La posible instalación de un bingo genera rechazo

“Estamos en contra de que se instalen salas de juego: tenemos que generar fuentes de trabajo legítimas, no timba”, dijo el concejal Retegui. Solicitan que se haga un estudio profundo y que se llame a asamblea pública.
Ante la información respecto de la inminencia de la sanción de un proyecto de Ley respecto de la instalación de nuevos Casinos y Bingos en la Provincia de Buenos Aires, y considerando que una de las localidades mencionadas para la radicación de la mencionada explotación es Mercedes, desde el Poder Legislativo local se manifiestan en oposición a este tipo de emprendimientos, recordando que hace muy poco desde la comuna se acometieron importantes acciones para evitar la radicación de un bingo con salas de juego en pleno centro de la ciudad.

“Hay un proyecto de ley que prevé la radicación de bingos y casinos en distintos puntos de la provincia, y uno de esos lugares sería la ciudad de Mercedes. Pero este tipo de emprendimientos son más perjuicios que beneficios los que ocasionan, y hemos presentado un proyecto de decreto porque consideramos que es necesario tomar inmediatas acciones. En estos temas debe involucrarse el resto de la comunidad y nuestro proyecto apunta a eso”, comentaron los concejales Luis Colao, Jorge Retegui y Débora Lacasa, de la Coalición Cívica.

Los ediles reconocen que, si bien la potestad de radicación está en la esfera provincial, los habitantes de Mercedes tienen el derecho de decidir qué actividades quieren para el partido, qué emprendimientos están dispuestos a aceptar y cuáles son considerados inconvenientes.

Con el proyecto de decreto, entonces, el Concejo de Mercedes se dirigirá a ambas Cámaras Legislativas a fin que no se tome ninguna decisión respecto de la radicación de Casino o Bingo en el partido hasta que no se evalúe dicha hipótesis. Además, en el marco de la Comisión de Planeamiento se comenzará una ronda de consultas con los Colegios Profesionales, Cámaras Empresariales, el Departamento Ejecutivo Municipal, de esta y otras localidades en las cuales se encuentran establecidos estos emprendimientos para elevar sus conclusiones. Por último, se convocará a una Audiencia Pública para conocer la opinión de los vecinos, y con los resultados se efectuarán presentaciones ante la legislatura para que se conozca el pensamiento de los mercedinos.

Estudios sobre ludopatía

Hace muy poco tiempo, el actual secretario del intendente estuvo haciendo gestiones para evitar la instalación de un bingo en la sede social del Club Mercedes: “Justamente basándonos en esta gestión que hizo el escribano Mariano Castelucci, pensamos que nos van a apoyar”, dijo Débora Lacasa y destacó que el bingo tiene un perfil social y de la salud que hay que atender. “Hay muchos estudios que se están haciendo sobre la instalación de un bingo en una sociedad en varias dimensiones. Hay una patología reconocida en Estados Unidos en 1980, y aquí en 1992, que es la ludopatía. Es muy seria y muy difícil de tratar. Es la adicción al juego y la propia víctima no la reconoce. Los bingos y las maquinitas disparan esta sintomatología y esta enfermedad. No nos equivoquemos, planteemos el tema con la seriedad que tiene con un análisis profundo más allá de la cuestión de las fuentes de trabajo que se crearían”, agregó Lacasa.

En tanto, Jorge Retegui comentó que en Mercedes hay una zona donde podrían ubicarse, pero lo que hay que tratar de desterrar es la idea de que el juego es solución para algo: “Es lamentable que desde la provincia se impulse esta actividad que beneficia a los capitalistas amigos del poder. Vamos a tener una gran cantidad de bingos que van a secar a los pueblos. Hemos tenido reuniones con gente de Luján y Chivilcoy y ellos lo único que han logrado hacer es restringir en parte los horarios. Han llegado a tener suicidios, gente que ha perdido el trabajo, la casa y la familia. Nosotros estamos en contra de que se instalen salas de juego: tenemos que generar fuentes de trabajo legítimas, no timba”, completó Retegui.

Por su parte, el edil Luis Colao aseguró que si la población toma el tema como central y se manifiesta, hay claros ejemplos de que la provincia puede dar marcha atrás: “Un ejemplo de esto fue la pretendida instalación de una cárcel en 2 y 29, cuando el por entonces intendente Gioscio se puso al frente de la oposición y la cárcel no vino”, dijo y destacó que otro ejemplo fue el Mercedazo en 1973, que logró el cambio de una ley nacional por la cual no se podían radicar industrias en Mercedes.

Comentá la nota