Te vas porque yo quiero que te vayas...

Ya es vox pópuli en los pasillos del Concejo Deliberante que el actual presidente mismo, Javier Pacharotti tendría los días contados frente al cuerpo.
Si bien aun no ha cumplido ni dos años en su mandato las desprolijidades que ha cometido son tantas, que ni sus propios compañeros de bancada y muchos funcionarios del Ejecutivo lo soportan.

El mal manejo de los recursos del Concejo llevaron a apresurar la salida del Secretario Administrativo Fernando "me lleve un vuelto" Paladino, quien no logró dibujar los números ante el gran faltante de dinero y desmanejo en horas extras otorgadas por Pacharotti.

Desde el ponto de vista legislativo, muchos sostienen que la gestión Pacharotti-Dibella es un verdadero cachivache, ya que todo asunto de importancia para la el bruerismo quedó teñido de grandes irregularidades. Es que al parecer Pablito "no sé un choto" Dibella, el nuevo secretario administrativo, esta mas preocupado en ser concejal que en hacer su trabajo para lo cual se le paga.

En lo político, Pacharotti hizo agua por los cuatro costados. Le hizo perder al bruerismo una concejal clave, Fernanda Caffaro, quien ingresó se fue pegando un portazo, por lo que Pablo Bruera tuvo que rogarle al sindicalista Alberto Maya de que vuelva para no perder el número mágico.

La Presidenta de la Comisión de Hacienda, Teresa Razzari, ya estaría anotada para ocupar el sillón de la Presidencia ni bien renueve como concejal. Para ello ya habría cerrado un acuerdo con el concejal Cristian Vicent para que éste a cambio del apoyo se quede con la Presidencia del Bloque.

Otra de las enemigas públicas del Pacha es la Presidenta de su Bloque, Susana Gordillo, quien en la última sesión lo trató de inmaduro y caprichoso.

Pacharotti, quien comenzó su gestión diciendo que seria de puertas abiertas tendría que comenzar rápidamente el traslado de sus pertenencias ya que todos concuerdan que no llega al 10 de diciembre.

Ni siquiera tiene la puerta abierta de su hogar, ya que abandonó a su esposa y a sus hijos por una piba más joven, como suele pasarle a algunos que agarran una pizca de poder y descubren que tienen el pito no solamente para hacer pis.

Comentá la nota