Posse dio el puntapié a la campaña

En Beccar el intendente Gustavo Posse lanzó la campaña de "Acción Vecinal San Isidro es Distinto", donde afirmó: "no nos resignamos a vivir con miedo y sin futuro, a pesar de todo perseveramos en el esfuerzo por la seguridad".

"Pretendieron venderle a la gente que construíamos muros para separar a ricos de pobres. Toda una falacia. Lo que queremos decirles es: si no quieren que edifiquemos murallas, entiendan que esta comunidad no se resigna a la violencia ni a la decadencia; dennos los elementos para bastarnos a nosotros mismos. Sabemos lo que queremos y como hacerlo. Descentralicen, si no saben. Todos nosotros, gobierno, entidades, parroquias, militantes, clubes y organizaciones de todo San Isidro sabremos como hacer de este querido lugar un ámbito digno para la vida en paz y el desarrollo de nuestros hijos, mientras tanto seguiremos dando batalla desde el lugar que sea", afirmó anoche ante una multitud el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, al hablar durante un encuentro con dirigentes y militantes que se transformó en el lanzamiento de la campaña de Acción Vecinal San Isidro es Distinto" con vistas a las próximas elecciones generales.

"Pretendieron también que vivíamos en un tupper o en una burbuja. El muro, el tupper, la burbuja, en tal caso, no existieron nunca. Fue un grito de rebeldía para decir que los más poderosos no tienen el poder de manera definitiva; que el poder es de la gente; que el poder de decisión está en manos de la gente y que para eso está el municipio de San Isidro y esta es la razón de la convocatoria de Acción Vecinal San Isidro es Distinto", remarcó Posse ante más de 3.000 militantes, vecinos y representantes de distintas instituciones locales, congregados en las instalaciones del Club Social Beccar, en avenida Centenario al 1900.

La convocatoria sumó la presencia de dirigentes de otros espacios políticos. En tal sentido se observó la presencia de, entre otros, los concejales Andrés Rolón y Patricia Odone, de Convergencia Federal, así como al legislador nacional Marcelo Amenta, también de ese sector. También estuvieron los ediles Pablo Fontanet y Carlos Bologna, del Frente para la Victoria de San Isidro, y Raúl Lauzurica del bloque 17 de Octubre "José Ignacio Rucci". Posse se encontraba acompañado por la titular del Concejo Deliberante, Rita Kuzis, el presidente del bloque de concejales de Acción Vecinal San Isidro es Distinto, Carlos Castellano y el secretario general de Gobierno, Héctor Prassel.

"Vamos a decir la verdad. Dijeron (desde la provincia y la Nación) que había dinero disponible para los municipios en aportes a la seguridad, pero a este municipio no lo citan para firmar el convenio por esos supuestos 12 millones de pesos que podríamos incorporar para seguir instalando cámaras y poder seguir teniendo patrulleros, poder aumentar la cantidad y calidad en materia de prevención y seguridad", expresó luego Posse.

"Si esos 12 millones no aparecen, nosotros vamos a seguir trabajando lo mismo. Pero los vamos a acusar –ahora nosotros- al resto por discriminación. Y le vamos a decir que somos una comunidad de lucha", agregó Posse.

"Siempre por la positiva, todo San Isidro se va a mostrar unido para cuidar de la comunidad. La elección de concejales sigue siendo la elección más difícil de todas, pero que nuestra Acción Vecinal y la acción que tengamos cada uno de nosotros en nuestros partidos políticos si fuese el caso, y los que sean independientes, si fuese el caso, todos desde nuestro lugar, vamos a luchar por lo local", afirmó.

Posse dijo que "sufrimos los embates de vivir en una provincia inviable; aún así seguimos siendo distintos. Alzamos la voz cada vez que afectan a un vecino, no nos resignamos a vivir con miedo y sin futuro, a pesar de todo perseveramos en el esfuerzo por la seguridad, la salud, la educación, el deporte o el cuidado de nuestros mayores. Resistimos por convicción con nuestra filosofía de acción a partir de valores compartidos por nuestra comunidad".

