Las políticas K llevaron a cerrar un tambo con apellido emblemático.

Las políticas agropecuarias del gobierno llevaron al cierre de uno de los tambos de una familia tradicional en la producción lechera del país.. Se trata de uno de los cuatro propios que posee la familia Magnasco en Tandil.
Según relató Atilio Magnasco, cabeza de familia de "Don Atilio Quesos", llegaron a esta situación debido a que las cosas fueron empeorando año tras año. "En un primer momento tuvimos que levantar el acelerador, hicimos una redistribución de siembras y vendimos vaquillonas y vacas viejas, que fueron al frigorífico. Ahora, directamente tuvimos que apretar el freno y cerrar el tambo", relató en Frente a Cano.

Asimismo, cuestionó las políticas del gobierno en materia agraria: "siempre se ha atacado al eslabón más débil y se ha pretendido que paguen los platos rotos los productores", sostuvo.

Además, dijo que el Ejecutivo es un "socio formidable" en la caída de los productores, con impuestos que encarecen la producción. "Hoy los productores reciben 83 centavos por el litro de leche cuando el proceso tiene un costo, como mínimo, de un peso", ejemplificó.

En otro orden, dijo que el gobierno realizó un mal diagnóstico de la realidad agraria. "Se suponía que el campo estaba lleno de plata y que ganábamos mucho, más de lo que merecíamos", indicó y agregó luego que por ello se tomaron una serie de medidas que no eran para nada adecuadas. "Encararon para el lado de los tomates. No sé si lo hicieron a propósito o por torpeza", sostuvo.

Finalmente, cargó las tintas contra el matrimonio presidencial. "No creo que Moreno sea el culpable de las medidas para el sector, él es un empleado de los Kirchner y son ellos los que les dan las directivas a tomar", concluyó.

Comentá la nota