La popularidad de Lula no llega por casualidad

Por Fernando Gonzalez

La noticia aparece de repente pero ya no causa sorpresa. Inacio Lula Da Silva, Lula, como lo conocemos los argentinos, tiene casi 77% de popularidad según una encuesta de la consultora brasileña Sensus. Y se mantiene en niveles récord de imagen positiva que lo ubica por encima de la imagen que tenía cuando llegó a la presidencia de Brasil.

Al igual que la Argentina, Lula enfrentó una amenaza de crisis financiera y sufre una baja en la producción económica. Pero, segun los encuestadores, en Brasil ‘hay una fuerte esperanza en el futuro porque Lula logra transmitir un discurso positivo a la población y da la sensación de que el Gobierno está tomando medidas contra la crisis".

Lula le hizo frente a la crisis con medidas económicas y fiscales audaces, sostenidas en una profundización del consenso político lo que le permitió bajar la conflictividad para concentrarse más en la gestión.

Todo lo contrario de lo que estamos viendo en la Argentina, donde el gobierno de Cristina Kirchner utiliza la confrontación como arma predilecta en tiempos de crisis y debilidad electoral. Las últimas encuestas, que muestran un descenso vertical de la imagen de la Presidenta, indican con claridad cuál es el camino a seguir. El espejo donde mirarse está ahí nomás, cruzando las fronteras.

Comentá la nota