La política en verano: Por Arnaldo Razkin

La nueva reelección y el operativo «clamor» aparecen en la agenda: Todos dicen que no. Que el Gobernador «ni se lo plantea», que el peronismo de Chubut tiene «un proyecto nacional», que el dasnevismo «es una definición contraria al feudalismo», que acá nadie quiere «atornillarse en el sillón».
Pero, sin embargo, fueron las propias usinas del oficialismo las que plantaron el tema en el debate público.

Aparecieron encuestas que tenían incluida la pregunta sobre una hipotética re-reelección. Un poco antes, se había especulado con la posibilidad de un Das Neves «vicepresidente» y ya no buscando la primera magistratura de la República.

Los datos se fueron juntando casi como los de un rompecabezas que empieza a tomar una forma más o menos definida, la de una potencial reforma de la Constitución Provincial en la que, entre cuestiones políticamente correctas como la protección ambiental y los nuevos derechos de las personas, se colaran los temas vitales de la corporación política: cómo y hasta cuándo se eligen las autoridades en la provincia.

En ese marco más o menos general, el final de la semana pasada sorprendió a los chubutenses con inclinaciones políticas discutiendo un tema nuevo, la posible búsqueda de un tercer período por parte del gobernador Das Neves.

Mario Cimadevilla

El primero o el segundo

Sería, dicen los que dicen saber casi todo, «un esquema nuevo, con períodos de seis años y una sola reelección» posible. De ese modo, en lugar de los actuales 8 años consecutivos, un gobernador podría quedarse 12, si el electorado lo acompaña.

Habrá, repiten esos mismos sabedores, una discusión teórica que permita que el actual período sea considerado «el primero» de Das Neves con la reforma ya impuesta, lo que lo habilitaría para buscar «el segundo» luego.

Aunque parezca enredado, una de las variantes en estudio podría habilitar la permanencia del Gobernador en Fontana 50 hasta, por lo menos, el 2017.

Es decir, otros eventuales 6, si triunfara en las elecciones a celebrarse en 2011. Otra posibilidad, que agitan algunos, es que -reforma mediante- éste sea considerado un «primer período de seis años», con lo que Das Neves podría gobernar hasta 2013, y luego se votaría por otro gobernador en 2019. Pero ésta, según las fuentes consultadas, es la más «descabellada» de las posibilidades.

Operativo en marcha

Es claro que los comentaristas también juegan algunas fichas a los clásicos y el más clásico de todos los esquemas es bien sencillo y no es otro que el de la reelección indefinida, que deja liberado a la voluntad de los candidatos y de los electores, el tiempo que se puede permanecer al frente del Gobierno.

Con ese método, los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá se vienen repartiendo el poder en San Luis desde hace más de 25 años.

Si el Gobierno y el Gobernador no quieren juguetear con la idea de la reelección indefinida, la discusión les cayó en un mal momento, porque se mezcló con el otro acontecimiento novedoso de la política.

Es que por estos mismos días se concretó la apertura del «diálogo» entre el oficialismo y los partidos opositores con representación parlamentaria, un ámbito en el que bien podría nacer y desarrollarse el acuerdo para la eventual reforma de la Carta Magna Provincial.

Hay indicios

que suman

Para quienes gustan de «leer en el agua», no hace falta demasiado conocimiento para saber que el encuestador Julio Aurelio es el preferido del kirchnerismo, e histórico del peronismo.

Su cercanía al oficialismo es innegable. En la encuesta de referencia, publicada en el diario Jornada, se incluyó expresamente una pregunta sobre la posible nueva reelección del Gobernador, con porcentajes abrumadores a favor de Mario Das Neves, o de que por lo menos intente la aventura.

Pero hay un dato más, que llamó la atención, y es que en esa misma encuesta del analista de opinión más importante del oficialismo, sale muy favorecido como principal dirigente de la oposición -para quedarse con la senaduría-, el presidente de la UCR Mario Cimadevilla, lo que fue reproducido con las interpretaciones del caso. La encuesta no incluia a Pedro Peralta, el contendiente interno de Cimadevilla, a quien muchos radicales señalaban -precisamente- como una persona afín al dasnevismo.

Claro, el cruce de todos estos datos y la difusión pública del sondeo, habilita las especulaciones.

Diálogo político

El diálogo fue anunciado oficialmente por el Gobierno y aceptado como una instancia, a priori, positiva por los dirigentes de la oposición.

Lo que nadie dijo es que, antes del anuncio, hubo una serie de reuniones previas entre altos funcionarios del Gobierno y dirigentes del radicalismo.

La historia oficial de esos encuentros sostiene que de lo único que se habló allí fue del recibimiento que la conducción de la UCR le daría a la propuesta del diálogo, para que el Gobierno no quedara desairado frente a su primer invitado.

Con la alternativa de una reforma para habilitar la re-reelección sobre la mesa, hay quienes sostienen que en el cuento sobre de qué fue primero, el huevo o la gallina, aquí no hay dudas.

