No es posible ampliar la ayuda a todos los tambos

El director nacional de Ganadería de la Secretaría de Agricultura, Luciano Di Tella confirmó a este Diario la falta de más amplias partidas de fondos para subsidiar a todos los productores del país, más allá de las ayudas actuales que llegan a los tambos de hasta tres mil litros diarios. "El daño que está haciendo la sequía en todo el país es de un monto económico que no hay ayuda que alcance", reconoció el funcionario durante su diálogo exclusivo con LA OPINION.
En los últimos meses se estuvo gestando un cambio estructural en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación, tendiente a separar a la anterior Dirección Nacional de Agricultura y Ganadería en dos segmentos. Con la creación de la Dirección Nacional de Ganadería, se segmentará en Dirección de Ganadería Vacuna, Dirección de Lechería y la Dirección de Animales y Granjas.

Luego de toda esta descripción técnica y tal como lo adelantáramos en nuestra edición del día martes, Luciano Di Tella quedará al mando de la Dirección Nacional de Ganadería, a pesar de que muchos medios hayan levantado y tergiversado la noticia, a la cual fue incorporado para el sector lácteo el técnico Sebastián Alconada, que venía de desempeñarse en un segmento similar, pero en referencia al pago de compensaciones en la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario. En el segmento Ganadería asumió Lucrecia Martinoli.

En un diálogo exclusivo con LA OPINION; y el primero desde las modificaciones en su área Di Tella comentó que Alconada "dará un aporte de gran valor por el conocimiento que tiene del sector y todos sus actores, con los que viene tratando desde hace más de tres años en la ONCCA".

"La reestructuración se dio para tratar de mejorar en todas las áreas; y la verdad es que hay mucho trabajo, tanto en lechería, como en animales menores, para poder dar más impulso a la ganadería porcina y aves. Además, hay dos leyes pendientes para poner en funcionamiento que son la Ley Ovina y la Caprina, que se activarán a la brevedad", señaló el ex titular de Apymel a nivel nacional, que añadió que "como estamos cada vez con más programas, fue necesaria la reestructuración para poder cubrir todos los cargos y que haya un responsable en cada una de las áreas".

Es así que los objetivos próximos para la lechería se describen como "ordenar y asegurar que todos los productores lecheros cobren las compensaciones de diez centavos, en lo inmediato", sostuvo Di Tella en referencia a la disposición oficial de compensar a los tambos de hasta tres mil litros diarios hasta el mes de diciembre. En tanto, con una mirada un poco más progresiva y abarcativa "debemos avanzar con el Plan Piloto, con la leche de referencia y con la liquidación única, que son temas en los que ya habíamos hecho algunos avances, pero vamos a continuar para ver si llegamos a un acuerdo a la brevedad". Es importante que desde la SAGPyA se avalen estos proyectos como el Plan Piloto y el Plan Estratégico que se entrelazan para consolidar la cadena láctea nacional; y al menos desde la teoría aseguran un futuro promisorio que deberá estar siempre sustentado en una política normativa y económica sostenida.

La decisión del Gobierno de auxiliar con diez centavos por litro a las explotaciones de hasta tres mil litros diarios, generó polémica partiendo de los que tienen un promedio de 3.001 litros, porque con las mismas necesidades quedan afuera de una asistencia vital que determina en muchos casos la continuidad de las explotaciones. Sobre la contemplación de posibilidades de abarcar a todos los primeros tres mil litros de cada tambo argentino, el Director Nacional de Ganadería sostuvo "estamos tratando de analizarlo, pero el problema que tenemos es que el monto de dinero se incrementa por encima de lo que tenemos asignado en esta etapa, entonces será cuestión de discutir en el futuro si es posible instrumentar esto, pero en este momento no lo vemos posible".

Di Tella no descarta revertir las posibilidades. "Si pudiésemos lograr algunos acuerdos, avanzar en consensos, tal vez sea posible cambiar algunas cosas, pero por ahora no estamos en esa situación".

ANTE LOS RECLAMOS

Los tamberos no están viendo garantías de ayuda y colaboración generalizada desde el Estado y ante una depreciación de las exportaciones, las trabas a la venta externa que se sucedieron en 2008; y la falta de compromiso de precios más elevados desde las industrias, gestan una protesta nacional, que si bien está demorada por la calma en los ánimos que propone la dirigencia nacional, se ve desbordada por las voluntades en las asambleas.

Frente a esta situación "la posición de la Secretaría, de la Dirección Nacional de Ganadería y la Dirección de Lechería, es mantener el diálogo permanente con los productores y con la industria; y buscar los puntos de encuentro, de consenso y en los casos que se puedan lograr acuerdos, que se cumplan. Esa es nuestra posición permanente y nuestra manera de trabajar. Los que quieran participar de estas reuniones y de estos diálogos, bienvenidos, los que no quieran es su decisión, no podemos obligar a la gente a participar". Entonces cabe el cuestionamiento sobre quiénes están cerca de ese diálogo y quien no, a lo que Di Tella invita a "sacar propias conclusiones", entonces si tenemos en cuenta que las cámaras cordobesa y pampeana, junto a la Mesa santafesina están divididas del resto de la Mesa Nacional; y acuden a todos los llamados tal como lo prefieren sus dirigentes, más allá de los tamberos, la reflexión es acotada y forma parte de la cotidianeidad del sector lácteo, bien comprobado en el compartimiento productivo ayer en El Trébol (ver aparte).

En un día a día signado por la premura electoral, Luciano Di Tella minimizó la cuestión consignando que "constantemente estamos haciendo cambios y lanzando propuestas, que en cada caso veremos cuál es el momento apropiado de lanzarlas", por lo tanto la relación campo-Gobierno en cuanto concierne a la Secretaría del área no demuestra muchas alteraciones ante las urnas.

MERCOLACTEA 2009

Teniendo en cuenta su visita a la mayor muestra lechera en San Francisco, que en esta edición tuvo notorias ausencias de grandes industrias, el representante de la SAGPyA, que lució un amplio e interactivo stand, concluyó que "se la notó un poquito más pobre a la Mercoláctea, pero dada la situación del sector creo que fue bastante positiva".

Allí la Secretaría pudo entregar ordeñadoras para pequeños tambos extrapampeanos en el marco de la programación tendiente a promover la lechería en zonas no tradicionales, donde "la actividad cumple una función social muy importante y merece ser apoyada por el Estado".

PREOCUPACION

Luciano Di Tella se manifestó "muy preocupado", de acuerdo a la persistencia de la sequía. "Esto está afectando mucho a la lechería, subiendo los costos y bajando los rindes. En la ganadería vamos a tener un año de parición muy mala, por la preñez del año pasado; y además en la agricultura, por el caso del trigo también será muy malo por la falta de humedad en reserva del perfil". Por lo tanto, "hay una situación climática que complica y una circunstancia de mercado que tampoco ayuda, porque los precios en muchos productos son muy bajos que a veces no permiten que el productor cobre un precio rentable".

Santa Fe reclama mayor reacción del Gobierno nacional teniendo en cuenta la situación terminal que viven los campos del norte, con dos años de golpes secos. Sobre los auxilios, Luciano Di Tella confirmó que "las ayudas en general han llegado en los montos que estaban destinados. Sabemos que a veces los montos son pequeños en relación al tamaño del daño que hizo la sequía". Es por eso que desde la SAGPyA, "estamos en contacto permanente con los productores para ver de qué manera podemos acercar más ayuda, para poder paliar la situación, pero el daño que está haciendo la sequía en todo el país es de un monto económico que no hay ayuda que alcance".

Comentá la nota