La política en verano: Por Arnaldo Razkin

Llegó el día esperado. El Día del Diálogo, en el que el gobernador Mario Das Neves esperará, seguramente con medialunas de la panadería del radical expulsado Alejandro Papaiani, al presidente de la UCR, Mario Cimadevilla. Pero el encuentro trascenderá absolutamente los aspectos formales de la reunión, para incursionar en la interna tanto del oficialismo como de la oposición, con efectos inesperados.
Es que como en uno de esos trucos y pases de mano de la política que nadie puede pronosticar, el llamado al diálogo le reportó al gobernador Das Neves un rédito inmediato y muy jugoso: Logró, una vez más, dividir a la oposición, y generar un fuerte ruido interno en la UCR, que había logrado algo de calma tras la última renovación de autoridades partidarias, pero que se hizo añicos como un espejo roto contra el suelo por una razón bien sencilla: El titular de la UCR, Mario Cimadevilla, se apuró tanto a aceptar el convite a dialogar con Das Neves, que dejó desairados y desprotegidos a muchos dirigentes importantes que lo habían acompañado hasta aquí.

Entre ellos, algunos con expectativas electorales como Carlos Maestro, u otros de indubitable peso institucional como Hipólito Solari Yrigoyen, quien pidió que antes del diálogo, el Gobernador pidiese disculpas por varios años de adjetivos insultantes con la mayoría de la dirigencia radical.

Esto, por no hablar de los planteos del radicalismo de Comodoro, que le recordó a Cimadevilla que un presidente de la UCR estuvo preso a poco de andar la primera gestión dasnevista, con todo lo que ello significó; y que después fue absuelto. Lo curioso es que la carta de los comodorenses, que fuera hecha pública, está repleta de los argumentos que el mismo Cimadevilla usó para llegar a la presidencia de la UCR, discurso con el que buscó diferenciarse del lizurumismo, por ejemplo, desde el 2003 hasta hoy.

Mario Cimadevilla.

La reunión secreta

El llamado al diálogo que impulsó el gobernador Mario Das Neves, por razones que nada tienen que ver con la interna radical, aunque sí posiblemente con su posicionamiento nacional, tiene un pecado de origen: Hubo una reunión previa de la que nadie habla, en la que Cimadevilla se apuró a aceptar la invitación sin medir la «temperatura política» interna de la UCR, algo en lo que hasta ahora había sido un experto. Y tendió la mano rápidamente sin consultar a los dirigentes que forman parte importante del principal partido opositor. Así, los desairó, y además generó una incomodidad indisimulable. ¿Por qué el apuro en aceptar el diálogo con un gobernador que había sido duro con la UCR como nadie antes en la vida institucional de Chubut?

Las fuentes consultadas admiten algo. Hubo una reunión previa, y secreta, en el domicilio de Cimadevilla, donde el presidente del Comité Provincia recibió a tres importantes dirigentes del peronismo provincial. Uno es ministro, otro, hombre de confianza de Das Neves, y el otro es uno de los «jóvenes brillantes» del peronismo de Trelew. En aquel cónclave, se acordaron los términos del llamado al diálogo. El problema es que Mario Cimadevilla llegó a un acuerdo que implosionó en el radicalismo, al punto tal que el diálogo recibió críticas del propio Carlos Maestro, de Solari Yrigoyen, y de sectores importantes como el radicalismo de Comodoro. Todos, además, habían apoyado a Cimadevilla en su llegada a la presidencia partidaria.

Hipólito Solari Yrigoyen Carlos Maestro.

Los aliados de plomo

Como derivación inesperada del llamado al diálogo y de las fuertes presiones internas en el radicalismo, el gobernador Mario Das Neves se encuentra hoy con que su principal hombre de confianza en la oposición es justamente Cimadevilla, a quien ha criticado en los últimos años con extrema dureza, lo mismo que a la mayoría de los dirigentes radicales que no han quedado del lado del lizurumismo, cuando la UCR se partió del todo a raíz de la aprobación de los contratos petroleros con Pan American Energy, y la consecuente expulsión de seis diputados. Así cambió diametralmente el tablero de la política chubutense, con un gesto tan simple como llamar al diálogo, al que Cimadevilla concurrirá acompañado de Raúl Barneche y Roberto Risso. Fue suficiente para que las diferencias que subsistían en el oficialismo partidario de la UCR salieran una vez más a la luz, indicando que a pesar de haber dejado el gobierno hace ya más de cinco años, no logran conformar una opción atractiva para la gente. Por el contrario, las cuestiones internas siempre parecen más importantes.

Todo se mueve en el peronismo...

