Política en verano: Por Arnaldo Razkin

La novela de Arnaldo, como André: Arnaldo Razkin es un personaje del verano. Se irá con el último calorcito de la temporada, en unos pocos días más. Su presencia efímera no debió provocar tamaña repercusión en el Gobierno, en la política y también en veteranos colegas, conmovidos por la figura inusual del «meteorólogo» que alguien imaginó en Fontana al 50.
Escribiendo al pasar y esquivando las ráfagas de fina arena chubutense, Razkin logró varios improperios y -también- algunas definiciones de peso.

Por ejemplo, ahora todos sabemos y lo tenemos confirmado por la boca del protagonista y sus voceros más cercanos, que Mario Das Neves no será dos cosas: cardenal primado de la Argentina y Gobernador del Chubut, esto último por lo menos hasta el 2015, cuando la Constitución lo habilita nuevamente.

La primera opción no pertenecía a la política y por lo tanto nunca aquí se tomó en cuenta. La segunda de las definiciones, en cambio, retumbó no sólo en estos laboratorios, sino que trepó por el cuero duro de todos los dirigentes del PJ.

Es que la definición de Das Neves lo que hizo, objetivamente, es abrir el campo a la pelea por su sucesión en el próximo turno gubernamental.

Y ahí apareció, o reapareció mejor dicho, un dirigente que no contaba para casi nadie, incluyendo los habitantes del Palacio del Poder Ejecutivo en Rawson, el intendente de Trelew, Gustavo Mac Karthy, inesperadamente abrazado por las primeras espadas del Gobierno en estos días.

Uno por aquí, otro por el Golfo

Pero ahí está también, parado sobre la cosecha formidable de exposición pública favorable que le significó el verano en su ciudad, el madrynense Carlos Eliceche, de quien se dice tiene dos objetivos principales para este año, en el marco de su precandidatura a la Gobernación por el PJ, en el 2011.

El primero de esos objetivos no es otro que el de obtener una victoria acumulando la mayor cantidad posible de votos, en los comicios del mes de octubre.

Por eso, dicen en la ciudad del Golfo Nuevo, que a pesar de las múltiples señales en contrario, el peronismo madrynense todavía insiste en buscar la reelección de la diputada nacional Nancy González.

«Una figura local siempre atrae más votos, especialmente en una elección como ésta, que no es muy atractiva para el votante común», sentencian dirigentes del PJ local.

Pero el Gobierno ha permanecido inmune a esa demanda, en apariencia al menos. El reclamo del lugar propio en la boleta, hay que aclararlo, no es del intendente Eliceche, sino que parte del dasnevismo más puro de la ciudad: el que encarna el diputado provincial Miguel Angel González, hermano de Nancy e histórico referente en Madryn de la agrupación que comanda el Gobernador a nivel provincial.

«Si no va Nancy en la boleta, nadie puede asegurar que los votos de Manara vayan a parar al candidato del Gobierno, en una eventual interna en el 2011», sentencian los que aseguran conocer la historia de las vendettas en la política.

Pero hasta ahora, todo eso son apenas «chismes de cuarta» categoría, dichos en pasillos oficiales y a las apuradas.

El segundo de los objetivos del intendente Eliceche es de orden práctico y apunta a mantener ordenada la economía y estables las fuentes de empleo.

En su entorno consideran que si esas dos variables se mantienen «en caja», la imagen rutilante de los mega-eventos, como el Rally Dakar y la Defensa 15º de Narváez, lo harán subir de manera sólida en el resto de la provincia.

¿Y el Rafa?

Con la sucesión abierta, otro que encontró un resquicio para colar su perfil tan similar al del santafesino Hermes Binner, es otro intendente. Se trata de Rafael Williams, mucho más conocido como «El Rafa».

Williams debió pelear mucho con su historia de «pueblo pre-existente» al dasnevismo, una condición que muchos de los advenedizos de la primera hora posterior a la victoria, no perdonan fácilmente.

El cordillerano es una persona de carácter afable, pero fue capaz de pegar un golpe en la mesa, cuando el «Modelo Chubut» dejó abajo del escenario a él mismo y a su ciudad también.

Desde aquel entonces, el hombre pareció haber cobrado otra dimensión hacia adentro del PJ y también en el interior del Gobierno.

