Portazo de obreros en la discusión salarial frutícola

Habían dado un paso adelante, pero ayer se complicó. El gremio definirá hoy qué medidas tomará el lunes.
ROCA (AR).- Cuando todo parecía encaminarse hacia una salida consensuada que evitaría nuevos conflictos en la región por la falta de definición salarial para los trabajadores de la fruta, el titular del gremio del Empaque en Río Negro y Neuquén pegó el portazo: "se pudrió todo", sintetizó al salir de la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación en Roca, tras cuatro horas de extenuante debate. Y anunció la convocatoria para hoy a un plenario de delegados provinciales en Cipolletti, para definir cómo se implementarán las medidas de fuerza que tienen previsto llevar a cabo a partir del próximo lunes.

Con López se marcharon el resto de los paritarios, pero algunos técnicos del gremio continuaron en el ámbito laboral junto a los empresarios de CAFI que estiraron su propuesta al doble de lo inicialmente puesto sobre la mesa.

Sin embargo, la oferta no convenció a los trabajadores del empaque, quienes habían cedido en sus pretensiones -también casi hasta la mitad, específicamente de un 35 a un 20%-. Es así que hasta ayer se dilataba la posibilidad de alcanzar una salida consensuada y las autoridades de Trabajo, tras una mañana intensa de diálogo con los gremios de los rurales y de los trabajadores del hielo, corrían de un lado a otro para interceder entre ambas partes e impedir que se corte el diálogo.

El encuentro ayer arrancó en las primeras horas de la tarde y concluyó abruptamente casi a las 18 en punto. López se levantó y dijo "basta". Luego sumó presión con la convocatoria urgente a un nuevo plenario.

"Nos vamos, se pudrió todo. Nosotros bajamos y ellos siguen con vueltas, ayer (por el miércoles) hicieron una propuesta y hoy (por ayer) la bajaron... Entonces no se entiende, nos tienen horas y horas ahí adentro y no pasa nada. Es un manoseo, así que convocamos a un plenario y ahí nos pondremos de acuerdo para cortar todo", afirmó el gremialista. Trascendió que el miércoles, a última hora, los empresarios habrían "movido números" hasta llegar a un 16% de suba, pero ayer la oferta se habría reducido a un 10%, trascendió.

En primera instancia, López rechazó también aceptar el laudo propuesto por Trabajo de la Nación y, pudo saberse que, igualmente, le habrían dado tiempo hasta hoy para que brinden una respuesta oficial.

Los paritarios de CAFI se retiraron últimos, y sin hacer declaraciones, de la paritaria gremial.

En tanto anoche, cuando todo parecía quedar en "stand by" hasta hoy, se supo que las máximas autoridades del Ministerio en la región, seguían buscando el diálogo con el gremio en Cipolletti. El objetivo principal era destrabar el inminente inicio de las medidas de fuerza, que el gremio estaba ayer dispuesto a lanzar a partir del lunes, para bloquear las plantas de empaque, frigoríficos y el puerto de San Antonio.

Para las autoridades de Trabajo, tal como lo habían anunciado, la tarea más intensa por la mañana estuvo puesta en el diálogo con los otros dos gremios, Stihmpra y Uatre, a quienes convocaron para hoy a reanudar las paritarias. Según se informó, se les comunicó la misma propuesta que al empaque: acudir a un arbitraje en caso de no llegar a un consenso.

Desde el gremio que nuclea a los obreros de las chacras se indicó que anoche cada seccional iba a evaluar la propuesta para llevar una propuesta.

Comentá la nota