... aunque pocos lo reconozcan en público. Una serie no tan sigilosa de reuniones de las que participan intendentes, funcionarios del Gobierno, ex funcionarios, empresarios afines al PJ y dirigentes históricos, se vienen sucediendo a lo largo de todo el verano, pero se han intensificado en las últimas dos semanas.

«Todos quieren saber qué va a pasar con ellos. Hay muchos intendentes que, por ejemplo, quieren saber si la intención (del Gobernador y el Gobierno) es jubilarlos en el 2011, de la mano de la reforma constitucional», se sinceró uno de los participantes habituales en esos tantos encuentros.

La lista de los inquietos por su probable «retiro involuntario» de la política y los sillones que ocupan, en algunos casos, desde que eran jóvenes que no peinaban canas, es intranquilizadoramente larga para el gusto de los estrategas oficiales.

«Anotá desde Carlitos Mantegna hasta el Rafa Williams, pero pasa también por Martín Bortagaray y otros tantos nombres como ésos», dijo una fuente calificada del PJ sobre el filo del fin de semana pasado.

Ese observador apuntó un dato por demás interesante, que luego pareció cumplirse. «En la reunión de Lago Puelo, hay quienes pretender plantear esas preguntas, porque los referentes del Gobernador les están pateando los tobillos hace meses y no quieren quedar afuera sin que, por lo menos, les digan de frente, por qué ya no son útiles» esos veteranos jefes comunales, apuntó.

La reunión que no fue

Casi en sintonía con este clima, un oportuno malestar físico obligó al gobernador Das Neves a reprogramar sus actividades y suspender su presencia en la región cordillerana, con lo que la reunión del PJ también quedó pospuesta.

Los que conocen la intimidad de Fontana 51, sede de la Residencia Oficial del Gobernador, aseguran que -por fortuna- la indisposición del jefe del Poder Ejecutivo fue de un carácter muy leve.

«Habló con todos los que venían con mala cara en las últimas semanas, para tranquilizarlos y prometerles que hay espacio para todos, si nadie se prende en ninguna interna», explicó uno de los colaboradores habituales de Das Neves, que ve las señales de la inquietud peronista como un elemento de cuidado.

Es que pocos intendentes han olvidado aquel discurso en el que el Gobernador les pidió que dieran «un paso al costado», para posibilitar la renovación en el 2007.

«Les habló con el corazón y le respondieron con el manual del peronismo: sólo se va el que pierde y si lo empujan», recordó un integrante de las estructuras burocráticas del PJ, que se mantienen intactas, inmunes al paso del tiempo.

La reforma

Por eso, la posibilidad de una reforma constitucional que ignore sus opiniones y en no pocos casos sus intereses, es una alternativa que los intendentes observan con mucha desconfianza, aunque para afuera asientan y aplaudan.

Es que no hay nadie con vocación de sacrificarse en el altar de la «modernización» de la política, que más de uno teme que llegue envuelta en los acuerdos del «diálogo político» entre el Gobierno y los partidos opositores con representación parlamentaria.

Por eso, los jefes comunales (con la excepción de aquéllos que vuelan con alas propias, como el madrynense Eliceche o el trelewense Mac Karthy) desempolvaron un número antiguo y lo volvieron a discar, preferentemente desde teléfonos fijos, más confiables que los celulares.

«Hola, habla Norberto ¿qué hacés?», es la respuesta primera que oyen esos espíritus intranquilos, que aseguran que todo lo que quieren ahora es «hablar del peronismo, con los peronistas», un carácter que sólo reconocen en Mario Das Neves y Máximo Pérez Catán, cuando se refieren al Gobierno.

Por eso, aunque nadie quiere sacar los pies del plato, más de uno piensa que el plato no es tan seguro como lo era hace unos meses y, con la vieja lógica del peronismo, buscan los caminos que les permitan mantener y mantenerse en el ejercicio del poder.

«¿Viste que a nivel nacional se habla de una «Liga de Gobernadores»? No te extrañe que haya alguno pensando en una Liga de Intendentes», señalan otros voceros frecuentes de lo que pasa puertas adentro del PJ.

El poder de Comodoro

La sorpresiva designación del comodorense Eduardo Arzani en el Ministerio de Comercio Exterior, fue otro de los datos salientes de la última semana.

Es que el nombre del flamante ministro detonó una larga serie de especulaciones, dentro y fuera del peronismo.

«Es un hombre más de Guinle que de Buzzi, pero fundamentalmente es el hombre del proyecto de Comodoro para ir armando el 2011», aseguran casi todos los mentideros de la política.

De la mano del nuevo funcionario del Gobierno, llegaron versiones destinadas a sonar con fuerza en la interna del peronismo.

