La popularidad de Zapatero se hunde hasta el 33 por ciento

Es el mismo nivel que tenía George Bush al final de su mandato.
La popularidad del jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se sitúa en el 33 por ciento de los españoles, el mismo que tenía el presidente norteamericano George W. Bush en la parte final de su mandato.

Rodríguez Zapatero solo está por delante de sus colegas de Perú, Reino Unido, Argentina e Irlanda de acuerdo al barómetro publicado por la Asociación de Comunicación Política sobre la valoración de presidentes a nivel mundial.

Por otra parte, los campeones en confianza y apoyo popular son dos latinoamericanos: el brasileño Luis Inacio Lula da Silva con 79 por ciento y la saliente presidenta chilena Michelle Bachelet con 78%.

En una entrevista con el director del diario El País, Javier Moreno, Rodríguez Zapatero atribuye este deterioro a la dureza de la crisis mundial. "Hemos tenido un golpe duro, muy duro, y es normal que tardemos algún tiempo en recuperar esa confianza", sostuvo el jefe de gobierno español, quien además admitió que cree que recuperará el favor de los ciudadanos "porque lo peor ha pasado ya".

Sin embargo, las encuestas revelan que una abrumadora mayoría de los españoles cree que el líder socialista no debe volver a presentarse como candidato del partido a la presidencia del gobierno para los comicios de mayo de 2012. Dos encuestas importantes señalan que el 66 por ciento y el 62% de los consultados, incluido el 50% de los votantes socialistas, opinan que el PSOE debe buscarse otro candidato.

"Hay que respetar los tiempos. Cuando corresponda en su momento se decidirá", respondió el jefe del Ejecutivo. Las tareas prioritarias son "sacar al país de la crisis, vencerla, ganar y recuperar la confianza ciudadana en el país y volver a recuperar empleo", enumeró.

El líder socialista quiere mantener a toda costa su política social. Los estímulos fiscales a la economía, un balón de oxígeno indispensable, seguirán actuando este año cuando se espera que lo peor de la crisis pase, la economía crezca y positivo y se genere empleo. El jefe de gobierno español reiteró en la entrevista que como presidente de turno de la Unión Europea en los próximos seis meses, uno de sus objetivos prioritarios será el alcanzar un acuerdo con el Mercosur. "De lograrse sería el mayor acuerdo comercial con la Unión Europea, ya que estamos hablando de 300 millones de ciudadanos y consumidores", precisó en diálogo con el diario español.

Comentá la nota