«Primero hablaron de la reforma y de la re-reelección y después del diálogo político, como una herramienta para generar el ámbito que la posibilite», aseguran observadores de ambos lados partidarios, que descreen del súbito arranque «conversador» de los dos Marios de Chubut: Cimadevilla y Das Neves.

Los dos Marios

En el dibujo de ese paisaje, los dos Marios aparecen ganando algo. El Mario Gobernador vería legitimada la reforma por un acuerdo con sus opositores más duros, y el Mario que aspira a ser senador podría desarrollar su campaña sin el temor de que el oficialismo se meta en la interna radical, para favorecer a su adversario en esa carrera: el intendente de Rada Tilly, Pedro Peralta, quien por otro lado hizo saber que «no se baja ni loco» y que le dará lucha interna a Cimadevilla.

La especulación generará muchos enojos y habrá quejas variadas sobre la calidad de los redactores.

Pero todos esos enojos no alcanzarán para ocultar lo que ya se sabe, que hay sectores del Gobierno y del radicalismo trabajando en esa dirección, lo que no constituye otra cosa que el ejercicio libre de la política.

Lo que aquí se escribe, del mismo modo, no es otra cosa que el ejercicio libre del periodismo.

Finalmente...

... para que todo esto ocurra, hay alguien que debe cambiar de opinión. Y ese es el mismo Das Neves, quien hasta ahora ha repetido cuantas veces le preguntaron, que si no es presidente se vuelve a su casa. Pero, habrá que ver. Pocas cosas hay tan dinámicas como la política chubutense.

LOS POLITICOS EN LA PLAYA

Un intendente para el verano

Con el pulgar arriba, una sonrisa brillante y una bermuda elegante, el intendente Adrián López es una presencia habitual en los soleados días del verano en Playa Unión, el lugar elegido para el desarrollo futuro de la hotelería, según se anunció la semana pasada. Un poco menos «robusto» que Néstor García, el jefe comunal también es uno de los fieles de la moda «pancista» de la política local. Y después piden photoshop.

Verano sin photoshop

Pocos afectos a la dieta, los políticos chubutenses se pasean por las playas luciendo perfiles tirando un poco más arriba de robustos.

Uno de esos casos es el ex precandidato a intendente de Rawson por la UCR y hoy diputado provincial por el Provech, Néstor «Quique» García, sorprendido a paso veloz por la rambla de Playa Unión, con un típico look veraniego.

El legislador ha expandido además su actividad privada, según cuentan en la capital del Chubut. Esa actividad comercial, recuerdan los memoriosos, hizo que el PJ le bloqueara la posibilidad de presidir la Comisión de Turismo de la Legislatura.

Ahora se rumorea que tampoco podrá actuar en los temas pesqueros, aunque nadie explica bien por qué.

El regreso de un dasnevista

Habían pasado años desde su descenso de los primeros planos de la política local, luego de un paso fugaz y casi incógnito por la Cámara de Diputados de la Nación, pero el hombre ha dispuesto su regreso.

Aldo Marconetto, una figura central en el proyecto inicial del dasnevismo, le comunicó la novedad a un grupo de dirigentes del PJ, durante una reunión celebrada en el mes de enero, en la villa balnearia de Playa Unión.

«No sólo va a volver, sino que anticipó que va a jugar fuerte en el 2011. Sería un candidato excelente para la intendencia de Trelew, especialmente si hay internas» en el peronismo, diagnosticó uno de los que miró de afuera el desarrollo de las conversaciones de Marconetto con sus interlocutores.

«Es que la casa tiene ventanales muy amplios. Se veía un poco» de esas imágenes, añadió la misma fuente.

Marconetto, para los jóvenes más jóvenes de la política, es el hombre que el gobernador Das Neves colocó en el primer término de la lista de concejales en el 2003, para que traccionara votos en Trelew.

Después lo llevó a su Gabinete, donde soportó sin perder caudal político el célebre Caso de los Botines y de ahí volvió a Trelew, para remendar el desastre de la gestión municipal de Horacio Gómez.

«Mac Karthy ganó por el trabajo que hizo Marconetto, que dio vuelta la ciudad en seis meses», reconoció un ministro del Gabinete. «¿Es cierto que vuelve?», preguntó ese funcionario, con cara de casi desconcierto.

Es que sin confrontar con Das Neves, el ex diputado nacional y actual funcionario kirchnerista, volverá con un carácter «independiente» al terreno de la política provincial, donde son muchos los que se mueven mirando al 2011.

Se viene la coalición ARI-UCR

El lugar elegido fue, al menos, bien pintoresco pero representativo: Garayalde, el mítico parador de mitad de camino entre Trelew y Comodoro Rivadavia. El lugar en el que todos los viajeros hacen un alto reparador, antes de seguir hacia el destino que buscan.

Así, con esa simbología cargada en sus espaldas, podría nacer un acuerdo electoral entre la Unión Cívica Radical y el ARI en Chubut. Al menos, esa posibilidad exploraron sus principales dirigentes durante un largo encuentro, a mediados de la semana pasada.

