Posiciones encontradas en la audiencia pública por la basura

Hubo cerca ed 100 oradores. Cada uno tuvo un máximo de cinco minutos para fundamentar su posición. Desde el Foro Ecologista aseguran que la Planta no es la solución y desde la Comuna dicen que esto sería el fin del Volcadero.
Se llevó a cabo la primera audiencia pública en la ciudad, para escuchar voces tanto a favor como en contra de la instalación de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos en Paraná y saneamiento del Volcadero.

En el Teatro Municipal "3 de Febrero", el intendente José Carlos Halle presidió el acto de apertura de la Audiencia Pública, para abordar el Proyecto de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

El titular de la Comuna, celebró "el disenso bien entendido, como una forma de aporte" y remarcó la importancia de ser generoso y tolerante para alcanzar una buena convivencia, considerando que "este tema tiene infinitas aristas, que no se soluciona de un solo modo y no va a satisfacer a todo el mundo".

Halle inauguró "esta forma participativa que se pone en práctica por primera vez en nuestra ciudad y que deja atrás el mecanismo de relación de los gobernantes con los vecinos –cada 4 años- y que ha sido mejorada con mecanismos que fomentan el diálogo entre el Estado y la Sociedad Civil y que permite la concreción de Políticas de Estado sustentable y legitimadas por el consenso de la participación ciudadana".

Luego de destacar que la convivencia social es naturalmente dolorosa, ya que compartir implica un grado de renunciamiento, recordó que este es un tema controvertido que afecta a distintos sectores, a la vez que lamentó que el futuro de las personas viven en el volcadero se frustre por vivir en un lugar donde no hay espacio para la dignidad.

Halle aseguró que hay que ser generoso y tolerante para convivir; dijo que pretende escuchar a todos y respetuosamente disentir, entendiendo al dicenso como una forma de mejorar no de entorpecer ni destruir. "Desde la Antigua Grecia, la convivencia ha sido definida como la posibilidad de ser valiente y establece como valor fundamental la generosidad".

El Presidente Municipal estuvo acompañado por el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Pablo Biaggini; la secretaria de Gobierno. Rosario Romero; el secretario Legal y Administrativo, Alejandro Cánepa; el secretario de Medio Ambiente, Ricardo Goñi, la concejal Marcela Ábalos –representante de la Comisión de Ambiente del HCD-; la Edil Cristina Sosa y la totalidad de los secretarios de distintas áreas del Municipio.

Presentación del Proyecto

El Secretario de Ambiente de la Comuna, Ricardo Goñi, hizo la presentación general del proyecto y recordó que en Paraná nunca hubo un Plan de Gestión Integral de los RSU, ante un problema de larga data con más de 80 años de vigencia y que en los últimos tiempos se ha potenciado, profundizado y multiplicado, que involucra aspectos ambientales; políticos; sociales; económicos e institucionales.

Al asumir la actual administración comunal uno de los problemas fundamentales, para encarar una solución a este problema, es el estado de desfinanciamiento con que se encontraron y la consecuente imposibilidad de abordar una solución con recursos propios.

Goñi, recordó que el volcadero –predio de 36 hectáreas- como sitio de disposición final de los residuos sin ningún tipo de tratamiento produce un impacto directo sobre la salud de la población del volcadero, de zonas circundantes y del resto de la ciudad, fundamentalmente por la inhalación del humo que proviene de la quema –espontánea y voluntaria- de la basura.

Para solicitar el financiamiento de la Planta de Tratamiento de RSU uno de los ejes es la lucha contra el cambio climático, también conocido como calentamiento global o efecto invernadero.

El gas metano, uno de los gases que emana la descomposición de Residuos Sólidos Urbanos, es 21 veces más potencial del calentamiento global que el dióxido de carbono.

El funcionario destacó cinco ventajas de implementar este proyecto, no obstante aclaró que hay más, entre las que mencionó el aspecto económico dado que la falta de recursos del Municipio impide encarar con seriedad y efectivamente el problema; el aspecto institucional ya que el proyecto debe ser aprobado por organismos de la Nación y de las Naciones Unidas, hecho que dará la garantía de calidad tecnológica y ambiental; ventajas técnicas que permiten utilizar tecnología que actualmente no está al alcance de la Municipalidad; ventajas ambientales sobre otras comunidades que no cuentan con este beneficio y las ventajas sociales ante la problemática por el tratamiento de los RSU y el actual sistema de reciclado de basura, ya que no se generará competencia con los recicladores formales de la basura, que subsisten con esta actividad.

En contra

El bioquímico Daniel Verzeñassi, repudia la idea de la instalación de dicha planta ya que “en primer lugar el Foro Ecologista no quiere que se acepte de manera ligera la financiación de este proyecto con los bonos verdes ya que son un engaño, una de las trampas del primer mundo, que son los causantes de los cambios climáticos, que le hacen a estas partes del mundo, que van a ser las principales damnificadas. Es como si nos dijeran que el dinero viene de las armas o de las drogas y total, lo que no nos cuesta nada, bienvenido sea”.

“Nosotros sostenemos que nos es una solución la instalación de una planta para los residuos, el camino para resolver el tema de los residuos sólidos urbanos necesita prioritariamente una reflexión profunda de nuestra sociedad que debe ser estimulada cuanto antes, acerca de que tipo de vida hacemos y que propuesta de vida hemos aceptado”, reflexionó Verzeñassi. Quién advirtió además que “las metrópolis del mundo multiplican cada diez años sus volúmenes de basura, tal como vamos, no hay planta posible de tratamiento. La gran planta sería la comprensión de la sociedad, por ello el debate es más allá de esta planta, sino la generación de basura”.

A favor

El titular de Derechos Humanos de la Comuna, Alvaro Piérola, opinó de manera contraria a la del bioquímico ya que según sus palabras “esta planta es un proyecto muy importante ya que es un eslabón para la erradicación del Volcadero de la ciudad de Paraná, un lugar donde se producen violaciones a los Derechos Humanos, como lo son el Derecho a la Vida, al de la Integridad y por sobre todas las cosas el derecho de los trabajadores informales de la basura que realizan su labor sin las condiciones mínimas de seguridad e higiene”.

En referencia a la audiencia pública Piérola remarcó que “estamos escuchando la opinión de los ciudadanos que se han inscripto en esta instancia inédita, son alrededor de cien, que se han manifestado a favor y en contra, pero todos con el agradecimiento que desde el Estado Municipal se haya generado esta instancia de participación democrática”.

“Los funcionarios municipales hemos recabado todas las propuestas que se vienen haciendo en torno a la cuestión medioambiental en la ciudad de Paraná y por eso considero de que esta instancia es muy provechosa”, dijo el funcionario municipal a este diario.

Comentá la nota