La política, ese lugar en el que todo puede suceder.

Hace algún tiempo accedimos a un informe en el que se aseguraba que en la Argentina, seis de cada diez personas compran productos falsificados y de entre estos, los artículos que más se falsifican son los CD, DVD de películas y música. El mismo informe cuantificaba la maniobra y aseveraba que esta maneja miles de millones de dólares al año en todo el país. También, como dato a destacar, mencionaba que la habilidad propia de los argentinos hacía imposible que no detectaran fácilmente que son "truchos", pero el tema es que los compran igual.
Siguiendo la línea de investigación para realizar este breve comentario nos informamos sobre un caso que llegó a los estrados judiciales de Capital Federal. Un hombre que vendía CDs y DVDs "truchos" en la calle fue detenido con 239 películas plagiadas y condenado a 10 meses de prisión tras la denuncia realizada por una organización que representa a la industria cinematográfica.

El caso verdaderamente curioso ocurrió en Jujuy ya que hace unos días un vendedor de películas "truchas" de la zona de la Terminal denunció a la policía que un sujeto le habría robado parte de la mercadería que tenía a la venta. La denuncia determinó que el acusado fuera individualizado, luego detenido y puesto a disposición del juzgado de instrucción penal de turno.

Ahora si quieren más curiosidades baste con que les comente que en la búsqueda de opiniones calificadas sobre el tema entrevistamos al propietario de una casa de música, esta que comercializa CDs de música originales. Cuando le consultamos si la venta de CDs "truchos" le había resentido la venta en su local, como respuesta recibimos un "No puede determinarse hasta qué punto este comercio es ilegal, ya que a partir del uso hogareño de computadoras "es algo liberado por la misma gente" que es la que "da el visto bueno a un producto trucho u original". Lo curioso fue que tras tamaña declaración aseguró que tuvo que buscar una diversificación en instrumentos musicales, equipos de sonido y otros rubros "para compensar ese bache que deja el comercio ilegal y no querer salir a defender algo que no tiene solución".

Hasta aquí llegamos, no hace falta más que tener en cuenta que la falsificación de CDs y DVDs de películas y música, cuya comercialización podemos ver a diario, si hasta utilizan reproductores de DVD cuya energía es alimentada por generadores a gas oil, es decir, instalan con total desparpajo toda una infraestructura para vender, a quienes les compren, películas y música que tienen una autor intelectual, el que vive de la comercialización de su creación, el que por esta maniobra seguramente no recibe nada, mientras que como más arriba decimos, se mueven miles de millones de dólares al año. Si esto fuera poco, a pesar de que hay denuncias sólo en un caso se pudo conocer la actuación de la justicia en defensa de los verdaderos estafados, defraudados, mientras que aquí nos dedicamos a encarcelar a alguien que robo (cosa que está bien) a alguien que roba de otra manera dando intervención al menos a dos de las instituciones legales de toda comunidad, la policía y la justicia.

La política, ese lugar en el que todo puede suceder

Bien, la campaña electoral ha comenzado –los únicos que aún la niegan son los responsables de contratar publicidad con los medios, con algunos medios- con la presentación de las listas de candidatos podemos darnos cuenta que últimamente sólo en el ámbito político es posible encontrar sorpresas, pero verdaderas sorpresas.

La política es un ámbito en el que hay más perdón que en la propia Iglesia, pero menos arrepentimiento que en los fieles que buscan el perdón. Probablemente Discepolo en su inmortal y siempre actual "cambalache" haya descripto con mayor acierto lo que ocurría, ocurre y ocurrirá. Tal vez ese sea el motivo que en las encuestas a las que pudimos acceder, aquellos que fueron consultados, en su gran mayoría, aún no deciden que hacer, no a quién votar sino, si ir a votar o no.

Charlando con un sociólogo encargado de realizar mediciones para alguna fuerza política local comentaba que en realidad fue muy difícil acceder a la gente para consultarla sobre sus preferencias políticas, difícil que accedieran a ser encuestados.

Pero el mundo sigue andando, cuando decimos que las sorpresas estuvieron al orden del día no nos referíamos a los nombres de los candidatos, sino a la combinación de esos nombre. Por respeto no haremos mención de nombres pero si de situaciones que muestran acabadamente que el término sorpresas, es casi una inocencia.

Podemos encontrar en alguna lista a dos candidatos que en algún momento iniciaron una agresiva disputa legal por la posesión de una empresa, éstos ahora comparten el mismo espacio político y ni se inmutan pero tampoco se juntan. En otro lugar hay dos candidatos a la misma categoría que son en la vida real un matrimonio. Hay una lista en la que abundan los hermanos y los primos. Por último, se puede encontrar en otro Frente a ex amigos del poder, ex funcionarios del poder y a muchos otros ex.

