La política, como una tabla de dividir

La fórmula de las melodías tiene un germen puramente matemático. Y no por caso la música de fondo que acompañó a la semana política tuvo su esencia en la vocación de Pitágoras. ¿Se trató de sumar? ¿Multiplicar? ¿Restar? No. Fue la división el hit de los siete días que pasaron: tanto en el oficialismo, como en la oposición.
Las diferencias fueron las que resonaron. La más notable de las grietas sucedió el jueves. El desembarco de Néstor Kirchner en La Plata marcó el vacío hacia Pablo Bruera: la visita del ex presidente no tuvo entre sus invitados al intendente de las diagonales. Los cortocircuitos entre los dirigentes comenzaron ya antes de las elecciones, cuando Bruera oficializó una lista espejo de su partido vecinal para competir con la lista kirchnerista. En el salón Vasko, la ausencia del jefe comunal se convirtió en referencia obligada en muchas preguntas, que sólo obtuvieron como respuesta evasivas. "Si me invita, me reúno con gusto con Bruera", "yo no armé la lista de invitados", "con Cristina apoyamos a todos los jefes comunales", dijo el patagónico.

Bruera viajó con algunos concejales del oficialismo hasta Mar del Plata para participar de la Cumbre de los Alcaldes en sincronía con la visita de Nestor Kirchner. Pero no toda su tropa se alineó hacia la ruta 2: hubo presencias que sembraron dudas en el bruerismo. En la conferencia de prensa del jueves se los vio a Alberto Maya y a Miguel Angel Forte, el primero, en funciones como edil, el segundo pronto a incorporarse en un sillón del recinto a partir de diciembre. ¿A dónde serán dirigidos sus votos, con la creciente separación de la alianza que llevó a ganar las elecciones al Frente Renovador Platense dos años atrás?

Puertas adentro del Concejo, hubo duros enfrentamientos verbales y un clima extremadamente tenso en la comisión de Hacienda del viernes pasado.

El tema era intrincado: irregularidades en el Concejo Escolar de La Plata. Así como se hicieron eco los reclamos en el plenario del miércoles, los ediles presentes expresaron su preocupación por la falta de información sobre las supuestas anomalías detectadas en el Consejo Escolar. Pero las confusas explicaciones con respecto a la auditoría y la falta de respuestas concretas a los planteos realizados hicieron que el titular de la dependencia, Guillermo Correa

-presente en la reunión-, sea blanco de acérrimas críticas.

Retomando las diferencias que se despliegan en el ámbito político local, en la oposición, las aguas también están difíciles de navegar. Muchos caciques ya están pensando en el 10 de diciembre, pero en espacios que no admitirán tantos aspirantes. En el Acuerdo Cívico (ARI; GEN, UCR), los que miran con recelo el sillón de intendente para 2011 son varios: Luis Malagamaba, Javier Mor Roig, Oscar Negrelli y Segio Panella se anotan.

En el espacio Unión-Pro, los que ya se perfilan para el lugar son Julio Garro y Gonzalo Atanasof, aunque no serían los únicos. Compañeros y a la vez competidores, nadie puede augurar cómo se desenvolverán en sus futuros puestos desde diciembre, sorteando el escollo de sus candidaturas que se superponen. Las rupturas no se descartan desde ningún ángulo. Es que al fin al cabo, no se sabe quién se quedará con el trono, pero el refrán popular ya lo dijo claramente: "Divide y reinarás".

Comentá la nota