Porretti: "El triunfo es una reivindicación de mi inocencia"

El destituido intendente de Pinamar se mostró eufórico por su victoria ante el actual jefe comunal Rafael De Vito. Espera que la Corte Suprema le devuelva el sillón.
El destituido intendente de la localidad balnearia de Pinamar, Roberto Porretti, quien se impuso ayer en las elecciones internas del Partido Justicialista contra Rafael De Vito, un ex aliado que luego se convirtió en su mayor adversario, interpretó su triunfo como "una reivindicación de mi inocencia" frente a las denuncias por corrupción.

"La opinión pública ha descubierto hace tiempo mi inocencia, y este apoyo de la gente se ha demostrado en las internas de ayer. Ahora espero que ante la justicia también reivindique mi nombre, mi persona y mi familia", afirmó Porretti.

El dirigente había sido destituido de la Intendencia luego de que se distribuyera un video donde, en apariencia, avalaba un pedido de dinero a cambio de facilitar la habilitación de un local bailable.

En un giro político de aquel escándalo, Porreti se impuso ayer en las elecciones internas del peronismo. En diálogo con Radio Brisas de Mar del Plata, el ex intendente insistió en su inocencia y se mostró confiado en la posibilidad de que la Justicia considere su restitución como Jefe Comunal de Pinamar.

"Fue un momento tan difícil y tan injusto", expresó en referencia a su destitución, y desestimó el video presentado como supuesta prueba de su pedido de dinero: "Fueron imágenes manipuladas. Esto no tuvo parangón, haber aceptado la denuncia en base a ese video visiblemente manipulado".

Porreti, además, reiteró la idea de un complot político y económico: "Se complotaron una parte del Gobierno (municipal) con un sector privado que venía enriqueciéndose de forma explosiva, evadiendo los cánones correspondientes, y que veía que con mi intendencia iban a perder ese poder. Creo que se han complotado y esto se va a descubrir en la Justicia, pero la gente ya lo está vislumbrando", aseguró.

La justicia lo sobreseyó en agosto pasado de la acusación que le habían hecho los dueños de la disco Ku-El Alma. Ahora, la Suprema Corte bonaerense debe avalar o anular la decisión del Concejo Deliberante que destituyó a Porretti.

"Esto fue realmente una injusticia. Pero es parte del pasado. Ahora la decisión pasa por la Suprema Corte de la Provincia que tendrá que expedirse sobre si me restituye o no al frente de la Intendencia", señaló y aunque sostuvo que es "respetuoso de los plazos de la justicia", reveló que sus asesores legales estiman que antes de fin de año existe la posibilidad de que se defina la decisión sobre su posible restitución.

Comentá la nota