido adverso para el Poder Ejecutivo: esa derrota -informaron- le permitía a cualquier representante ocupar la presidencia del Consejo.

La formulación posterior que hizo el gobierno, modificó esa posibilidad.

Comentá la nota