Posse 2011: ¿Gobernador o Presidente?

La coyuntura política posibilita acelerar los pasos que alguna vez imaginó dar el jefe comunal de San Isidro. Con qué equipos cuenta y quiénes lo rodean.
La distancia con el kircherismo y la postura de un intendente que decidió saltar del barco K después de la ola de asaltos y crímenes en su distrito. Con las últimas apariciones mediáticas, más los distanciamientos políticos con el gobierno nacional, el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse decidió salir al cruce y expresar los temas que cuestiona con fervor.

Lo llamativo en un hombre que siempre mantiene la diplomacia es que (lo que antes decía en off the record) ahora lo exhibe sin reparo alguno. En pocas palabras, el jefe comunal opinó que “los asesinatos tienen que ver con un plan organizado para desviar la atención”, en referencia a los crímenes que sucedieron en su distrito. Además, analizó que “justo ahora que se trata el tema de de las AFJP sucede todo esto”.

Con esto, por un lado, su entorno lo rodea cada vez más para protegerlo políticamente. Por otro, comienzan a acelerar los lazos con las estructuras partidarias vecinalistas que tienen poder territorial en el interior de la provincia para que el proceso de alejamiento K sea una jugada certera y hábil. Impulsivo, nada.

El diputado nacional, Norberto Erro, conoce como pocos el proyecto político de Posse y en diálogo con 24CON expresó que “Gustavo, por sus características, puede ser Presidente y no es un pensamiento aislado”. Y agregó: “Es un dirigente nacional que, por sus expresiones y su forma de vida, le gusta a la clase media y alta y a los trabajadores”.

El operativo está en plena cocción. Todavía no se habla de verdades absolutas sino de fuertes intenciones y viejos anhelos. “Él supera lo municipal y provincial, su imagen y trayectoria es presidenciable”, enfatizó Erro ante 24CON. Sin embargo, aclaró que “como todo grupo político hay una cabeza y en este caso decide él”. El voto no positivo de Julio Cobos sirvió para escarbar donde se suponía que no se iba a encontrar lo que se descubrió: más desencuentros que conceptos en común. Por eso, la estructura que Posse construye toma forma con los tropiezos del Gobierno K.

Según Erro, “Posse es un radical con mucho entorno peronista, sus equipos de trabajo ya están conformados y se están ampliando. Es un hombre de 45 años con muchas expectativas”. Así, con el emplazamiento mediático del jefe comunal de San Isidro, el kirchnerismo abandona la panacea que supo cosechar durante la primera etapa (2003-2007) y emprende “la retirada para rearmarse de cara a las próximas elecciones porque la campaña ya empezó”, deslizó Erro en comunicación con este diario.

Comentá la nota