Hay una especialmente jugosa y no es otra que la que sostiene que el senador nacional Marcelo Alejandro Horacio Guinle es uno de los nombres que el Gobierno y el Gobernador consideran dentro de la lista de los probables candidatos a sucederlo en el 2011, si la fortuna electoral continúa sonriendo al PJ.

Guinle arrancó siendo kirchnerista en el 2003 y en ese carácter llegó a convertirse en presidente provisional del Senado, un lugar que dejó cuando Néstor Kirchner consideró que era más útil para su proyecto sellar su amistad con Mario Das Neves, que mantenía entonces una enconada disputa con el comodorense.

El atildado y tranquilo legislador caminó un tiempo por el desierto, escoltado por apenas dos o tres fieles, pero el tiempo, su paciencia y una indiscutible habilidad para volver eternamente, lo depositaron como un aliado confiable en el dasnevismo.

La fuerza del desembarco de Arzani...

... precedido por una ola mediática con pocos antecedentes para un ministro de este Gobierno, potenció otras especulaciones, una de calibre mayúsculo.

Por impericia, apuro o por las ansiedades juveniles, trascendieron algunas líneas gruesas de un plan de impecable legitimidad política: depositar en Fontana 50 a un dirigente del peronismo de Comodoro Rivadavia en el próximo turno electoral.

«Es uno de esos dos nombres, Guinle o Martín Buzzi, aunque a Martín lo complica la gestión, que es muy complicada siempre y ahora un poco más, con la crisis del petróleo encima», anunció y advirtió uno de los pesos pesado del peronismo petrolero, para el cual el ascenso de Guinle significa el descenso de dos hombres del oficialismo.

«El Tano Di Pierro ya venía diciendo que quiere tener un rol menos activo y Roddy Ingram puede entrar en otro recambio del Gabinete», anunció y advirtió esa misma fuente.

Ninguno de los dos dirigentes goza de la simpatía de Guinle, cuyos operadores los acusan de haberlo «pateado en el piso», cuando el senador estaba lejos de las simpatías oficiales.

Por eso mismo, el dato no es ocioso en ninguno de los análisis sobre la realidad inminente en el peronismo de Chubut, sumergido en discusiones que pocos habrían adivinado hace unos meses.

La interna regional

«Si ése es el planteo, lo que vamos a tener va a ser una interna regional. El peronismo del Valle confrontando con el PJ de Comodoro y en esa, ganamos nosotros», especuló uno de los dirigentes que confía en las chances del intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, que ha sorteado con habilidad singular las acechanzas del internismo.

«Tiene el mismo nivel de diálogo con Buzzi, que con Rafael Williams, a pesar de que el Rafa tiene perfil de aliado cercano», aseguran los que trabajan en las oficinas cercanas al despacho del jefe comunal, que no ha abierto la boca sobre estos asuntos.

Los que dicen conocer su pensamiento, sostienen que Eliceche sólo hablará en concreto de sus aspiraciones «después de las elecciones» de este año, en las que debe obtener un resultado categórico, si quiere mantenerse en la carrera.

«La idea es no comprar ninguna interna, ni nacional ni provincial, y mantener unido al peronismo de la ciudad» detrás del mismo objetivo que acunan los comodorenses, es decir contar con un Gobernador con domicilio en Puerto Madryn.

«Tiene las cuentas ordenadas y no se va a pelear con nadie hasta que no llegue el momento en que convenga hacerlo o no haya más remedio», precisan los hombres del intendente.

Tal como están tiradas las barajas sobre la mesa, la perspectiva de una interna «territorial» en el PJ, fue un tema cotidiano en las charlas de la política provincial.

Furioso I

Es el diputado provincial Ricardo Sastre. Cuentan que se puso muy mal cuando vio publicada en el Diario de Madryn, una nota tras la que adivinó mucha «letra» de sus adversarios del Provech. «Eso se los dictó el marido de Marisol Codina», dijo una fuente cercana al diputado, de quien -dicen- está harto de sus compañeros de ruta de génesis radical. El problema es que el dirigente -una de las principales fuentes de votos del Provech- no tiene mucho lugar en el peronismo «oficial» de Puerto Madryn, monopolizado por el intendente Carlos Eliceche, el diputado Miguel «Manara» González, y en menor medida por Ricardo Lázaro y Carlos Pascuariello, aunque este último habla bastante con Sastre. Lo cierto es que la publicación le hizo «subir la espumita» al diputado, quien le pasó la lista de sus reclamos al joven Pablo Das Neves. Cuentan que la conversación fue más que interesante.