Aunque parezca que no, si hacen un esfuerzo por ubicar los nombres de quienes fueron mencionados en cada caso estarán de acuerdo en que las sorpresas son inacabables.

La campaña en cada caso, excepto en el radicalismo que avisó que lanzaba oficialmente en Palpalá, se lanzó con el más estricto criterio de ir a los bifes que el tiempo no alcanza para hacer grandes actos, es mejor hacer muchos pequeños o no tan pequeños y caminar los más extensamente posible el territorio provincial durante los escaso 40 días que restan para cerrar esta etapa.

Los radicales, mejor dicho, el Frente Acuerdo Cívico y Social, apuró la pegatina de carteles, les ganaron de mano a todos y consiguieron que sus afiches duren casi una semana sin ser tapados. Luego trajeron a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien, dicho sea de paso, se encargó de ningunear a Federico Medrano o al ARI, tal como se llamaba antes su propia fuerza, a la que debemos recordar, renunció hace años y que el mencionado persiste en mantener viva. La hicieron recorrer algunos barrios que antiguamente eran al bastión del peronismo en el llamado circuito 10, luego dieron una conferencia de prensa en la que no ahorraron críticas al gobierno nacional y provincial. Aunque no se notó mucho, esta también la tiró un palito al propio compañero de largas caminatas en la provincia de Buenos Aires y actual titular de la UCR. En fin, parece que Carrió no puede callarse nada.

También estuvieron condenando a las llamadas colectoras (de eso ya se ahbló demasiado como para abundar), sin dramatizar demasiado, pero no utilizaron la palabra fraude, la llamaron despropósito, desigualdad y algún otro término bien lavado.

El Frente Primero Jujuy decidió iniciar la marcha realizando distintos actos en localidades del interior y dar algunas conferencias de parte de especialistas en distintos temas en su sede. Trabajaron más intensamente en las impugnaciones a las llamadas colectoras, tanto en lo legal como en lo social realizando pegatinas masivas advirtiendo un supuesto fraude. Lo malo de eso es que la gente desconfía de las posibilidades de triunfo cuando alguien menciona la palabra fraude antes o después de los comicios, es decir, comienza a poner los ojos en otros candidatos por lo que, más allá de que les asista la razón o no, como estrategia electoral, es mala, muy mala, pues nadie apuesta a perdedor.

En el Frente Para la Victoria, además de estar atentos a las impugnaciones de las colectoras y con algún dato de encuesta, como parte de la campaña electoral se les dio un enorme protagonismo a los principales candidatos de su agrupamiento invitándolos a presidir distintos actos oficiales, no hubo inauguración, entrega de subsidios, etc. en el no haya participado al menos uno de los candidatos del oficialismo. También realizaron algún acto en ciudades como Palpalá en el que hubo bautismo de fuego para algún candidato a diputado provincial que, según nos contaron, dio un encendido discurso el que arrancó aplausos y adhesiones.

De cualquier manera, al oficialismo se le quemó el kioskito cuando la Justicia Electoral hizo lugar, parcialmente, a las impugnaciones de las llamadas colectoras. En realidad, sin entrar en tecnicismos, ahora el FPV se ve en la obligación de reformular las listas de candidatos en los distritos en que se habían presentado partidos municipales.

Alguien mencionó por ahí que el fallo en realidad se presta a interpretaciones y que le permitiría al FPV mantener las mismas expectativas con las "colectoras" que antes de este.

Finalmente el Frente Para el Cambio decidió mantener la doble candidatura de Isolda Calsina, la que dedicó buena parte de su tiempo en trabajar sobre estrategias de campaña. Seguramente esta semana se comenzarán a ver algunos rasgos de la estrategia elegida.

Conversando con algún militante/dirigente del FPC ellos se tienen mucha fe y creen que podrán perforar el piso y meter no menos de un diputado provincial y un concejal en capital. Todo puede ser, pero no hay que vender la piel sin antes haber cazado al lobo.

Las cosas han variado sensiblemente tras la presentación de listas, pareciera que aquellos que estaban seguros de un triunfo arrasador, hoy ya no están tan exultantes pues algunas presencias y algunas ausencias provocaron el alejamiento de grupos de personas y de personas en forma individual, hacia otra fuerza o a su casa. Las posibilidades parecen haber variado y eso se está notando.

Comentá la nota