Se ponen en marcha proyectos para proveer de agua potable a 10 localidades del norte provincial

El ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, firmará mañana un convenio con la Regional Reconquista de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) para la realización de proyectos de provisión de agua para las localidades de Toba, Fortín Olmos, Santa Lucía, El Sombrerito, Tacuarendí, Los Amores, Cañada Ombú, Los Tábanos, Golondrina y Garabato, en el norte provincial.
La firma del convenio se realizará a las 11:00, en la sede del parque industrial de Reconquista, y de esta manera el gobierno de la provincia pondrá en marcha la realización de los estudios pertinentes para asegurar la calidad de agua para consumo humano en esas localidades, conforme a los requerimientos que impone la norma de aplicación.

Los informes que la UTN Reconquista realizará para el Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente estarán compuestos de proyectos ejecutivos, memorias técnicas y descriptivas, cómputos, análisis de precios, presupuestos, especificaciones, manuales de operación y mantenimiento de los sistemas de provisión de agua. El plazo de entrega es de cinco meses y tendrán un costo de casi 450 mil pesos.

EL MODELO VIGENTE

"El diagnóstico respecto del aprovechamiento, control y preservación de los recursos hídricos en las últimas décadas en la provincia de Santa Fe muestra un panorama delicado, con usos y control del agua que provocan fuertes impactos", indicó el Ministerio de Aguas en un comunicado.

El documento señala que "el modelo vigente de prestación de los servicios de provisión de agua produce una indisimulable discriminación entre las 15 poblaciones mayores de la provincia -que son atendidas por la empresa Aguas Santafesinas SA- y las 347 restantes, dado que el Estado asiste a los primeros y deja librados a su suerte a los segundos".

Al último grupo pertenecen 75 poblaciones que "carecen de servicio de provisión de agua por red y más de 90 poblaciones enfrentan severos problemas de calidad de agua, dado que la que obtienen de los acuíferos contiene fuertes concentraciones de arsénico, nitratos, flúor, hierro, manganeso y otras sustancias dañinas, aunque presentes en concentraciones menores".

"Como si ello fuera poco -señala el ministerio-, el grupo de poblaciones no asistidas por el Estado provincial tampoco cuenta, en gran medida, con desagües cloacales: sólo el 19 por ciento tiene redes de colectoras y tratamiento, con cobertura parcial de las áreas urbanas respectivas", indica el documento.

Para enfrentar esta situación, desde el Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente se está desarrollando una política hídrica provincial, a partir de un diagnóstico y una consecución de objetivos fundamentales propuestos, que se materializaron en la incorporación del agua (para subsistencia y desarrollo) como un derecho humano.

En este marco se ideó la aplicación de un nuevo modelo de prestación de los servicios de saneamiento, agua potable y desagües cloacales, poniendo en un pie de igualdad a todas las poblaciones de la provincia, sean o no asistidas por el Estado.

Comentá la nota