Igualmente, los días Sastre como presidente del bloque del Provech parecen estar contados. Todas las fuentes consultadas coinciden en afirmar que el reemplazante del madrynense, no sería otro que Néstor «Quique» García.

Como se sabe, Sastre mantiene una muy buena relación con Mario Das Neves, y hay quienes sostienen que solamente un llamado del Gobernador en persona sería la única alternativa para dar vuelta una decisión que ya está tomada.

Augusto Cervo.

Furioso II

Es el ex ministro Agusto Cervo, quien se habría desahogado de sus desilusiones políticas en un gimnasio de Playa Unión, donde descargó la bronca por el «abandono» que de él hizo en el dasnevismo ante un insólito auditorio. Es que Cervo pasó de ser uno de los «jóvenes brillantes» de la política, a desempleado. Pero... no hay mal que por bien no venga. Cuentan que en uno de los largos paseos del ex funcionario por Playa Unión, fue recogido por una «ambulancia», que lo aconsejó, y le dejó un número de contacto.

¿Más enroques en el gobierno?

Una versión comenzó a circular con fuerza en los últimos días en Casa de Gobierno. Es la que indica que otro hombre fuerte de ese partido provincial podría ocupar un lugar en el gabinete provincial. Todos los cañones apuntan al intendente de Cholila, Miguel Castro, quien desde hace tiempo viene trabajando en conjunto con el Ministerio de Gobierno que conduce Máximo Pérez Catán. Según estos rumores de pasillo que dicen avalarse en charlas avanzadas con las máximas autoridades del Ejecutivo, se estaría evaluando la alternativa de que Máximo deje esa cartera por el fuerte desgaste que produce en lo personal y ante la sociedad, para ser reemplazado por Castro, quien obviamente debería pedir licencia en su cargo de intendente municipal. Siempre de acuerdo a la misma especulación, la idea no es que Pérez Catán se vaya a su casa y se retire de la escena política, sino todo lo contrario, que ocupe otro lugar más trascendente y menos conflictivo. Lo que sí aclaran las fuentes bien informadas, este movimiento de piezas no se haría a corto plazo, sino dentro de varios meses.

EL PRONOSTICO DE LA SEMANA

Lunes - Rayos, truenos y alguna lucecita al final del día para la UCR. Empieza el diálogo político.

Martes - Sale sol brillante a las 7 y media de la mañana para el Provech. Sigue el diálogo político.

Miércoles - Un día espléndido para Roque González, nubes en el resto del Pach. Todavía hay diálogo político.

Jueves - Tiempo inestable para el ARI, el diputado Urbano va con paraguas a Rawson. Hay más diálogo político.

Viernes - Mañana tranquila para el Partido Justicialista de Chubut, que sólo dice que sí. Termina el diálogo político.

Sábado - Viento fuerte sobre diarios, radios y sitios de internet. Se vuelan las palabras del diálogo político.

Domingo - Fiesta de guardar, temperatura de elevada tirando a caliente en muchos partidos. No hay más diálogo y mañana será otro día.

Una de martilleros

En la sesión del 12 de diciembre pasado, los diputados del oficialismo realizaron una pequeña modificación en la ley que establece los requisitos para los martilleros públicos. El mismo consistió en eliminar una de las disposiciones, la que establecía que quedaban inhabilitados quienes tenían inhibidos sus propios bienes. El tema hubiera pasado desapercibido, si no hubiera sido porque una vez que la ley fue promulgada, a los pocos días se presentó en el Superior Tribunal de Justicia, un hombre de Comodoro Rivadavia, solicitando se le restablezca la matrícula que tenía suspendida por haber sido inhibidos sus bienes y fue el único caso de entre los cerca de 50 martilleros que hay en la provincia. Hasta aquí el caso tampoco llama tanto la atención, si no fuera porque el aludido es hermano de uno de los diputados del PJ. «No sería la primera vez que se hace una ley que lleva nombre y apellido», dicen dentro del ámbito judicial, donde el legislador en cuestión tiene pocos amigos, y prometen que no se quedarán de brazos cruzados.

Cuidado. Viene Néstor a Chubut

Después de conocida la noticia de que Duhalde andaría por Comodoro, alguien que bajaba para el sur pasó con el mensaje, tranquilizador para algunos, intranquilizador para otros. Parece que después de la visita de la presidenta Cristina Fernández a la provincia, el 13 del mes próximo, el que andará por Chubut será el ex presidente Néstor Kirchner, quien tendría planeado reuniones «para hablar de peronismo y de peronistas» en Trelew, Comodoro, Madryn y la cordillera. Uno de los anoticiados ya sería el intendente Gustavo Mac Karthy. ¿Irá a recibir bien a las «visitas»?.

Comentá la nota