Pondrán en valor la plaza Solares y el Museo Liniers

Se trata de un proyecto municipal que financiará la Provincia. Se reducirá el tránsito en las calles circundantes al espacio verde. Las obras comenzarán en marzo.
La Municipalidad de Alta Gracia y el Ministerio de Obras Públicas de Córdoba presentaron la propuesta de "Unificación espacial y puesta en valor del conjunto jesuítico" de esta ciudad, ubicada a 38 kilómetros al sudoeste de la capital provincial.

Las principales intervenciones se realizarán en la plaza Manuel Solares, ubicada al frente del Museo Casa del Virrey Liniers. Este espacio verde se ubica en el centro del casco histórico de Alta Gracia y en un punto clave por su cercanía al Tajamar, el Obraje, la iglesia de Nuestra Señora de la Merced y el Museo Liniers. En 2000, este conjunto jesuítico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Los fondos para la realización de la obra provienen de la Provincia y el monto de la inversión asciende a 3,5 millones de pesos. La construcción comenzará en marzo próximo.

Durante una conferencia de prensa, se dio a conocer el plan para revalorizar el conjunto jesuítico. El proyecto se desarrollará en el marco de los festejos por el Bicentenario.

"Estoy convencido de que lo que nos identifica como altagracienses es el patrimonio cultural que tenemos", indicó el intendente de Alta Gracia, Mario Bonfigli.

Según el convenio entre la Provincia y la ciudad de Alta Gracia, el plazo de ejecución de la obra será de 18 meses. El municipio ejecutará el proyecto, pero será supervisado por la Subsecretaría de Arquitectura provincial.

Asimismo, la propuesta contó con la colaboración de diferentes organismos, entre ellos la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

El proyecto está basado en varios objetivos. Uno de los principales es conservar el concepto de las diagonales como puntos fuertes en el diseño.

El piso de las calles circundantes a la plaza Solares se reemplazará por un solado (tiene 15.740 metros cuadrados).

"El tema del solado fue uno de los que más se discutió dentro de la comisión ejecutora", destacó Bonfigli.

El análisis de los posibles revestimientos estuvo a cargo de Osvaldo Moreschi, físico de la UNC. El experto evaluó vibración, deslizamiento, posibilidades de frenado de vehículos, tránsito de peatones, durabilidad y absorción.

El material propuesto es piedra pórfido. Sobre la posibilidad de circulación de vehículos, el intendente señaló que no se verá perjudicada, pero sí reducida.

Tribuna callejera Incorporar un centro de visitantes en el que se refleje la historia de la ciudad y una tribuna para espectáculos callejeros es otro de los objetivos.

Al respecto, Karina Chuichic, secretaria de Turismo del municipio, explicó que será un lugar recepción del turista, con mayores comodidades.

"Habrá una reseña histórica de los distintos períodos que atravesó la ciudad, para que la gente pueda tener una visión amplia de la totalidad", destacó Chuichic. También se prevé la construcción de un bar sobre la terraza para los visitantes.

Accesibilidad física. Por otro lado, el intendente Bonfigli puntualizó: "Se trabajó mucho el tema de la accesibilidad, para que los ciegos y los discapacitados motrices puedan acceder a la plaza".

La propuesta incluye sistemas de terrazas, escalinatas y rampas, que se adapten a la topografía existente.

"La idea fundamental del proyecto es hacer que la plaza sea un espacio usable, accesible y que no compita con lo que tenemos en la ciudad, que son los monumentos", explicó la arquitecta Gabriela Díaz, a cargo de la propuesta municipal.

La Municipalidad realizará en las próximas semanas el llamado a licitación para la adjudicación de las obras.

Comentá la nota