Aunque muchos detalles no han trascendido, lo que se supo es que los dirigentes acordaron darse un plazo razonable para continuar con la búsqueda de un acuerdo que les permita ir juntos en los comicios de este año.

El ARI debe realizar una elección interna para renovar sus autoridades y elegir sus candidatos, que quedarían supeditados a la eventual alianza con el radicalismo.

La UCR, entre tanto, convocaría a su Convención Provincial para la primera quincena de marzo. Allí definiría su política electoral y podría habilitar la alianza con la fuerza que, a nivel nacional, comanda Lilita Carrió.

Las conversaciones proseguirán en estas semanas y sus impulsores estiman que el impacto del acuerdo nacional entre ambas fuerzas, servirá para consolidar las posibilidades de una estrategia similar en Chubut.

El problema para el radicalismo, señalan los observadores, es que ya tiene precandidatos lanzados, que no parecen dispuestos a ceder en sus aspiraciones, legítimas por cierto.

Una pregunta, varios factores, un consejo de Buenos Aires

Muchos son los factores que pueden haber influido en el repentino impulso re-reeleccionista instalado en el dasnevismo, o por lo menos en algunos de sus hombres. Pueden haber afectado, por ejemplo, la aparición de Carlos Reutemann como posible candidato, la vocación de Felipe Solá y el duhaldismo para mostrarse como opción al kirchnerismo, o incluso las charlas del macrismo con sectores del felipismo. Todas estas ecuaciones parecieran postergar, en los cálculos previos, las aspiraciones de Mario Das Neves como presidente de la Nación.

También hay que tener en cuenta que este asunto aparece en la agenda después de la última reunión de Mario Das Neves con Néstor Kirchner, presidente del PJ. ¿Habrán tratado estas cuestiones?

Claro que el «operativo clamor» puede tratarse de otra cosa. Alguna vez, el operador oficialista Juan Carlos «Chueco» Mazzón, arquitecto de poder del menemismo primero, del duhaldismo después y del kirchnerismo desde 2003, les sugirió a los dasnevistas puros que instalasen el tema de la reforma y la nueva reelección en la provincia, para distraer la agenda y que nadie se pusiera demasiado nervioso en el estrellado firmamento del poder, donde abundan los precandidatos nacionales. ¿Será?

EL PRONOSTICO DE LA SEMANA:

Lunes - Madrugada desapacible sobre los Tribunales de toda la provincia. Es que hoy acabó la fiesta. Perdón, la feria.

Martes - Temporal sobre la Legislatura obliga al regreso de los diputados, que dormían sobre la arena.

Miércoles - Mal tiempo para los diputados Miguel Montoya (PJ) y Fernando Urbano (ARI), que se bancan poco, casi nada.

Jueves - Gruesos nubarrones sobre la seguridad pública. Funcionarios refuerzan puertas, ventanas y se ponen tras las rejas.

Viernes - Sol a pleno para la minería «sustentable». Sale por el lado del Provech y se pone en Esquel.

Sábado - Chaparrones, tornados y rayos de punta sobre la industria petrolera, que bajó un 2 por ciento en el 2008.

Domingo - Arco-iris para los consumidores. Un organismo público anuncia que serán recompensados, cada vez que brille el sol y hagan la denuncia.

Bulgheroni invierte en Uruguay

Ese es el título de una nota en la sección de negocios del diario Clarín del último sábado. Como se sabe, los hermanos Bulgheroni son propietarios de Pan American Energy, la principal operadora petrolera de Chubut. Y han decidido invertir 35 millones de dólares en 9.000 hectáreas para producción lechera. A los empresarios les acaban de expropiar una filial petrolera en Bolivia, y ahora «ponen unas fichas en el campo», como dice Clarín.

En Chubut también han asumido numerosos compromisos de inversión y de mantener empleo, de la mano de la renegociación petrolera. Habrá que ver cómo sigue el negocio, con el precio del barril de crudo «por el piso».

Hinchas distinguidos

No pasaron desapercibidos, eso que había bastante gente en las tribunas. El intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, y el subsecretario de Pesca, Norberto Yauhar, se sentaron juntos en el sector de plateas del Club Brown y desde allí observaron las alternativas del partido que el conjunto local disputó con Huracán de Tres Arroyos.

«Faltaba el Pelado Sala y estaba el cuadro completo», bromeó uno de los asistentes. Es que el «Pelado» no es otro que el ex intendente Osvaldo Sala, nativo de la bonaerense Tres Arroyos y mentor del ingreso de Eliceche a la política grande de Chubut.

Según allegados a ambos dirigentes, un poco antes de ir a la cancha, Eliceche y Yauhar repasaron los datos de una encuesta reciente, encargada por el Gobierno nacional.

Esos datos, fue el comentario, señalan que sólo con la incorporación de Yauhar en las boletas el PJ podría retener sus cinco bancas en la Cámara de Diputados de la Nación.

«Con todas las demás alternativas, se pierde una» de esas bancas, auguraban los comentaristas, que abundan tanto en la política como los directores técnicos en el fútbol.

Comentá la nota