Un dato de ese crecimiento puede hallarse en las palabras de Das Neves, que luego de aquel encontronazo volvió a ubicarlo en la grilla de potenciales candidatos a colocarse el traje que, según anunció la semana pasada, dejará colgado el 10 de diciembre de 2011 en Rawson.

¿Y el candidato del kirchnerismo?

Con la cancha abierta para cualquier juego, hay que contar en el equipo de los posibles sucesores al ex ministro coordinador y secretario de Pesca de la Nación, Norberto Yauhar. Debe ser, por lejos, el precandidato menos potable para el dasnevismo, pero el hombre está, amenaza con juntar apoyos, y ya sabe que no tendrá que pasar el trago amargo de enfrentar a Das Neves.

Lo que todos se preguntan en Chubut, ahora que la sucesión es una carrera sin postas hasta 2011, es si realmente la cancha está apta para jugar, o habrá «sorpresas» para los que vayan asomando la cabeza. De hecho, después del acto del 3 de octubre último, con el lanzamiento del Modelo Chubut, quienes aportaron militando en la «interna» oficial recibieron coscorrones. Así es que habrá que ver si las nubes se despejan un poco. Algo es seguro, de aquel mapa famoso con tantos precandidatos el año pasado, ahora la grilla es más pequeña. Algunos se cayeron, y otros aparecieron de manera inesperada.

Mientras tanto, la gran pregunta es con quiénes se hablan los temas trascendentes de la provincia, con la carrera sucesoria lanzada a full. ¿Con el Gobierno? ¿Con los precandidatos? Ni hablar, cuando esté «el» hombre establecido.

Por lo pronto, Mario Das Neves tiene una llama encendida, y es la de la precandidatura presidencial. Este es uno de los datos firmes de la política provincial, después de tanto jaleo de verano.

La boleta única, también en Chubut

«No me invitaron. Por eso no fui. Pero además yo quiero proponer que el radicalismo lleve al diálogo con el Gobierno dos temas. Uno es el de la disculpa previa del Gobernador, por los insultos constantes a legisladores y dirigentes partidarios; y el otro, que el Gobierno se sume al compromiso de impulsar la boleta única para las elecciones de este año. Que demuestre con hechos que es cierto que se enfrenta a Kirchner».

Todo eso, junto y en un solo párrafo, dijo el diputado radical Carlos Lorenzo a quien quisiera oírlo este fin de semana, incluyendo esta columna, por supuesto.

La «no invitación» señalada por el legislador, se corresponde con su ausencia en la reunión que la conducción de la UCR y sus compañeros de bancada protagonizaron en Esquel, durante la que se pidió la opinión de los afiliados sobre los temas que deberían hablarse con el Gobierno, el próximo día 16.

«Hay que poner a Chubut en el mapa nacional y tratar de avanzar seriamente en un acuerdo con el resto de la oposición. Para eso, no puede haber candidatos lanzados. Que se bajen todos» los que están en esa condición, pidió además.

En sintonía con la primera de las posturas de Lorenzo, el Comité Comodoro del Pach también pidió un pronunciamiento conjunto por el tema de la boleta única, en un comunicado oficial la semana pasada.

Touriñán y sus dos presidencias

El presidente del bloque de diputados provinciales del PJ, Javier Touriñán, deberá resolver en poco tiempo una cuestión que tiene pendiente desde el año pasado.

Es que el Poder Ejecutivo confirmó que enviará, en breve, el proyecto de ley que creará una «Empresa Provincial de Energía», cuya presidencia le ofreció el propio gobernador Das Neves a Touriñán, unos meses atrás.

El legislador había hecho entonces un guiño favorable a su pase hacia el Poder Ejecutivo, pero luego se encontró con un pedido casi unánime de sus compañeros de bancada.

«Quedate, porque si te vas nadie garantiza que el bloque no se rompa» con el correr de los meses y la explosión de las diferencias que, hasta ahora el liderazgo del comodorense, ha mantenido controladas.

«La primera pelea va a ser por la sucesión. Todavía no entró la ley y ya tenemos tres candidatos: Oscar García, "Menen" Fernández y Rosa Muñoz, sin contar a Manara González», enumeró de corrido uno de los integrantes del grupo parlamentario provincial del peronismo.

Otro desencuentro con Néstor

Hablaron hace muy poco, después de meses y meses de silencio, matizados con críticas del chubutense, sin respuesta de parte del santacruceño.

