Ponen en marcha un proyecto de granjas y huertas familiares para el autoabastecimiento

El proyecto favorece la generación de trabajo genuino. Las actividades incluyen a todo el grupo familiar.
El Ministerio de Desarrollo Social, continúa impulsando una política social de inclusión y desarrollo destinado a las familias de capital e interior en situación socioeconómica vulnerable. En este marco, desde la Dirección de Economía Social para el Desarrollo Local, se realizó la firma de convenios asociativos y de autoconsumo, denominados, "Granjas y Huertas Familiares Autoabastecidas", con familias de las localidades de Nueva Coneta y Huillapima, en el departamento Capayán.

El proyecto favorece la generación de trabajo genuino y a la vez, promueve una alimentación sana y nutritiva para el núcleo familiar. Por tal motivo, funcionarios del área, el Subsecretario de Inclusión y Desarrollo, Franco Ferioli; la Directora Provincial de Economía Social para el Desarrollo Local, Liliana Méndez y el Director de Capacitación, Gabriel Vega, rubricaron juntamente con todos los beneficiarios incluidos en el programa, "Emprendedores", la documentación que formalizará el trámite administrativo, para la obtención de un fondo no reintegrable individual, por el importe de $ 2.924,- (dos mil novecientos veinticuatro).

Es oportuno destacar que son 86 familias beneficiadas y que las mismas poseen conocimientos en tareas agrícolas, como por ejemplo actividades de huerta y cría de animales de granja.

Durante la firma de convenios, el Subsecretario de Inclusión y Desarrollo, Franco Ferioli, manifestó que con esta acción se apuntala una vez más el objetivo del Gobierno de la Provincia de Catamarca, que estimula la generación de fuentes de trabajo genuino. Ferioli, dijo que desde este Ministerio, siempre se acompañará a la gente que quiera renovar el apogeo de las zonas más productivas del interior. Por último, dejó en claro que estos proyectos asociativos, se realizarán en toda la provincia.

Por su parte la Directora de Economía Social para el Desarrollo Local, Liliana Méndez, reconoció la necesidad de recuperar el valor del trabajo y la necesidad de retomar la costumbre familiar que acuñaba la manufactura de los alimentos producidos en la casa. Méndez, dijo que con este proyecto, las familias lograrán recuperar los conocimientos que fueron adquiridos históricamente para la elaboración del sustento diario. También recordó que, en el caso de Nueva Coneta, se revivirá su potencial económico innato.

Comentá la nota