Ponen bajo la lupa el gasto salarial de los intendentes

El trabajo fue encomendado a un área de Gobierno. Hay jefes comunales que dicen gastar el 100% de lo que reciben por mes en sueldos.

Con la decisión de la Comisión de Participación Municipal de ajustar la ayuda que reciben los municipios más complicados financieramente, una dependencia del Ministerio de Gobierno pondrá bajo la lupa el gasto salarial de los intendentes que solicitan asistencia, para determinar las causas del alto compromiso. El trabajo consitirá en auditorías que buscarán conocer cómo gastan recursos los jefes comunales, especialmente aquéllos que dicen destinar el 80, 90 y hasta 100 por cien de la coparticipación mensual para los haberes de sus empleados.

La puesta en marcha de las auditorías fue votada por unanimidad por los integrantes de la Comisión que preside la intendenta oficialista de Icaño, Olga Santillán.

La medida se justificó por la necesidad de preservar el Fondo de Emergencia -de donde salen los recursos para ayudar a los municipios-, ya que por la política de cubrir a los que superaban el 70% de sus ingresos en sueldos, quedó desfinanciado.

Por ese motivo, la Comisión decidió ayudar sólo por enero, febrero y marzo, a los municipios cuyo compromiso es del 80% o más, e iniciar el análisis sobre cuyos resultados se decidirá la continuidad de la asistencia.

"La auditoría va a aclarar los numeros, para saber bien qué está pasando en esos distritos", dijo Santillán a El Ancasti.

El análisis correrá por cuenta del equipo técnico de la subsecretaría de Asuntos Municipales -a quien la Comisión solicitó el trabajo-, y se hará en un primer momento sobre las cuentas de los seis municipios que superan el 80%: Pomán, El Alto, Belén, Tinogasta, Capayán y Andalgalá.

La jefa comunal de Icaño dijo que la indagación se extenderá a otros distritos, como Fiambalá -cuyo intendente, Amado Quintar, reclamó también ayuda- y Recreo, que quedó fuera de la asistencia porque habría nombrado nuevos agentes en la planta permanente.

Santillán dijo que con la información de la auditoría se pretende asesorar a las comunas sobre medidas de contención del gasto y, eventualmente, un ajuste.

"Hay municipios que gastan más del cien por cien de la coparticipación en los sueldos, y hay que ver qué es lo que está pasando ahí", agregó.

La jefa comunal recordó que para este año, la Comisión de Participación puso reglas específicas para la ayuda. En este sentido, los municipios sólo recibirán ayuda en función del personal de planta a marzo de 2008, y con el costo salarial a diciembre de 2009. Esto significa que los intendentes deberán afrontar solos el costo que demandan los contratos y becas.

Además, ya se adelantó que no habrá ningún tipo de ayuda extra para hacer frente a los aumentos de sueldo.

Comentá la nota