“La política carcelaria de este gobierno es un espanto”

El diputado Alberto Monti (PJ) presentó un pedido de informes para que el gobierno informe sobre el presunto suicidio acaecido el jueves de un interno alojado por el Juzgado de Ejecución Penal de Rosario en el nuevo pabellón de máxima seguridad recientemente creado en la Colonia Psiquiátrica de Oliveros, en reemplazo del "corralito" del penal de Coronda
El diputado Provincial Alberto Monti presentó un pedido de informes donde solicita precisiones al gobierno provincial sobre "el presunto suicidio acaecido ayer del interno Sebastián Gastón Verdura, alias "Verdurita", argentino, soltero, de 26 años de edad, con domicilio en la ciudad de Villa Constitución, interno judicial alojado por orden del Juzgado de Ejecución Penal de Rosario a cargo del Dr. Efraín Lurá, en el nuevo pabellón de máxima seguridad recientemente creado en la Colonia Psiquiátrica de Oliveros en reemplazo del "corralito" de la cárcel de Coronda, investigado por el Juzgado de Instrucción de la ciudad de San Lorenzo a cargo del Dr. Filocco".

En dicho pedido de informes, el diputado del PJ pregunta por "la actividad que estaba desarrollando la guardia del Servicio Penitenciario apostada en la Colonia de Oliveros, que presuntamente al momento del supuesto suicidio se encontraba disfrutando de una reunión social y si se ha iniciado sumario administrativo al respecto".

Finalmente, Monti consulta por las dos fugas que se habrían registrado en las últimas semanas en el Pabellón de Máxima seguridad de la Colonia de Oliveros.

Los fundamentos del pedido

En los fundamentos de la presentación, Monti señala que "habíamos advertido que era un error trasladar los presos siquiátricos a una colonia abierta y hoy están las consecuencias: con fecha 18 de agosto presentamos un pedido de informes donde señalábamos que "mas allá de tener que buscar una solución inmediata al tema del Pabellón Psiquiátrico de Coronda, coincidimos con el personal de Oliveros en cuanto a lo negativo de la medida de crear un ámbito en dicha Colonia, que intenta desde hace tantos años la cura y reinserción de enfermos mentales con políticas de puertas abiertas, para el alojamiento de personas con peligrosos antecedentes penales, sentenciados o bajo proceso".

"Esto no hace más que ratificar que la política carcelaria y de seguridad de este gobierno es un verdadero espanto, que viven improvisando mientras las bandas se enfrentan a los tiros en la ciudad de Rosario o se producen cinco muertes violentas por semana en la ciudad de Santa Fe y el gobernador Hermes Binner y su ministro Daniel Cuenca solo intentan hermosos discursos o tratan de repartir culpas a la Justicia o a quien se cruce" dijo.

Mas allá de estar de acuerdo con solucionar la crítica situación en la que vivían los internos siquiátricos del "corralito" de Coronda, tanto el presunto suicidio como las fugas no hacen mas que poner de manifiesto lo equivocado de la determinación política de esta gestión de intentar alojar a presos inimputables con carpeta siquiátrica en una colonia de puertas abiertas, improvisando una solución que tendría que haber sido la contención de los mismos en instituciones cerradas como podrían haber sido los hospitales de Rosario y Santa Fe o un lugar específico creado en forma acorde.

"Y en cuanto a lo errático de la política de salud mental de la gestión Binner tampoco hemos recibido respuesta al pedido de informes presentado el 14 de abril donde consultábamos al Ministerio de Salud sobre la intoxicación masiva producida en la Colonia de Oliveros, donde murió una interna y afectó a 64 personas entre pacientes, personal médico y administrativo" concluyó el legislador.

Comentá la nota