Los políticos "P" no llegaron a un acuerdo e irán a internas: El Justicialismo y una interna que terminará en el 2011

Los políticos "P" no llegaron a un acuerdo e irán a internas: El Justicialismo y una interna que terminará en el 2011
Castellano encabeza la lista de Perotti y Frana la de Peirone. Por primera vez, estos justicialistas, dejaron los amagues de enfrentamiento y dirimirán fuerzas en una interna. Es la preliminar de una contienda que terminará dentro de dos años con los comicios que elegirán al Intendente que cumplirá el período 2011-2015.
Las diferencias comenzaron desde el momento mismo en que Ricardo Peirone asumió su primer mandato como intendente y Omar Perotti pasó ocupar el ministerio de la Producción de la provincia, luego de volver de la derrota junto con Héctor Caballero ante Obeid. Los celos empezaron a provocar las primeras chispas de este cortocircuito político. Uno pretendía seguir siendo el "jefe" y el otro quería "vuelo" propio.

Pero las diferencias no son sólo políticas. Siempre hubo idas y vueltas. Dichos y contra dichos. Obras con nombres propios y referentes bien marcados. Distanciamientos y amagues de rupturas que, como en el 2007, se solucionaban minutos antes del cierre de listas.

En aquel entonces, el grupo de Peirone pensaba presentar una lista propia en un esquema de interna en donde los agrupamientos políticos más grandes tenían que definir sus candidatos porque había más de una lista. Además no se podía, como ahora, que ante la posibilidad de que se presente una sola lista por partido no se recurra a las internas dado que estaba en juego las diputaciones y senadurías provinciales.

De la noche a la mañana, mejor dicho de un sábado a la tarde, momento en que se realizó un plenario, a un lunes, la cuestión del justicialismo local cambió. En el mencionado acto se planteaba la firme posibilidad de que Peirone enfrente a Perotti en las internas del 1º de julio de 2007. La baja de Peirone dio lugar al resurgimiento de Daniel Monay de la mano del precandidato a gobernador Agustín Rossi.

Monay, en pocos días armó una lista coherente y consiguió que Marcelo Becklar entre en el sexto lugar de la lista del Intendente en las generales del 2 de septiembre de hace dos años. Las relaciones entre Perotti y Monay, luego de las elecciones siguieron por los carriles del respeto. La buena relación de los Kirchner con Agustín Rossi los unió un poco más después de los desplantes de 1995.

En tanto, Peirone consigue un lugar en la lista de los candidatos a diputados de Rafael Bielsa. Renueva en la Cámara por cuatro años mediante un acuerdo en el que Roberto Mirabella, hombre del riñón de Perotti, deja su lugar en la lista para que él la ocupe.

Las diferencias de los últimos dos años se hicieron cada vez más fuertes. Perotti, el año pasado, estuvo más cerca del Gobierno Central que ahora. Por ende más cerca de Rossi. Peirone aprovechaba la andanada contra los K y sus seguidores y fue oposición. El correr de los meses fue cambiando el perfil de cada uno. Reutemann volvió a aparecer en la escena provincial y Omar Perotti lo apoyó inmediatamente. El Diputado comenzó a estar más cerca del otro grupo de poder en el territorio, el de Agustín Rossi.

Hace un par de semanas el distanciamiento se hizo más público que nunca con el alejamiento de Daniel Frana, hombre de Peirone, del Gobierno municipal. El ex subsecretario de Fortalecimiento institucional dejó su lugar porque supuestamente no lo incluirían como el segundo en la boleta oficial. Entonces el Diputado apuntó con todo su propio espacio.

El nuevo capítulo

"La ciudad no tiene plan ni sabe hacia dónde va", fustigó primero. "Para acordar hace falta la voluntad de dos partes. Yo tengo voluntad. Pero no puedo entrar a una habitación en la que me cierran la puerta", remató hace un par de días Peirone.

Perotti pareció oírlo y al otro día, el viernes 27, Peirone entró junto con Frana al despacho del quinto piso a hablar con el Intendente. El saludo, según allegados fue de cortesía, como siempre. El propio Perotti abrió la puerta de la antesala. Un par de reproches cruzados y respuestas de ocasión iniciaron el diálogo.

Dos hombres de carácter firme. Uno diputado y otro Intendente. Ambos contadores y justicialistas. Dos líneas internas separadas por la conducción de la ciudad. La línea del Kirchnerista Carlos Borgna optó por ir por afuera de las filas del Peronismo y Monay casi no jugó. Espera ver que hace su jefe político.

La esperanza justicialista de la lista de unidad quedó en la nada cuando, en la medianoche del lunes, se presentaron dos boletas. Una la de Perotti con Castellano a la cabeza y la otra con Frana como número uno por el lado de Peirone.

Las internas serán el 5 de julio. Pero será simplemente una contienda, que más allá del resultado, terminará en el 2011, cuando haya que elegir intendente. Perotti dijo que este era su último mandato. Peirone puede volver después de dos períodos en la Cámara de Diputados de la provincia. Desde sus entornos dicen que "tiene ganas".

Habrá que ver como termina este capítulo en el que la pelea preliminar la encararán entre "Rafaela para Todos" de Peirone y "Por más Rafaela" de Perotti, para dirimir quiénes serán los candidatos del PJ. El combate de fondo es dentro de dos años. Habrá que ir comprando boletos para el ring side. Ahora empieza la etapa de preparación y cruces verbales.

Comentá la nota