La política, también el tema eterno en Andalgalá

Andalgalá © - Lo dijimos el miércoles y ampliamos ayer. En Andalgalá se cocinan muchas habas en esta época preelectoral. Supimos de fuente muy bien informada, que la Alianza Catamarca Para Todos, que conduce el ex concejal Carlos Haddad, ha enviado notas a distintos sectores del quehacer político, social y cultural, a efectos de invitarlos a participar de dicha alianza con miras al comicio del 8 de marzo.
Entre los convocados figura la UCR, sector orgánico conducido por Gustavo “Tavo” Álvarez y con quienes se realizó una reunión en los salones de una conocida estación de servicios. De la misma participaron, además de la gente de Catamarca Para todos, el sector de la “Pérez Zurita”, con Alcira Moreno y una dirigente de apellido Andrada, las que se ubicaron en un extremo de la mesa, y en el otro, Gustavo Álvarez, Berbel y algún otro, en procura de mantener un diálogo que les permita coordinar alguna acción en conjunto.

Descartada la idea de que los radicales se incorporen a Catamarca Para Todos, quedó flotando la posibilidad de que al menos, se intente la articulación en la campaña, como para restar votos a la otra pata de la polarización: el Partido Con Gestión.

De los resultados de dicha reunión nada se supo, a pesar de que en ambas facciones aseguran que tienen definido y focalizado al enemigo común que no es otro que el intendente José Perea. Lo que se pudo deducir, de acuerdo al relato de nuestro informante, que en el radicalismo siempre está presente la interna entre los orgánicos y los de…”la Pérez Zurita” a donde concurre asiduamente el senador Mario Scaltritti y de quien –en principio- dependen ambas dirigentes y algunas personas más.

Coinciden también el pánico atroz que genera la oculta pero omnipresente figura del tristemente célebre “monje negro”, conocido por sus artimañas, su chupamediéz en la casa de gobierno y su imparable avidéz de plata y al que le preocupa solamente su permanencia en el cargo que ostenta desde hace casi una década.

El otro asunto que quedó al descubierto es la impotencia, preocupación, indignación y furia por la decisión de Brizuela del Moral de elegir los candidatos, de tal suerte que al menos por ahora, todos se pelean por “mostrar” quién es más renovador que quién y a pesar de ello, habrían manifestado que “jamás, jamás, jamás” volverán a acompañar a Perea, ni aun ahora que lo saben ganador.

Comentá la nota