Pondrán nuevas reglas para la ayuda financiera a municipios

Pondrán nuevas reglas para la ayuda financiera a municipios
La presidenta de la Comisión de Participación dijo que los intendentes deberán ajustar gastos.
Apenas asumió como titular de la Comisión de Participación Municipal, la intendenta de Icaño, Olga Santillán, ya marcó una diferencia con su antecesor, Humberto Valdez. Prometió un análisis exhaustivo de las finanzas de las comunas y dejó entrever que la asistencia de emergencia estará sujeta, en adelante, a que sus pares mantengan a raya el gasto, fundamentalmente en personal.

En una comunicación con Radio Ancasti, la jefa comunal dijo que "cada municipio tendrá que ajustar no solamente los gastos, sino que veremos cómo articular en lo que respecta a la metodología con que se distribuía la ayuda del fondo de emergencia, y hacer una revisión de esa fórmula que se aplicaba".

Comentó que mantuvo un diálogo con el subsecretario de Finanzas de la Provincia, Ángel Osman, con quien "se analizará la fórmula de aplicación para la ayuda" a cada distrito.

Para Santillán, la crisis que atraviesan los municipios, especialmente aquellos que destinan el grueso de sus ingresos para el pago de salarios, es una seria advertencia para los intendentes.

"Los desafíos son grandes; son tiempos muy difíciles los que nos va a tocar transitar en este período de la Comisión, donde, por empezar, el Fondo de Emergencia está desfinanciado. Entonces, esto obliga a una mayor conducción, a un mayor trabajo", explicó con respecto a la situación económica de las municipalidades y a las futuras ayudas que se otorgarán.

Santillán, quien antes que Valdez condujo la entidad que representa a las 36 comunas catamarqueñas durante dos períodos, habló de los desafíos que enfrentarán las comunas en este segundo semestre del año, en un contexto de baja de recursos y alto nivel de gastos.

Es que la crisis financiera internacional, la caída de la coparticipación y del nivel de actividad por diversos factores, complicó la situación de los municipios durante la primera mitad de 2009, dejando a algunos intendentes al borde de quedar imposibilitados de pagar los sueldos.

Por eso es que la mayoría tuvo que ser asistido con subsidios y préstamos para poder hacer frente a distintos compromisos, como el aguinaldo.

Comentá la nota