Ponen en marcha un plan integral contra el narcotráfico en el norte del país

Con la puesta en funcionamiento del Sistema de Interdicción del Tránsito Aéreo Irregular (SITAI), que contempla la incorporación de un radar, aviones, helicópteros, vehículos terrestres de apoyo y 300 efectivos de Gendarmería a las tareas de control de la frontera norte del país, el ministro de Justicia, Julio Alak, lanzó ayer en Salta, un plan integral destinado a profundizar el combate contra el narcotráfico, el contrabando, el terrorismo, la trata de personas, el tráfico de armas y órganos, las migraciones clandestinas y otros delitos complejos que componen el entramado del crimen organizado transnacional.
En ese marco, el ministro adelantó que el año próximo serán incorporados tres radares móviles, tres aviones no tripulados, cuatro módulos de apoyo terrestre y dos helicópteros de gran porte "para potenciar el sistema con más equipamiento complejo de última generación".

El nuevo esquema prevé la expansión operacional en frente y profundidad con una extensión que penetrará en el territorio nacional, abarcando las zonas críticas de diez provincias argentinas: Salta, Jujuy, Chaco, Misiones, Corrientes, Formosa, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe.

La estrategia denominada Control Integral de Frontera "será conducida por la Gendarmería Nacional en estrecha vinculación con la Justicia Federal, las demás fuerzas federales y provinciales de seguridad, el ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas, la dirección nacional de Migraciones y la dirección general de Aduanas", anunció Alak.

"Esta nueva estrategia fortalecerá el despliegue institucional que posee la Gendarmería en la extensa frontera de nuestra patria, de más de 9.300 kilómetros", dijo el ministro, y consideró "trascendente" el lanzamiento del plan para enfrentar "el transporte ilegal de estupefacientes", que "se realiza mediante vuelos irregulares desde las zonas fronterizas".

En este sentido, precisó que 300 efectivos de Gendarmería especialmente entrenados como fuerzas especiales se suman a los 1.500 que ya desplegaba la fuerza en este sector de la frontera noroeste. En General Mosconi (Salta) funcionará el Centro de Reconocimiento y Operaciones contra el Narcotráfico, donde operará el radar móvil destinado por el ministerio de Defensa para la detección de vuelos ilegales; y se triplica la cantidad de aeronaves destinadas a esta misión, pasando de un avión y un helicóptero a dos aviones y cuatro helicópteros. También se amplía la flota de vehículos terrestres de apoyo, como camiones, camionetas, cuatriciclos y motos todo terreno."En virtud a que las vías de ingreso y penetración de las organizaciones criminales mutan en virtud de las políticas de control, el SITAI innova en el concepto de establecer unidades terrestres fijas, creando unidades móviles de desplazamiento rápido aerotransportadas, que puedan trasladarse a los distintos lugares que sean determinados por el sistema de inteligencia operativa", explicó Alak, y anunció que, "en una segunda etapa, a desarrollarse el año próximo, se prevé la ampliación del actual esquema tecnológico con equipamiento complejo de última generación, que permitirá potenciar el actual sistema con la instalación de tres radares móviles, tres aviones no tripulados, cuatro módulos de apoyo terrestre y dos helicópteros de gran porte".

Comentá la nota