Porretti atribuyó la embestida del Concejo a una chicana política

El candidato a concejal afirmó que es una clara maniobra política, el informe de Procuración no es vinculante con la decisión de la Suprema Corte.

Roberto Porretti afirmó que el dictamen de la Procuración General bonaerense difundido en las últimas horas por el Concejo Deliberante de Pinamar fue una clara maniobra política para perjudicar su campaña electoral con vistas a los comicios legislativos del 28. El candidato a concejal, destituido de la intendencia municipal en junio de 2008, argumentó que "es una chicana política" haber reflotado ese informe que fuera emitido en febrero de este año. En el mismo se recomienda a la Corte de la Provincia de Buenos Aires rechazar el conflicto de poderes presentado por la defensa de Porretti y en consecuencia desestimar su pedido de restitución en el cargo.

"Es una chicana política, es parte del informe de Procuración que sabíamos nunca tuvo el ánimo de hacer un análisis objetivo de esta situación y sabíamos que no era favorable para nosotros, pero es una chicana política a 8 días de la elección", indicó Porretti al respecto. "Consideran que van a volcar el voto de los indecisos una semana antes sacando este tipo de noticias pero la gente va conociendo quién es Raúl Coria y qué es lo que pretende. En lo particular siempre hice campaña a partir de las propuestas, nunca hemos agredido a nadie ni de hablar mal del otro", se defendió.

Porretti afirmó que "es una clara maniobra política, el informe de Procuración no es vinculante con la decisión de la Suprema Corte, es de febrero y lo vuelven a sacar ahora en réplica a nada porque nosotros en las entrevistas no nos referimos al Concejo". Además, consideró que "evidentemente la intención de este grupo económico-político que se adueñó de alguna manera del poder de Pinamar no quiere que nosotros volvamos al Concejo porque le va a molestar entonces acude a esto. Estamos preparados para cualquier barbaridad porque en la última semana puede pasar cualquier cosa".

Sobre el accionar de los legisladores, el destituido intendente manifestó que "en el caso de algunos concejales tendrán que analizar mucho cuál es su responsabilidad dentro del HCD porque la comunidad lo dice. Haber aprobado un cambio de zonificación que hacía 15 años que estaba ese expediente y no se tocaba porque es una barbaridad, con la votación de algunos ese predio pasaba de valer un millón de pesos a diez millones de pesos. El aumento de la tarifa de Montemar lo aprobaron dos concejales y se abstuvieron todos los demás. Algunos concejales tendrán que salir a la calle y ver cuál es el concepto que el pueblo tiene de su labor". En particular, algunos legisladores dejaron entrever la posibilidad de que Porretti no pueda asumir una banca ante la falta de resolución de la Corte sobre el conflicto de poderes planteado a raíz de la destitución. Al respecto, el ex jefe comunal desmintió esa versión y aseguró que "no existe ningún inconveniente legal, estoy habilitado como candidato, la Junta Electoral me habilita para ser candidato, las boletas ya han sido oficializadas".

Comentá la nota