Cuando se renovó ese diálogo, allá en la Quinta de Olivos, casi al final del período de descanso del gobernador Das Neves, en enero último, la paz pareció haber llegado, por lo menos hasta la fecha de las elecciones parlamentarias de este año.

Pero siempre se dice que la política es dinámica, cambiante y -más de una vez- desconcertante.

Quizás por eso nadie se sorprendió demasiado cuando, en la semana pasada, Das Neves descargó una nueva andanada de críticas contra Néstor Kirchner, el kirchnerismo, la presidenta Cristina y muchas de las políticas del Gobierno Nacional, incluyendo las referidas al campo y a las relaciones internacionales.

Una frase, cuentan los que hablan con referentes nacionales del PJ, enojó especialmente al matrimonio presidencial.

«Fui una de las pocas personas que le dijo a Kirchner que él debería haber sido presidente 4 años más, creo que el esquema cerraba con 8 años de Kirchner», pero Néstor y no Cristina, le dijo Das Neves a Chiche Gelblung en el Canal 26.

Por si eso fuera poco, le adjudicó «soberbia» a Néstor y afirmó que la gestión de Cristina sólo será plebiscitada «en Capital, en parte de Buenos Aires, y creo que Córdoba y Santa Fe», es decir donde el PJ a priori puede perder.

Aunque se sabe que los dichos de Das Neves cayeron mal, con dirigentes tan pasionales en sus relaciones, nunca se sabe cuándo pueden aparecer juntos en otra foto, ¿o no? Incluso algunos habían especulado con que lo invitarían a España, cosa que finalmente no ocurrió.

33 por ciento, el aumento sindical

Casi como en una paritaria con la estructura política del PJ y el Gobierno, los sindicatos avanzaron decididamente con una demanda histórica: el reconocimiento del cupo del 33 por ciento en las listas de candidatos del oficialismo.

«La cosa es así. La Rama Femenina ya tiene el 33 por ciento, con la Ley de Cupos; la Rama Política tiene más que eso y la Cuarta Rama, la de los jóvenes, se ha quedado con casi todo el Ejecutivo, ¿me querés decir por qué nos tenemos que quedar afuera nosotros?», explicó y se preguntó con tono de respuesta uno de los gremialistas «moderados», pero que también avala la demanda de la Rama Sindical, que simplemente quiere a uno de los suyos en la boleta.

«Con cuatros Ramas, la cuenta da 25, no 33 por ciento», apenas si le pudo decir el periodista a su interlocutor, que prometió que habrá más intentos en el futuro cercano.

Los sindicatos chubutenses, además, se sienten respaldados por sus colegas del nivel nacional. Es que el diario Clarín se hizo eco, casi sobre el fin de la semana, de un pedido efectuado por el titular de la CGT, Hugo Moyano, a Néstor Kirchner, reclamando más protagonismo para los gremios, que deberán poner el lomo duro para que sus afiliados no pierdan la calma con los efectos de la crisis.

«Es como pelear un aumento de sueldo, pedimos el 33 y nos podemos conformar con el 20. Pero algo van a tener que aflojar», aseguran los sindicalistas cuando hablan del tema.

La tribuna más entusiasta

Llamó la atención ver a los habitualmente circunspectos funcionarios de Fontana 50 gritar con tanto entusiasmo en la pelea de Narváez, el sábado por la noche. La vivieron como verdaderos hinchas, recriminando al árbitro, reclamando descuento de puntos ante la pelea sucia que planteaba el desafiante; y gritando a voz en cuello. Fue el momento pasional de la política chubutense. Y al final, festejaron todos.

¿No se habrá apurado mucho?

No son pocos los correligionarios de Mario Cimadevilla que ponen reparos a la repentina voluntad dialoguista del presidente de la UCR, alguien a quien podría situarse en las antípodas del gobernador Mario Das Neves. No por algo, como chiste interno de la política chubutense, Cimadevilla saluda a sus conocidos, en el teléfono, con la frase «Habla Mario el bueno».

Los que manejan buena información de la UCR reconocen que Cimadevilla maneja a la perfección los comités, los abre, los junta, pero a la hora de las definiciones importantes, los dirigentes con peso suelen correrse del camino del abogado trelewense. Un ejemplo de ello es lo que pasa ahora con el diálogo. Solari Yrigoyen, nada menos que presidente de la Convención Nacional, le puso límites: «Primero que el Gobernador pida perdón por tratarnos de miserables en una solicitada», dijo el veterano dirigente.

