"La política de Redrado es oportunista"

"La política de Redrado es oportunista"
Daniel Filmus acaba de volver de sus vacaciones. Como todos los años, desde hace una década, fue a Valeria del Mar. Los asaditos en la playa, sin embargo, no le permitieron olvidarse del conflicto por la salida de Martín Redrado del Banco Central.
"La política de Redrado no sólo es reaccionaria sino que es oportunista", plantea el senador kirchnerista en diálogo con Página/12. Señala que lo central es dar el debate sobre el uso de los fondos y del presupuesto "para que se vuelque a una mayor distribución del ingreso".

–¿El Gobierno cometió un error al utilizar los DNU para crear el fondo?

–No, creo que tanto la creación del Fondo del Bicentenario y la necesidad de que el presidente del Banco Central respete las políticas oficiales son dos criterios correctos. El tema central, que fue poco discutido, es el debate sobre la capacidad que genera utilizar fondos de las reservas, algo que implica liberar recursos del presupuesto para generar más puestos de trabajo y para que el Estado tenga una posición más firme en la distribución del ingreso.

–Macri fue uno de los que cuestionaron el "gasto desmesurado" del Gobierno.

–Hay una confrontación entre dos modelos de Estado. Uno, el que ejecuta él en la Ciudad, donde restringió el gasto en educación, salud y desarrollo social. El otro es el que nosotros pensamos, con un papel activo del Estado, no sólo en los temas sociales, donde el mercado no puede resolver los problemas, sino también como un agente económico importante. El problema que estamos teniendo es que la discusión está hegemonizada por lo formal y se pierde de vista la cuestión de fondo.

–La oposición reclama que la Presidenta convoque a una sesión extraordinaria en el Congreso. ¿Cómo se sale del conflicto?

–Se sale respetando la Constitución estrictamente. Hay que cumplir el decreto de necesidad y urgencia hasta que se reúna el Congreso en marzo. Lo que está en discusión ahora es si se cumple con la Constitución o no. Con un argumento formal se está cuestionando una política de fondo del Gobierno.

–¿Piensa que Redrado es un "okupa" del Central?

–El tendría que haber acatado el decreto que lo removió. Y tenía que acatar, aunque no estuviera de acuerdo, la política económica. La política de Redrado no sólo es reaccionaria sino que es oportunista. Al haber un fallo de la Justicia, somos respetuosos de la independencia de los poderes.

–Sin embargo, denunciaron que hay una "jueza delivery" de la oposición...

–Esa es la expresión que usó la Presidenta para expresar su desacuerdo. En lo personal, no estoy de acuerdo tampoco con el fallo.

–¿Redrado está jugando para los fondos buitre?

–No me consta desde el punto de vista personal. Pero objetivamente la actitud de Redrado favorece justamente este tipo de demandas que llevan adelante los fondos buitre. Todo ayuda a generar desconfianza internacional, que es lo contrario a lo que quiere hacer el Gobierno con el Fondo del Bicentenario.

–¿Qué piensa de la actitud del vicepresidente en este conflicto? ¿Es "Cobos Iscariote", como dijo Aníbal Fernández?

–Lo importante es que Cobos fue parte de una fórmula que defendió un proyecto y su función debería ser acompañar a la Presidenta en las decisiones que toma. No hay antecedentes de un vicepresidente que encabece las fuerzas de la oposición. Esto pone en crisis la institucionalidad.

–Si él no está de acuerdo, ¿debería renunciar?

–Mempo Giardinelli escribió en Página/12 que hubiera sido un hombre de coraje si hubiera defendido como Chacho Alvarez su desacuerdo y hubiera renunciado. Pero utilizar el cargo que obtuvo en la elección en la que el oficialismo obtuvo el 46 por ciento contra el propio Gobierno no es lo correcto.

–¿Piensa en volver a postularse para jefe de gobierno porteño?

–La tarea principal pasa por conformar una fuerza nacional, popular y progresista para poder ganarle a Macri el gobierno de la Ciudad. Si después resulta que mi candidatura es la mejor alternativa, lo asumiré. Pero no es de ninguna manera una condición.

–¿Sabbatella es un potencial aliado?

–Sí, estamos pensando en todo el arco que no representa el PRO, que en la Legislatura está presentando una oposición al punto de que Macri tuvo que vetar varias leyes en favor de los derechos humanos. Hay una continuidad entre las declaraciones del macrismo, de Palacios, de Posse y estos vetos. Hay un intento de ser la cabeza de puente para instalar reivindicaciones de la peor época de la Argentina, que fue continuado por Guelar, y que busca dar marcha atrás con el proceso de avance de los derechos humanos. Aspiramos a que con los dos tercios la Legislatura insistan en la aprobación de estas leyes.

–Usted menciona a los legisladores opositores que, en su mayoría, son de Proyecto Sur y el ibarrismo. Pero Pino Solanas se muestra irreductible a dialogar con el kirchnerismo...

–Hay que privilegiar lo que nos une. Si no, cada uno deberá asumir la responsabilidad que le corresponde si continúa el macrismo en la Ciudad. Pero yo soy optimista, creo que vamos a aprender de la historia y de los errores.

–¿Macri tiene todavía chances de ser candidato a presidente?

–Macri está muy mal en la Ciudad, pero su imagen está por encima de la que tienen los porteños y porteñas que sufren la consecuencia de su gestión. Demostró que su política, además de retrógrada, es ineficiente. No sólo tiene traspiés sino que no muestra nada importante. No le pedimos los 10 kilómetros de subte que prometió, pero que haga uno. No le pedimos las 10 mil viviendas que dijo que iba a hacer, pero que haga mil. No le pedimos las 30 escuelas en la zona sur de las que habló en la campaña, pero que haga dos. Macri va a pasar a la historia por su ineficiencia.

Comentá la nota