Posibles medidas para enfrentar la crisis 2009

El profesional de la Agronomía brindó algunas recomendaciones, en base a la situación por la que atraviesa el sector agropecuario. Se refirió, entre otras cuestiones, a la necesidad de que exista un interlocutor válido entre los productores y el Gobierno.
El ingeniero Gustavo Marinacci, asesor técnico de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Saladillo, se refirió a la crisis que afronta el sector agropecuario y brindó algunas medidas que contribuirían a capear la situación.

En primer lugar, señaló que las inscripciones en el ONCCA deben ser más simples. Debido a los requisitos que este organismo pide, los productores chicos generalmente quedan afuera.

"Ellos son los que tienen el grano y, de algún modo, lo tienen que vender. Ahora (desde el Gobierno) se implementó el tema de las cartas de porte, pero debe ser algo claro y lograr que todos estos productores encuadren (dentro del beneficio)", indicó.

En cuanto a los maíces afectados por la sequía, el ingeniero Marinacci propuso algunas alternativas viables. Primero hay que determinar si tienen algo de espiga y urgentemente ver qué se puede hacer al respecto.

"Lo más barato es el pastoreo directo. También, picarlo y hacer silo bunker, embolsarlo o hacer rollos. Hay que tomar la decisión rápido, porque cada día que pasa el maíz pierde calidad. Si no tiene espiga, desgraciadamente no va a rendir nada. Guardarlo verde o convertirlo en carne (a través del pastoreo), es mejor que tenerlo seco", sugirió el profesional.

Legalizar contratos

El ingeniero, entre otras recomendaciones, aconsejó legalizar todos los contratos. Según el profesional, hoy muchos campos están con contratos que legalmente no tienen consistencia. Regularizar la situación les permitirá a esos productores acceder al sistema de apoyo, que incluye subvenciones y créditos.

En tanto, se refirió al manejo de los anticipos de ganancias y deudas anteriores con impuestos. Cada productor deberá consultar a su contador y evaluar un plan de pagos, en caso de declararse el desastre agropecuario en la zona.

Otro tema son los créditos bancarios para pagar deudas concretas. "Desgraciadamente, el cultivo está perdido y no tendrá rentabilidad."

En cuanto a ganadería, aludió al destete precoz de terneros y a la venta directa a feed lot (hotelería). Solicitar que el subsidio destinado a los feed lot sea para todo animal gordo. Los productores que engordan hacienda con maíz, sorgo o pastura, hoy no están recibiendo ningún subsidio. Ese dinero no reintegrable podría destinarse al criador, que es el que está perdiendo rentabilidad. A su vez, propuso eximir del Impuesto a las Ganancias las ventas de vientres por sequía.

Finalmente, consideró fundamental encontrar interlocutores válidos con el Gobierno nacional.

Pérdidas por sequía

El ingeniero Marinacci no recuerda de otros años sequía semejante a la que se vive por estos días. Según narran adultos mayores, en 1958 y 1961 hubo una seca importante, quizás más profunda que la de hoy.

Últimamente, en los monitoreos que ha realizado en diferentes zonas del distrito de Saladillo, el profesional ha encontrado cultivos muy dañados por el factor climático.

Las zonas más afectadas son El Mangrullo, La Razón y pasando La Campana. En esos campos, la pérdida es más generalizada. Mientras tanto, en las zonas de Álvarez de Toledo, Polvaredas, Indio Muerto, Esther y La Margarita, la situación es más errática.

"Hay lotes que medianamente van subsistiendo", expresó Marinacci. Algunas sojas, de llover, podrían salvarse. Incluso hay maíces que de recibir agua podrían dar una "media cosecha".

Lo cierto es que los pronósticos climáticos no han dado en la tecla. Según el ingeniero, los ínfimos milímetros de agua registrados en la zona cayeron de sorpresa.

"No puede darse una recomendación en general, porque cada lote tiene su tratamiento particular. Hay maíces muy tempranos que van a dar entre 3000 y 4000 kilos (por ha), pero eso no alcanzará a cubrir el costo de implantación", puntualizó.

Finalmente, con relación a los reservorios de agua y humedales, comentó que en época de sequía son importantes. En este sentido, consideró que los canales en la pampa, en lugar de profundos, deberían ser anchos y bajos. Opinó además que todo canal con un salto de pendiente de 2 metros debe necesariamente contar con una compuerta.

"No puede ser que no haya un proyecto de compuerta para el Canal 16. El tema de la retención de aguas, sobre todo en la llanura, es fundamental. Y es necesario que estas obras se proyecten."

Comentá la nota