Posibles irregularidades: Reclaman una "inmediata revisión" de la habilitación del boliche Taos

El bloque de concejales de la UCR presentó un proyecto de Comunicación mediante el cual solicitó al Departamento Ejecutivo la "inmediata revisión y análisis de las condiciones de habilitación, seguridad y cumplimiento de las normas vigentes" por parte del establecimiento comercial nocturno "Taos", ubicado en Brown 2654, y, en caso de que así corresponda, se proceda a "revocar la habilitación" del mismo debido a que no cumpliría con la habilitación que le fue asignada.
Según detallaron los ediles en su fundamentos, en el expediente de habilitación el local "se halla autorizado para desarrollar la actividad de café – bar, lo cual ya sería una irregularidad, dado que dicho establecimiento no desarrolla actividad durante el día, comenzando su funcionamiento alrededor de las 23, por lo que el rubro que le correspondería es el de café – bar nocturno, a lo que se suele agregar espectáculos en vivo".

Estas circunstancias, explicaron, fueron propicias para que "en octubre de 2000 y hasta la fecha, en forma reiterada, los vecinos del comercio manifestaran su disconformidad con el funcionamiento del mismo, atendiendo a las serias y permanentes molestias ocasionadas y oportunamente constatadas".

En tanto, según expusieron desde la UCR, "en octubre de 2000 los vecinos presentaron al Departamento Ejecutivo una nota en la cual expresaron su alarma por la proliferación de cafés, bares nocturnos, pubs y lugares de diversión nocturna que han alterado la normal tranquilidad del barrio, señalando factores como música a alto volumen, gritos y discusiones en la vía pública, rotura de vidrieras y señales de tránsito, desmanes contra vecinos y viviendas, picadas de autos y motos, ocupación de veredas y entradas de autos, utilización de jardines y frentes como baños públicos, estacionamiento en doble o triple fila, etcétera".

"El 27 de agosto de 2001, una nueva nota de vecinos fue presentada en el Municipio con referencia puntual y expresa al local "Taos", señalando la existencia de una crisis de convivencia a partir de la actividad del café, que se desarrolla entre las 0 y las 5 ó 6 de la mañana, generando música a todo volumen, permanencia de la gente en la vereda, peleas y daños a la propiedad, entre otros", observaron más adelante.

Asimismo, repararon en que el 7 de setiembre de 2001, el entonces Subsecretario de Control Urbano elaboró un informe en el que señaló que su área a cargo "evalúa la posibilidad de revocar la habilitación del comercio en cuestión, de reiterarse y constatarse hechos como los que se mencionan".

"El 18 de abril de 2005 –remarcaron luego-, varios vecinos formalizaron una nueva presentación, reiterando las molestias del comercio, la música a gran volumen con las puertas y ventanas abiertas, permanencia de gente en la vereda, solicitando la clausura definitiva; mientras que en mayo de 2006 hubo una nueva nota al Intendente Municipal, exigiéndole que ponga fin a la situación planteada, pero, pese a los múltiples reclamos, estos aún no hallan satisfacción a sus planteos ni disminución de las molestias y ruidos generados".

Comentá la nota