"Seguimos dando la pelea porque la política sea funcional a la gente y no a los políticos. Para ello, daremos batalla desde los distintos espacios que se abran para impulsar los contenidos que sostenemos: reforma política-reforma del estado- formas de gestión pública que prioricen la participación del ciudadano a través de sus entidades asociadas en la tarea a un estado pequeño y eficiente", enfatizó.

"Somos coherentes: procuramos cambios de fondo y estamos abiertos a cooperar con quienes manifiesten voluntad de llevarlos adelante con nosotros", manifestó. Luego citó como ejemplos, la creación en 1999 de Acción Vecinal San Isidro es Distinto; en el 2001 fundando el grupo Lázaro ("anticipando la debacle, reuniéndonos con dirigentes de todos los partidos y nuestro obispo para defender la democracia en riesgo"); en el 2003, impulsando el grupo Olavarría ("con intendentes de toda la provincia para generar cambios desde los territorios"); en el 2007, siendo eje con el ing. Cobos de la Concertación Plural ("sin aceptar la vicegobernación ofrecida para seguir trabajando por los vecinos de San Isidro. Una vez que eligieron renunciar a los postulados de la misma abrazándose al partido Justicialista y al sindicalismo, fuimos de los primeros en salir de ese espacio") y este año "convergiendo con el polo no peronista del acuerdo civico y social para no caer en la trampa de la interna abierta entre el kirchnerismo y el duhaldismo.

"Siempre con nuestras banderas, independientes, rebeldes, sin compromisos ocultos con ninguna dirigencia", enfatizó.

"Sostenemos que San Isidro es distinto pero sufrimos el hecho de estar insertos en el Gran Buenos Aires de una provincia inviable que cada día ve agravándose más sus problemas, algunos tan básicos que afectan la inmediata supervivencia e integridad física como la inseguridad, así como la atención en salud o la educación que condenan a la mayor parte de los bonaerenses no solo a una inseguridad pocas veces vista sino a toda una generación de jóvenes a la marginalidad y la falta de futuro. Algunas cifras dan cuenta de 500.000 que no estudian ni trabajan en Buenos Aires", remarcó Posse.

"Aún así, a pesar de cobrar solo por alumbrar, barrer y limpiar, no nos rendimos y damos la batalla por la vida, siendo el municipio que porcentualmente brinda el mayor aporte a la seguridad que nos debe dar la provincia, teniendo un sistema de salud enteramente sustentado por los vecinos y dando talleres extraprogramáticos en escuelas provinciales o desarrollando talleres de cultura para todos, como respetando a nuestros mayores brindándoles su espacio de desarrollo", dijo.

Al referirse a la filosofía de acción del espacio, Posse indicó que "cualquier dirigente que se precie de tal debe anticipar escenarios para que las situaciones que se presenten encuentren a sus comunidades en mejores condiciones para enfrentarlas. Ello implica capacitarse, formar equipos y tener contenidos para evitar prácticas meramente demagógicas que se limiten a hacer "seguidismo de la opinión pública", mostrando la inoperancia de un Estado que llega siempre tarde a la hora de solucionar los problemas de los ciudadanos, haciéndose presente sólo para brindar paliativos menores ante hechos ya consumados".

