La política del camaleón

A través de un comunicado se anunció formalmente la alianza entre el intendente Pablo Bruera y Carlos Castagneto. Dos sectores que meses atrás se denunciaron entre sí por innumerable cantidad de temas.

A eso se le suma la investigación de la Justicia Federal por el supuesto reparto de electrodomésticos con fines electorales en el que estaría involucrado Castagneto, que es funcionario del ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Eso poco le importó a Bruera a la hora de sellar el pacto. Todo sea por sumar un voto en el Concejo Deliberante.

“Siempre pensé que los políticos tenemos que trabajar para la gente, no para nuestros egos. Espero que este acercamiento implique que podemos trabajar juntos para que, cada uno desde su lugar, pueda desarrollar su tarea a fin de aportar con el esfuerzo diario a la transformación que viene realizando la Argentina. El egoísmo siempre ha estado unido a lo político, pero no es nuestro caso. Si este acuerdo sirve para la ciudad y los vecinos, me satisface de sobremanera”, expresó Carlos Castagneto, referente local del kirchnerismo platense.

En los últimos meses se reunieron varias veces el actual intendente y el viceministro de Desarrollo Social de la Nación para discutir la renovación y unidad del Partido Justicialista de La Plata, como lo había pedido Néstor Kirchner y Alberto Balestrini. Los operadores de estas reuniones, que se mantuvieron en secreto durante varias semanas, fueron Gabriel Bruera y el concejal Carlos Melzi.

”No solamente nos pusimos de acuerdo entre ambos sectores, sino que estuvimos de acuerdo en que en este proceso de renovación del justicialismo de La Plata tenían que participar todos los sectores”, expresó Melzi, y el límite fue solamente aquellos que están en contra del proyecto político instaurado en mayo de 2003”.

Comentá la nota