Ponen en duda denuncias en General Pico

La judicialización de deudas que particulares mantienen con una financiera respondería a una estrategia defensiva, para evitar el pago de los compromisos. Hay dudas sobre la solvencia de las presentaciones ante la Fiscalía.
Las presentaciones realizadas en contra de la compañía Financiar SRL podrían no prosperar, si se confirma que los demandantes recurrieron a la Justicia como método para justificar el incumplimiento en los pagos. Así lo aseguró una fuente jurídica con acceso al contenido de los escritos que aterrizaron en los despachos de las fiscalías, donde se receptaron las denuncias.

Según se pudo establecer, la empresa que otorgó los préstamos a los particulares tendría en su poder toda la documentación certificada que avala cómo se entregó cada auxilio financiero, con la conformidad de los solicitantes y en pleno entendimiento.

En uno de los casos, el que tiene como protagonista a Carlos Solopi, la relación comercial se habría iniciado con un convenio firmado por ambas partes para financiar la puesta en marcha de un "feed lot". El acuerdo fue refrendado en abril de 2009, momento en que Solopi recibió una importante cantidad de cheques, 84 en total, por un monto de casi de 600 mil pesos. En una planilla de doble columna se habría especificado cada valor con su cifra, fecha y banco emisor. Al pie la firma de Solopi y su número de documento, episodio que contradice la versión entregada por el denunciante, acerca que desconocía esos cheques. Tiempo después, una serie de cadenas de incumplimientos por parte del solicitante del crédito provocó una mora por parte del deudor.

En principio había trascendido que el compromiso asumido por Solopi databa de octubre de 2009, según sus palabras, pero la documentación, que ya está en manos de la Justicia, avala que el pedido del crédito era de abril de ese año. La fuente agregó que la "judicialización" de las deudas respondería a una estrategia defensiva para justificar el no pago de los compromisos asumidos, que no prosperaría en función de la documentación que firmaron las partes. Además, aclaró que la importancia de los montos solicitados por los particulares requería de avales para garantizar el cobro, como lo solicita cualquier entidad bancaria.

Agilidad.

Con los casos conocidos de personas que buscan ayuda económica en financieras quedó al descubierto el déficit de la banca oficial y privada para otorgar créditos en tiempos ajustados a las necesidades de los solicitantes. Los más apremiantes parecen ser los relacionados con la actividad agropecuaria, cuyos titulares deben definir inversiones en corto plazo, en función de clima y épocas se siembra. Por eso, muchos productores recurren a las financieras donde con mayor agilidad se acuerda el monto de los préstamos.

La fuente precisó que en la trayectoria de Financiar, que opera en la zona desde hace más de una década, no existían antecedentes de conflictos con los clientes y que mantiene una cartera sólida. Desde la financiera, los directivos optaron por responder a las notas periodísticas a través de solicitadas donde dejaron sentada la posición de la compañía, desde la cual se asegura que toda operatoria crediticia está documentada como establece la ley y que no existe ningún tipo de anormalidad en los préstamos. Financiar había calificado de "aventurado" los reclamos presentados ante la justicia por los dos supuestos perjudicados, como también de "sugestivos" el momento en que se realizaron.

Comentá la nota