"Es así como la contracara de este seguidismo, la política "anticipatoria", es una de las claves de la continuidad de gobierno de esta administración municipal, sumado a la generación de "políticas de estado local" que se mantienen desde hace años en San Isidro. Ejemplos varios, ya desde la época del intendente Melchor Posse cuando en 1958 mantuvo un grave conflicto con el Jockey Club, que ameritó la intervención directa del presidente Arturo Frondizi en pos de obtener los terrenos para la construcción de un hospital regional. Esa pelea dio por resultado que merced a la falta de apoyo provincial o nacional, el distrito haya asumido con su propio presupuesto la responsabilidad de inaugurar en el año 2003 el actual Hospital Central. La visión de un médico pediatra como Melchor, provocó también que San Isidro cuente con una de las tasas de mortalidad infantil y neonatal más bajas del continente o que cuente, sin tener competencias en la materia, con una estructura sanitaria enteramente local compuesta por tres hospitales, 10 centros de atención primaria y 16 consultorios descentralizados y su propia planta productora de medicamentos que extiende el tiempo de vida de nuestros mayores", subrayó.

"Esa política anticipatoria también se ha manifestado a través de ejemplos dados bajo la gestión que hemos asumido en el año 1999. Como botón de muestra, cito la compra por parte del municipio de los terrenos de La Cava y Cava Chica en un año complicado como el 2001, lo que para muchos fue considerado una locura, ya que era visto como inaudito en plena crisis, adquirir un terreno donde se asentaba un barrio de emergencia. Hoy, casi 10 años después, nos permite decir que del 100 por ciento de las viviendas que fueron licitadas en ese asentamiento en el marco del Plan Federal de Viviendas, ya se logró la urbanización de más del 60% de modo tal que San Isidro no genere su propia inseguridad y que baje la densidad en tanto vemos como se van creando nuevas villas en otros puntos de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires", remarcó

"Trabajamos fuertemente con las diversas áreas municipales a través de la Mesa de Integración Social en la educación, capacitación laboral de los jóvenes, microemprendimientos, nuevas pautas de convivencia y muchos otros elementos que han hecho que los conflictos entre vecinos bajaran notablemente y que seamos premiados internacionalmente como un modelo de integración concreto", resaltó.

"Hemos presentado propuestas en el ámbito provincial y nacional para poder brindar beneficios habitacionales al grueso de nuestra sociedad compuesta por sectores medios y obreros. Reclamamos por los jóvenes que se casan o las familias que alquilan y no cuentan con crédito accesible alguno, habiendo obtenido hasta el momento recursos para mejoras de viviendas en sectores medio obreros, pero no nos conformamos, vamos por más", añadió Posse.

"Tampoco nos conforman en lo más mínimo los niveles de inseguridad que muestra nuestro distrito. A pesar que en comparación, según cifras oficiales sean bastante menores a los números que arroja el resto del conurbano, no deja de intranquilizar a una zona que también fue distinta en esta materia. esta situación lamentablemente, la habíamos anticipado también cuando en el año 2000, San Isidro comenzó a cooperar fuertemente con el gobierno provincial en materia de seguridad, aún sin tener ninguna competencia en la materia comenzó a aportar cuantiosos recursos y creó el programa municipal de Cuidados Comunitarios. Es así como contamos con móviles para patrullajes propios contratando policías adicionales, instalando cámaras de seguridad en todo el partido, aportamos chalecos, municiones, gasolina, construimos y equipamos fiscalías y comisarías, entre tantas políticas que se intensifican permanentemente, insisto con recursos de nuestra comunidad y sin que el municipio tenga competencia en el tema", señaló el jefe comunal.

"Esta política de anticiparse a los problemas está fuertemente vinculada con una mirada centrada en el desarrollo que tuvo San Isidro desde el retorno a la democracia, con eje en mejorar las condiciones urbanas, sanitarias y educativas para que la obtención de un medio de vida lícito a través del empleo fuera una realidad cuando la hiperdesocupación que vivíamos no era siquiera imaginable. A esa política de desarrollo y fortalecimiento de las condiciones humanas, le hemos agregado el eje de la integración, pieza clave para superar y alivianar la fractura social existente en el país y en el mundo", agregó.

