"No hay política sanitaria ni social"

La asamblea de trabajadores de la salud pública afirmó que "cuando la ministra Cristina Regazzoli reconoce que la salud ’era’ política de Estado también reconoce que no hay política social. El déficit es mayor y trasciende a la salud".
En un documento que lleva la firma de Liliana Simons, Carlos Ortellado (SITRASAP), Roberto De Martini (Asociación de Profesionales del Molas) y Carlos Blanc, la asamblea expresó sus críticas a la inacción del Gobierno Provincial por admitir la magnitud de la crisis y no privilegiar su resolución.

Menciona las declaraciones de la ministra Cristina Regazzoli en las que reconoció que la salud "’era’ política de Estado durante el gobierno de Aquiles Regazzoli, pero se ’perdió’".

"De manera que ya es oficial: no hay política de salud. Pero si seguimos el razonamiento del Dr. Ramón Carrillo, primer ministro de Salud de la Nación, quien afirmaba con precisión que ’no hay política sanitaria sin política social’, comprende que la extensión del déficit es aun mayor y que trasciende el ámbito de la salud".

Problemas

En otro párrafo, la asamblea dice que "con asombro vemos cómo los problemas pretenden ser resueltos sacándoselos de encima, ya sea endilgándole la responsabilidad a la Nación o a la Municipalidad, o alegando falta de diálogo a la Asociación de Profesionales".

"Como quedó demostrado, fuimos los trabajadores de la salud quienes tomamos la iniciativa para establecer un diálogo productivo con los funcionarios del Hospital y de la Subsecretaría de Salud, aportando información de primera mano sobre los problemas y las soluciones", afirma.

Pero asegura que no encontraron interlocutores idóneos. La asamblea cita así una frase del escritor Leopoldo Marechal, quien en Adán Buenosayres (1948) describía las formas de acomodo en el ámbito público. "...la idoneidad, según era costumbre, venía con el nombramiento", escribía Marechal.

"Los trabajadores nos hemos tropezado con ’personajes’ que adquirieron mágicamente su idoneidad al ser nombrados. Probablemente esto explique situaciones de sainete como un subsecretario que infatigablemente toma notas mientras los trabajadores le informamos descarnada y dolorosamente los problemas que a diario vivimos. Es que el personaje tiene esa virtud: transforma en tinta lo que es sangre, lo coloca en un papel y luego lo tira en un canasto... Y no es mentira esto, porque desde que se les impuso de la realidad no han dado respuesta válida alguna", afirma la asamblea de trabajadores de salud.

Cuentas

En relación a las declaraciones del gobernador Oscar Jorge sobre los incrementos salariales, los trabajadores dijeron que "nos pusimos a hacer simples cuentas y le descubrimos la pata a la sota para mostrársela a los ciudadanos que quieran ver".

En un párrafo que denomina "Ante la administración de decadencia...", la asamblea asegura que "si su propia reflexión (la del gobernador) le dictó la reflexión elitista y economicista de que ’hay una vida mejor, pero es muy cara’, allá usted. Pero los trabajadores de la salud estamos hablando de un derecho constitucional por cuya garantía usted debería estar velando. Por ello le respondemos: ’hay una política de salud mejor, pero no es esta...".

Comentá la nota