La UCR y la posibilidad de una alianza

Apreciaciones de dirigentes del centenario partido que "pintan" como "posibles" candidatos, cuando los tiempos parecieran precipitarse. La UCR, los demás partidos.... Puntos de vista para abonar el análisis
No caben dudas que 2010, pese a no ser un año de elecciones, ha comenzado altamente politizado. No sólo por el hecho que transita hoy la actualidad nacional, sino además por la compleja realidad partidaria que se presenta en la provincia, tanto para el oficialismo, como para los mayores referentes de la oposición. En este análisis, no queda exento el distrito local, que cerró un 2009 plagado de mini reuniones entre dirigentes accastellistas, costistas, radicales, demócratas y juecistas. Y así culminó un año y así comenzó el otro; con parte de la dirigencia política villamariense ajustando criterios, discursos y miradas, hacia un 2011 que está mucho más cerca de lo que uno pensaba. EL DIARIO consultó a un grupo de dirigentes radicales, para conocer su opinión de lo que ocurre y lo que puede ocurrir con el centenario partido de cara a los temas señalados.

@Alianza Villa María, una opción seria

Para el ex intendente Miguel Angel Veglia, secretario de uno de los comités locales de la UCR, la posibilidad de una alianza entre los diversos partidos de oposición en nuestra ciudad, es un hecho intangible por el momento.

"No tengo posición tomada al respecto, sí lo he escuchado y leído en estos días, pero yo no puedo en estos momentos hacer una evaluación de lo que va a hacer políticamente nuestro partido. Lo que sí puedo decir es que en la elección del 28 de junio (pasado) el radicalismo yendo con su vieja lista 3, ha recuperado un protagonismo que había perdido hace algunos años. Creo que por ahí está la base primaria de sostener la individualidad, en cuanto a lo que pasó", sostuvo.

Haciendo un uso de un criterio menos estructurado, el dirigente Gustavo Bustamante calificó la chance de una alianza multipartidaria como viable, si el sustento de la misma no es ganar por ganar. "Hacer una alianza para sólo derrotar al accastellismo no es correcto. Creo que el trabajo de los dirigentes políticos de la ciudad es ponerse de acuerdo en los puntos que le hacen falta a Villa María, y recién ahí ponerse a trabajar en proyectos en común, que es otra cosa. Que el objetivo no sea terminar en ganarle a Accastello, sino que sea gobernar la ciudad como corresponde, y tratar de encontrar en todos los actores políticos y representantes de Villa María, algo que nos ponga de acuerdo para tener en claro hacia a dónde quiere ir la ciudad", manifestó.

El dirigente, agregó también que después de tantos años de gobierno accastellista en esta comuna, se han ido unificado criterios en la oposición política, particularmente en temas ligados al manejado de los dineros públicos, por ejemplo.

"Creo que a partir de ahí, se han producido acercamientos con otras fuerzas, pero en ese marco. Hoy, no se está discutiendo en una alianza concreta, sino en cosas actuales que nos preocupan a todos los villamarienses", precisó.

Para la visión del ex titular de la Anses Villa María, Gustavo Lazuri, amontonar gente no es lo mismo que amontonar ideas o proyectos en común, y la posibilidad de una alianza encabezada por el radicalismo, sería una opción.

@Amontonamiento que no sirve

"Creo que se debe hacer una alianza, no de amontonamiento, sino de ideas para tomarlas en conjunto; siempre y cuando pase por el pensamiento o la dirección que fije la UCR. Como partido organizado en estos momentos en Villa María y en la provincia, pasaría por el radicalismo el diálogo y la concreción. Por eso reitero, que lo no se debe hacer es un amontonamiento de gente. Tenemos que hacer propuestas constructivas, porque hay gente muy interesante e importante, que tiene una posibilidad de plasmar sus ideas y que se queda afuera, y por ahí no están identificadas específicamente con un partido político", mencionó.

@Primero, la organicidad

En tanto, el presidente de la Asociación Mutual Mercantil Argentina (AMMA), Miguel Olaviaga, consideró como un hecho positivo la apertura de un consenso multipartidario que trascienda el mero marco coyuntural de una elección.

"Creo que el partido debe fortalecer el rumbo que ha tomado, de manejarse fuertemente con la organicidad y a partir de ahí empezar a tener diálogo fluido con todos los integrantes de la oposición, y eventualmente del oficialismo a los efectos de ser una alternativa. Me parece que hay aspectos relacionados con propuestas de Estado que no tienen que pasar por alto. De manera tal de que lo mío es agregar más organicidad, y tratar de alguna manera de converger, apoyar cualquier entendimiento que en este sentido se vayan dando. Los partidos, tienen que ser una formulación mucho más amplia que una maquinaria electoral, hacer una alianza para sólo ganar una elección no tiene mucho sentido, lo que sí tiene sentido es ir diseñando lo que tiene que ser la propuesta que se debe poner en consideración de la ciudadanía", comentó.

@Provincia con cambios radicales

Pero así como el radicalismo analiza la viabilidad de un encuentro con otros partidos en base a consensos y puntos en común, dentro del distrito villamariense, la postura de los dirigentes consultados no es tan abarcativa en el plano provincial, donde en los resultado de las últimas elecciones a cargos legislativos nacionales, la UCR, logró un posicionamiento sorpresivo para propios como extraños.

"En el plano provincial el radicalismo ha recuperado un protagonismo que hacía mucho no tenía, y tiene un candidato que ha surgido de la voluntad de la gente, fuera de la estructura del partido. La gente lo nominó a Oscar Aguad, como posible candidato a gobernador, y se está trabajando en consecuencia. De ahí a una alianza, con quién y cómo; se sabe como terminó el 28 de junio, donde había un sector interno que pretendía alianza y otro sector que no. Creo que los votos le dieron la razón a quienes dijeron que había que volver a la lista 3. Ahora debemos mantener la calma, analizar la situación y ver qué es lo mejor para todos", analizó Miguel Veglia.

@"Estamos preparados para la provincia"...

Por su parte, Gustavo Bustamante señaló que "la sociedad cordobesa en las últimas elecciones ha visto en el radicalismo prudencia seriedad en los proyectos y que verdaderamente el partido está preparado para gobernar. Tengamos en cuenta que el radicalismo está gobernando muchas intendencias y comunas del interior provincial, y lo está haciendo de manera austera, responsable y sin tener que ir a arrodillarse y vender los intereses de una provincia a costa de tener una cuadra de pavimento. El radicalismo ha demostrado que puede ser Gobierno y estamos trabajando para recuperar la provincia, para los cordobeses, no para un partido político".

Para Gustavo Lazuri, el radicalismo en la provincia, está en condiciones de volver a ser Gobierno. "Tenemos un candidato muy bien posicionado, que es el doctor Aguad, y creo que seguramente va a ser la conducción del partido junto con el candidato, los que van a intentar conformar alguna alianza. No obstante, creo que es el radicalismo el que tiene que comandarla, porque nosotros vemos que hay una recuperación importante dentro de lo que es la credibilidad de la ciudadanía", expresó el ex titular de la Anses local.

Por último, Olaviaga sintetizó su opinión al precisar que "Córdoba necesita que se encuentren las fuerzas políticas positivas en propuestas de cambio. A Córdoba le hace falta cambiar, este es mi criterio, más de allá de que el radicalismo haya tenido un respingo, y haya logrado un magnífico resultado electoral. Me parece, que esto lo obliga a la búsqueda con otros sectores políticos, que vayan en la misma dirección".

Comentá la nota