“En posiciones amenazantes no se obtiene ningún resultado”.

Tal como veníamos adelantando, las empresas que ganaron la licitación para la prestación del servicio del transporte público de pasajeros de la ciudad no quieren comenzar con el nuevo modelo si no les otorgan un incremento en la tarifa (quieren llevar el boleto a $1,80). Incluso, habrían amenazado con no firmar los contratos con la comuna si ello no ocurre.
Al respecto, el concejal Fabián Lliteras consideró que hay que ser prudentes. “Debemos analizar los estudios de costos y ver si es acertado o no aumentar los costos”, sostuvo.

De todas formas, consideró que “lo razonable y entendible sería esperar a la puesta en marcha del nuevo modelo prestacional para saber si se debe aumentar el boleto, sobre todo, teniendo en cuenta los pronósticos del Ejecutivo que entendió que con la nueva modalidad la gente se iba a colgar de los micros”.

Finalmente, consideró que “en posiciones amenazantes no se obtiene ningún resultado”. “Si este reclamo realmente fue planteado en los términos que se dice estamos ante un mal comienzo”, concluyó.

Comentá la nota