Polideportivo: duro repudio al proyecto oficial en el Concejo

Se trataba de solicitar el crédito para construirlo. Pero no quedaba explícitamente asentado que no sería en el predio que le fuera cedido al establecimiento detrás de la terminal de ómnibus.
Desde Acción Comunal se pidió que la asignación del lugar quedara a determinación del Concejo, pero el vecinalismo tampoco quiso. Y como alternativa se planteó volver el expediente a comisión, también negado por el oficialismo. Dura réplica de la comunidad educativa

Estuvo subido de temperatura el debate por el cual se planteaba la autorización al Ejecutivo para la toma de un empréstito destinado a la construcción del polideportivo, donde el eje de la discusión siguió centrada en el lugar donde se pretende llevarlo a cabo, ya que la comunidad educativa del ex Colegio Nacional lo defiende como de su patrimonio y se niega a que se haga en los terrenos detrás de la terminal de ómnibus.

Ahí el vecinalismo estuvo absolutamente solo, y recibió la reprobación de una importante cantidad de gente que asistió a la sesión en defensa de un espacio que les fuera cedido, y por lo tanto rechazan que el polideportivo se construya en terrenos que le son propios, y menos aún que le sean quitadas esas tierras con ese fin.

Nadie se negaba al proyecto en sí, pero en principio el vecinalismo había incluido en el proyecto de ordenanza que el polideportivo se construiría en los terrenos en cuestión. Ante el reclamo de la comunidad educativa y de la oposición, modificó ese punto pero puso que la construcción se iba a realizar en un lugar a determinar por el Departamento Ejecutivo, lo que en definitiva era prácticamente lo mismo.

Entonces Acción Comunal propuso como moción que en lugar del Ejecutivo quien decida dónde construir el polideportivo, fuera el Concejo Deliberante que tuviera esa facultad, rechazada de plano por el vecinalismo. Y como alternativa se cambió la propuesta inicial y se dijo de pasar nuevamente el expediente a comisión, con el fin de buscar una salida que no lastime a nadie, pero el oficialismo siguió su camino y utilizando la mayoría que le es propia le dio salida al tema, lo que generó la reacción de la gente, que los trató de usurpadores y hasta de mentirosos. "Gracias demócratas", se escuchó en medio de un espacio de silencio disparado hacia el bloque vecinalista, que recibió una fuerte reprobación por su actitud, en verdad con alto grado de capricho porque bien se pudo resolver de otra manera si en verdad la intención no era de última construir en esos terrenos, cuando ya habían hecho público que el municipio estaba haciendo gestiones para recuperarlos.

Comentá la nota