Por otro lado, el ex candidato a gobernador y titular de la Convención Provincial, Raúl Barneche, le puso reparos a la entrevista de Cimadevilla con Margarita Stolbitzer.

Por lo que se ve, hay radicales importantes que no están dispuestos a digerir determinados sapos.

El dilema de la boleta del oficialismo

Salvo que Mario Das Neves sea candidato a convencional constituyente -algo con alguna traba constitucional-, y que esa elección se haga en simultáneo con la de legisladores nacionales, el dasnevismo tiene un problema a resolver, de cara a los comicios de octubre.

Y éste es la fortaleza de su boleta. No es lo mismo una elección con Das Neves, que otra sin la locomotora electoral del Gobernador. Y se sabe que en política, sobre todo en elecciones legislativas, la gente se permite ciertas libertades, y los votos no son transferibles uno a uno, nunca.

Por lo que se sabe, la boleta del oficialismo contará con Marcelo Guinle encabezando la lista de senadores, y Mirtha Romero la de los diputados. Guinle es un peso pesado de la política y tiene Comodoro casi asegurado, pero es sabido que los dasnevistas de paladar negro no le profesan no ya devoción, sino ni siquiera tolerancia. Y la ministra Romero enfrentará un año de duros enfrentamientos con los docentes. ¿Será buena idea exponerla en la boleta?

Por eso, en Fontana 50, exploran otras opciones. Pero hay que esperar un poco para ponerles nombre y apellido.

"Menen", y su compañero (de asiento) Mario

Luego de reunirse con Margarita Stolbizer en Buenos Aires, Mario Cimadevilla regresaba a Trelew en el vuelo de la tarde, y su compañero de asiento fue nada más y nada menos que el vicepresidente del PJ, Rubén «Menen» Fernández. ¿Y vos a qué fuiste? dicen que le preguntó el titular de la UCR al legislador cordillerano, quien respondió «motivos personales, yo no fui a ninguna cumbre». Siguiendo con sus preguntas, parece que el radical intentó sacarle una definición a su compañero de asiento sobre su apoyo para 2011 al intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, a lo que recibió como respuesta otra chicana, «apoyaré al que vaya como candidato del consenso, ustedes son los que tienen problemas para acordar sus candidatos».

EL PRONOSTICO DE LA SEMANA

Lunes - Se espera que el buen tiempo dure hasta el próximo lunes, para que el sol alumbre el diálogo Gobierno-UCR.

Martes - Nublado para los sindicatos peronistas de Chubut, que esperan que lluevan cargos sobre los gremios, pero parece que habrá sequía.

Miércoles - Tormentas aisladas en el Provech. La niebla hace que varios dirigentes pierdan el rumbo. Nadie sale a buscar a los extraviados.

Jueves - Dos arco iris sobre el Pach, que tiene un solo candidato para todos los cargos. Roque solo nomás, gritan los afiliados.

Viernes - Frente frío en el ARI chubutense, un lugar donde hay tantas opiniones como integrantes. «Menos mal que somos pocos», se consuelan.

Sábado - Sube la temperatura en el radicalismo. Los dirigentes toman «Internitina», una droga nueva que les vuela la cabeza.

Domingo - Terremoto en el bloque de diputados provinciales del PJ. Se parte la bancada y el vacío traga al presidente. Buscan uno nuevo.

Una guía ahí

El día que se confirmó que Raúl Mac Burney asumiría en el Gabinete provincial, y debería dejar su cargo como presidente del Provech, ninguno de sus dirigentes supo cuál era el nombre del reemplazante natural, es decir el vicepresidente del partido, cuyo apellido Osdorgoyty, además, no era fácil de pronunciar. Más allá de que finalmente quedará como presidente Juan Colihueque, el dato demuestra que los integrantes de la conducción del joven partido no se conocen ni entre ellos.

Sin invitación

El viernes por la noche, mientras la conducción del radicalismo debatía en Esquel la postura a llevar al diálogo político, el diputado Carlos Lorenzo paseaba su perro por Playa Unión. Lo que llamó la atención es que sus tres compañeros de bloque en la Legislatura estaban en Esquel, siendo dos de ellos de Comodoro Rivadavia y el restante de Puerto Madryn. Cuando se lo consultó sobre el motivo de su ausencia, el legislador contestó simplemente, «a mí nadie me invitó».

Comentá la nota