Se pone en marcha la recuperación del edificio "La Redonda"

Se pone en marcha la recuperación del edificio El edificio será transformado en un centro cultural.
El gobierno santafesino firmará el contrato para iniciar los trabajos de recuperación y puesta en valor del emblemático edificio ferroviario, en el marco de la transformación integral del Parque Federal. El acto será el próximo lunes a las 12. La inversión será de 8,4 millones.

El gobierno de la provincia rubricará este lunes el contrato para dar inicio a los trabajos de recuperación arquitectónica y puesta en valor del edificio donde funcionó el taller de máquinas del Ferrocarril Santa Fe, denominado "La Redonda", que será transformado en un centro cultural.

El edificio, ubicado en inmediaciones de las avenidas Aristóbulo del Valle y Salvador del Carril, será destinado a uso público en el marco del proyecto de transformación integral del Parque Federal, que fuera anunciado por el gobernador Hermes Binner de cara al Bicentenario.

El acto, que será presidido por el ministro de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero; junto a la titular de la cartera de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; se llevará a cabo el próximo lunes, a las 12, en la sede del Centro de Acción Movimiento Comunitario (Camco) ubicado en calle Pedro Vittori al 4300 de la ciudad de Santa Fe.

También participarán el intendente Mario Barletta; del secretario de Obras Públicas de la provincia, Antonio Muiños; y del director provincial de Arquitectura e Ingeniería, Norberto Tarragó, entre otros funcionarios provinciales y municipales.

De acuerdo al decreto de adjudicación rubricado por el gobernador el pasado 3 de noviembre, los trabajos estarán a cargo de la unión transitoria de empresas (UTE) conformada por Mundo Construcciones SA y Coemyc SA y demandarán una inversión de 8.435.593,78 pesos.

La primera etapa de la obra, que cuenta con un plazo de ejecución de 180 días a partir de la firma del contrato, comprenderá trabajos de limpieza general, desmalezamiento, remoción de escombros y desperdicios, reubicación de tierra removida y el cierre general del sector edilicio.

ASPECTOS GENERALES

El proyecto desarrollado por el área de Arquitectura e Ingeniería del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda prevé la reposición de todos los cierres externos, como así también la refacción y restauración de cada una de sus partes originales.

La primera etapa contempla la reconstrucción de los techos. Primeramente se realizará la extracción total de las partes existentes y el recambio y recuperación de las estructuras, para luego avanzar en la construcción de nuevas cubiertas metálicas en la totalidad del edificio, para lo cual se utilizaran chapas onduladas prepintadas con canaletas, embudos y cañerías de bajada. Todo ello, dispuesto sobre mantos de aislación térmica de 10 milímetros de espesor y cielorraso monocolor.

Con relación a la mampostería, en interiores se realizará la extracción total de revoques y su completa reconstrucción hasta los nuevos techos.

En lo que respecta a exteriores de ladrillos a la vista, la restauración será total, con la intención de referenciar la memoria ferroviaria del edificio al estilo arquitectónico y a la época de su construcción. Se

efectuarán trabajos de limpieza para luego ir reconstituyendo partes faltantes o en mal estado, y pintando la totalidad de la superficie.

Las aberturas, las ventanas y puertas que estaban ubicadas sobre la avenida Salvador del Carril, en el extremo norte del edificio, serán reconstruidas y fabricadas conforme a su estado original. Desde la cartera de Obras Públicas indicaron también que se realizará el cierre de vanos (orificios de

iluminación en muros) con aberturas de aluminio y vidrios trasparentes de seguridad.

Finalmente, la primera etapa de los trabajos de restauración incluirá el cierre general del sector edilicio -unas 2 hectáreas del predio- mediante la colocación de tejido olímpico con un portón de acceso, para garantizar el control y seguridad de la obra en sus futuras etapas constructivas.

En igual sentido, será instalado un conteiner especialmente equipado para el personal de seguridad, como así también una instalación eléctrica aérea, con iluminación general de interiores y exteriores del edificio mediante reflectores.

SANTA FE CAMBIOS

En los primeros años del siglo XX se inicia una nueva etapa en la vida del Ferrocarril Santa Fe. Se trata de la instalación de una playa de maniobras para trenes de carga, en un amplio predio de 40 hectáreas donde hacia 1888 lo cruzaba el ramal F hasta San Justo y que, en 1907, llegaba a Resistencia

y Barranqueras vía Gobernador Vera.

La construcción de este conjunto se inicio a principios de siglo, una vez producido el traspaso definitivo de la propiedad de ferrocarriles a la compañía francesa de FFCC de Santa Fe, con la protocolización de los contratos de venta el 19 de abril de 1900.

A partir de este hecho la Compañía Francesa emprendió un extenso programa de nuevas obras con miras a modernizar sus instalaciones y mejorar sus servicios. En 1905 se adquirieron los terrenos necesarios; y 40 hectáreas para el enclave de "Santa Fe Cambios", 2 kilómetros al norte de la estación

central sobre la línea a Reconquista.

LA REDONDA

Dentro de este complejo ferroviario se destaca "La Redonda", una estructura cuyo anteproyecto de construcción data del año 1905, con forma de hemiciclo, que estaría destinada a la reparación de material de tracción.

Este edificio de forma semicircular de ladrillos vistos, techos a dos aguas, con cabreadas de hierro y cobertura de tejas francesas, se define como un arco de corona circular, de 60 metros de radio, que albergaba 40 fosas de reparaciones y aún hoy conserva enterradas una serie de vías que convergen

en forma de rayos en un punto central, donde funcionaba la llamada mesa giratoria. Este dispositivo desplazaba a las locomotoras radialmente hacia cualquiera de los 40 hangares que conformaban el cuerpo principal, donde luego serían reparadas.

Las crónicas señalan que en los mejores años de actividad ferroviaria -décadas del '20, '30 y '40- operaban dos locomotoras de maniobras las 24 horas, con 8 a 10 cambistas por turno, y salían alrededor de 20 trenes diarios. Santa Fe Cambios deja de operar como playa ferroviaria en el año

1990, siendo posteriormente abandonadas sus instalaciones.-

Comentá la nota