Porto seguro.

River empezó a rumbear la negociación por el pase de Falcao hacia el campeón de Portugal para incluir a Bolatti. Encima, el Benfica ya retiró la oferta por el Tigre.
Radamel Falcao García no suele tener demasiados problemas de definición... En la cancha, claro. En cambio, la resolución de su futuro no se presenta tan sencilla. Por un lado, el colombiano aún no arregló con River el pago de la deuda, cercana al millón de dólares, que debe cobrar (o quedar documentada) antes de ser transferido. Por el otro, el inminente acuerdo con el Benfica empezó a desmoronarse porque a los dirigentes del club de Núñez les interesa mucho más negociar con el Porto. Por dos razones: "Tiene mayor capacidad de pago que el Benfica y es el dueño de Bolatti, un jugador que nos interesa mucho", argumentan en las oficinas del Monumental. Además, el intermediario que acercó la propuesta del tetracampeón de Portugal es Marcelo Simonián, un empresario en quien los directivos de River tienen plena confianza. Por eso, la operación se presenta como un Porto seguro...

Fue una tarde muy conversada la de ayer sobre este tema. La primera cuestión a resolver era que el Benfica esperaba una respuesta urgente a la oferta de 4.500.000 euros por el 70% del pase (River tiene el 50%). Pero ni al club ni a Falcao les terminaba de cerrar la propuesta. El delantero no quiere apresurarse porque confía en recibir ofertas de otros países. Por ejemplo, de Inglaterra, un destino que seduce mucho al Tigre. De hecho, el Aston Villa ya arrimó una propuesta y hay un grupo empresario que podría colocarlo en el Portsmouth. River, en tanto, mira con cariño al otro grande de Portugal porque podría involucrar a Bolatti en la negociación.

Por estas idas y vueltas, anoche, apenas pasadas las 21.30, el Benfica comunicó que retiraba la oferta por Falcao. Y claro, de esta forma se allanó todavía más el camino hacia Porto. Al menos desde los dirigentes millonarios. Habrá que esperar la opinión del delantero, quien estuvo cenando y charlando hasta muy tarde con su representante, Néstor Sívori.

De todas formas, la operación es bastante complicada. Primero, River debe asegurarle al 9 el pago de la deuda para que el Tigre no fuerce quedarse con el pase (su contrato terminó el 30 de junio). Después, de acuerdo a la oferta del Porto, que rondaría los 5.000.000 de euros, definir qué porcentaje del pase se vende y cómo se reparte: River tiene la mitad, Falcao el 30%, un 10% Sívori y el otro 10% el empresario Silvano Espíndola. Ah, recién en última instancia, negociar la llegada de Bolatti, a quien en Núñez pretenden a préstamo y los portugueses lo quieren vender... Sí, el mar está picado, pero River empezó a navegar.

Comentá la nota