Post 28: ¿Se viene la guerra por el PJ bonaerense?

La pelea fuerte por el Partido Justicialista bonaerense comenzará a darse después de las elecciones del 28 de junio próximo. Más allá de los resultados hay dos hombres que serán protagonistas de la disputa. El objetivo es posicionarse de cara a 2011 y para eso quieren comenzar con la provincia más fuerte del país: Buenos Aires.
De un lado, el ex presidente y gobernador Eduardo Duhalde quien busca el regreso triunfal a la política. Intentará captar a los peronistas desencantados con el kirchnerismo y hará uso de varias de sus amistades con caciques del Conurbano, que en esta elección jugaron doble (como son los casos de Jesús Cariglino, Hugo Curto, Mario Ishii y Alberto Descalzo).

Duhalde además contará con el apoyo de los justicialistas que optarán por Francisco De Narváez y Felipe Solá el próximo 28 de junio. El espectro que abarcará será bastante grande y podría finalmente quedarse con la conducción del PJ bonaerense y comenzar el plan de debilitamiento contra Kichner, quien conduce a nivel local.

Del otro lado, Daniel Scioli, actual gobernador bonaerense comienza a pensar en su futuro político antes varias figuras que van adquiriendo protagonismo para las elecciones presidenciales, como son Mauricio Macri y Lole Reuteman. El gobernador bonaerense no quiere bajar la guardia y por eso ya habría comentado a sus allegados su intención de presidir el partido a nivel provincial.

Scioli piensa en 2011 sin Kirchner y para eso necesita de la ingeniería y aparato que puede ofrecerle el PJ bonaerense. La pregunta es entonces ¿De qué lado quedará parado Alberto Balestrini?

Comentá la nota