De política, ni hablar

"No hay margen para hablar de una agenda política", sostuvo el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien asistirá esta semana a un encuentro con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El mandatario aclaró que sólo piensa discutir temas "institucionales".
Schiaretti rumbea hacia el peronismo opositor, junto con el entrerriano Jorge Busti y el santafesino Carlos Reutemann, con los que mantiene permanentes contactos. Hace algunas semanas, se reunió también con el ex gobernador Felipe Solá, quien mantiene a la vez su lugar en el armado de Unión-PRO con Mauricio Macri y Francisco de Narváez. Así las cosas, Schiaretti aclaró que el encuentro con la Presidenta no es para hablar de política. Advirtió también que no tiene pensando discutir una "agenda legislativa" común, ya que él y el gobierno nacional están ahora "en posiciones políticas diferentes".

"Jamás hemos dejado de tener el respeto institucional que merece la investidura presidencial, lo que siempre hemos hecho es defender a Córdoba por más que eso pueda molestar a algún funcionario nacional", consideró elmandatario, que recibió una llamada telefónica esta semana y fue invitado a ir a la Casa Rosada el miércoles próximo. Schiaretti indicó que sólo planteará "temas concernientes a la relación institucional, porque no hay margen para hablar con el gobierno nacional de una agenda política, ya que estamos en posiciones políticas diferentes". "Tampoco hay margen para hablar de una agenda legislativa a nivel nacional, porque la agenda legislativa que sostenemos los cordobeses es la que firmamos con las fuerzas que integran el gobierno provincial, el radicalismo y el Frente Cívico, donde fijamos 12 puntos, que son inamovibles y que será la posición de Córdoba en el Congreso", aseguró Schiaretti, quien detalló que esa iniciativa "incluye la baja de las retenciones y el apoyo al complejo agroalimentario".

Comentá la nota