Policías retirados continuarán con la protesta

Posadas (Línea Capital). El personal policial retirado que protesta frente a la Jefatura de Policía de Misiones, sobre calle Félix de Azara, en reclamo de recomposiciones salariales, advirtió que no levantarán la carpa de protesta que corta esa arteria hasta que "alguna autoridad con poder de decisión nos reciba".
El grupo de manifestantes, instalado allí desde el desde el 22 de Junio, está compuesto por personal retirado de la fuerza que solicita que el aumento salarial cedido por el Gobernador Maurice Closs al personal en actividad, también se traslade a ese sector.

El sargento ayudante (R) Joaquín Ricardo Kapko explicó que "todos los pedidos de audiencia al jefe de Policía Benjamín Roa, y al ministro de Gobierno, Jorge Franco, fueron condicionados a que se levantara la protesta", que no fue aceptada "hasta que no logremos algo en concreto en relación a la equiparación de sueldos de los policías retirados actuales con los retirados anteriores al periodo de Mayo de 2008".

Según Kapko, "la semana pasada teníamos concedida la entrevista a través de la Asociación de Policías Retirados con el ministro de Gobierno, pero el lunes Roa dijo que Franco había cambiado de parecer y que todo estaba supeditado al levantamiento de la carpa para abrir el diálogo".

La medida sí fue acatada por las esposas de los policías en actividad, quienes decidieron entran en un compás de espera para facilitar el diálogo, "pero fueron engañadas porque le dieron solo un aumento de 50 pesos al básico, dejando de lado los restantes 100 pesos que el gobernador Maurice Closs anunció el 1 de mayo para los empleados del Estado misionero", explicó Kapko.

Más adelante, el policía retirado indicó que "las esposas de los policías en actividad pedían el 30 por ciento de aumento sobre el salario de bolsillo y no lo que al final le dieron, que se parece más a una actitud de querer dividir a la familia policial. Pretenden que haya personal policial retirado de primera, segunda y tercera categoría, porque hoy la relación del salario entre los policías activos y los policías retirados de antes de mayo de 2008 es un 100 por ciento diferente".

Finalmente, el sargento ayudante (R) se advirtió que el personal policial se "reservará el derecho a denunciar ante la justicia al comisario general Benjamín Roa sobre los tratos inhumanos y apremios psicológicos", y lamentó el "ninguneo" que reciben de parte de los que trabajan en la Jefatura de Policía: "No tenemos ninguna atención, ni podemos sacar agua ni tampoco nos dejan usar los sanitarios".

Comentá la nota