"Es una política de Estado defender los puestos laborales"

El industrial salió en defensa del régimen promocional y sostuvo que la Nación gana más de lo que cede.
El vicepresidente de la Unión Industrial de Catamarca (UICA), Carlos Pinetta, resaltó la importancia de dar continuidad a la Promoción Industrial destacando el impacto socioeconómico en la Provincia a partir de la generación de empleo calificado. Y sostuvo que, por cada peso que la Nación dejó de percibir por el régimen, terminó ganando siete.

"Hay una coincidencia mayoritaria entre todos los sectores políticos de opinión en torno a la prórroga de la Promoción Industrial. Esto incluye al Gobernador, funcionarios, industriales y a la Vicegobernadora. Hay una excelente predisposición en lograr el objetivo porque forma parte de una política de Estado defender los puestos laborales. Debemos mantener los puestos de trabajo logrados y es una lucha de todos los catamarqueños", subrayó Pinetta a El Ancasti.

El industrial comentó que el Consejo Profesional de Ciencias Económica de Catamarca, a través de un escrito, establece que la recesión económica que se puede dar en caso de no prorrogarse la Promoción Industrial puede ser muy perjudicial y que es de vital importancia el sostenimiento del régimen a los fines de evitar situaciones de crisis. Y sostiene que, además de consolidar los puestos de trabajo efectivos en el sector formal de la economía, debe haber un plan integral de desarrollo y promoción del sector básico de la economía catamarqueña que incluya a empresas promovidas y otros sectores.

Costo fiscal

Pinetta sostuvo que a la Nación le costó cada puesto de trabajo $496 por mes. "Ese número es muy significativo porque cualquier puesto de trabajo no cuesta menos de $1.800 y con cargas laborales, más todavía. Y si sumamos el costo fiscal total y lo dividimos por la cantidad de empleados mes que estuvieron trabajando en las fábricas, la Nación cedió menos de $500 por cada trabajador. Pero los operarios de fábrica se capacitan y obtienen un trabajo digno; algo muy distinto a cobrar un plan de empleo de $200", analizó.

A su vez, señaló que las contribuciones patronales que pagaron las empresas en estos años del régimen superan los $1.400 significando más del doble del costo total de la Promoción Industrial que fueron de $686 millones.

"Si sumamos todos los impuestos, ingresos fiscales y el sistema de seguridad social, la relación indica que: por cada $1 de sacrificio fiscal que hizo la Nación, hubo $7 de ingreso al fisco. Hay que ver las dos caras de la moneda", resumió.

Contrapunto

También dedicó un párrafo aparte la diputada Egle Altamirano, quien habló de quejas de Mendoza, entre otras provincias, por la posible prórroga de la Promoción Industrial. Pinetta citó un informe del economista Américo Clavel, quien señaló que es falaz la afirmación de que Mendoza no necesitó de mecanismos artificiales, siendo que todos los argentinos -en su momento- debieron mantener el precio de la uva, el vino y gozaron de leyes especiales para la promoción agrícola y diferimientos en la década del 90'.

"Coincido con Altamirano en que hay que trabajar, de forma simultánea, con un plan de desarrollo para la provincia. La UICA viene trabajando desde 1995 en el Plan Estratégico Consensuado de la Provincia y actualmente participamos de la Agencia de Desarrollo Económico para Catamarca (ADEC), que tiene entre sus objetivos lograr un plan de desarrollo para la Provincia. Nos gustaría el apoyo de la legisladora", sostuvo Pinetta.

Comentá la nota