"Integración urbana, superando barreras geográficas y estructurales de los barrios, dejando atrás antiguas diferencias como las que marcaba la autopista al Este o el Oeste, las vías del ferrocarril o bien otras que daban cuenta de san isidros distintos en su interior. En tal sentido, desarrollamos en nuestro distrito el mayor plan de obra pública que jamás haya existido aquí, con recursos nacionales, provinciales y municipales que tendieron a instalar una infraestructura urbana sólida e integrada. Prueba de ello, vemos los aliviadores que evitan inundaciones, el tendido cloacal que ya supera el 80% para llegar dentro de poco a la totalidad, túneles que eliminan demoras y salvan vidas, la mencionada urbanización de villas, nuevos y más amplios centros de salud, entre tantas otras iniciativas desarrolladas y en curso", dijo el jefe comunal.

"Integración social a través del fortalecimiento de nuestra rica trama de red comunitaria con sistemas modernos de interrelación, apoyando la labor para la que se han preparado, ahorrando al vecino cargar con estructuras propias cuando hay quienes lo hacen mejor y con mucha vocación de servicio, potenciando acciones municipales orientadas a las distintas etapas de la vida: los niños con atención pediátrica neonatal, jardines maternales desde los cuatro años o escuelas primarias, por caso; los jóvenes con planes de inclusión que promueven su permanencia en el estudio, la capacitación laboral y los deportes; la atención y contención de aquellas muchachas con embarazos adolescentes; los adultos mayores con programas que son un orgullo para nuestro país como el de juventud prolongada, devolviéndoles las ganas de vivir como hemos visto estos días festejando los 102 años de uno de sus miembros. Todo ello visualizando al núcleo central de nuestra comunidad, la familia como eje de políticas activas", añadió.

"Integración de labor promoviendo y desarrollando el trabajo en conjunto a través de políticas transversales. Hemos disminuido el gasto de la administración central que insumía el 85% del presupuesto hace 30 años al 11 % actual y vamos por más", subrayó luego.

"Esta filosofía de gobierno, se orienta en definitiva a volver a la fuente como es la comunidad, acercándole al vecino la posibilidad de participar en la resolución de sus propios problemas, en revalorizar la democracia participativa dejando atrás el egoísmo del "no te metás". La clave se encuentra en una fuerte conciencia comunitaria, manifestada en el trabajo en equipo, en crear sinergias con todos los componentes de nuestra sociedad, en sumar esfuerzos de modo horizontal puesto que sólo existe un modo de seguir progresando: haciéndolo entre todos", remarcó Posse.

En otro orden, sostuvo que "debemos recuperar nuestra capacidad de decisión autónoma y federal, evitar que Buenos Aires siga siendo "tierra de nadie". Las graves asignaturas pendientes de orden económico-social y de seguridad se acrecentarán si no se realizan cambios estructurales urgentes".

Resaltó que "es imperioso llevar adelante una reforma completa del sistema político que incluya la eliminación de las listas sábanas, el desdoblamiento de las elecciones, la claridad en el financiamiento de los partidos políticos, la reglamentación de las iniciativas populares y la implementación del voto electrónico y la boleta única para brindar transparencia y una mayor legitimidad a los representantes"

Enfatizó seguidamente que "resulta indispensable avanzar hacia la reforma del estado con propuestas que incluyan la descentralización de fondos y facultades haciéndolas más cercanas al ciudadano y una regionalización que promueva la optimización de las estructuras locales al hacer más eficaz su labor a través de la complementariedad de los recursos físicos y humanos existentes. Si no se genera este proceso Buenos Aires seguirá siendo inviable, los resultados están a la vista en la enorme cantidad y gravedad de problemas que se acumulan sin ningún tipo de solución a la vista".

También reclamó por las verdaderas autonomías municipales (a nivel institucional, político, administrativo, económico y financiero) que, por otra parte, "permitirán que aquellos que sean malos gobernantes puedan ser cambiados por la gente. Quienes les fallen a sus vecinos, a sus votantes, ya no tendrán listas sábanas ni testimoniales en donde ocultarse", concluyó Posse.

Comentá la nota