Policías corruptos: siguieron los allanamientos en la madrugada, ahora por prostitución

Según informó mediante un parte de prensa el propio fiscal Sebastián Foglia, ocho allanamientos se realizaron durante toda la madrugada.
De los mismos participaron unos 30 efectivos de la Policía Federal y media docena de móviles, así como también inspectores de la Dirección Nacional de Migraciones.

Los lugares allanados fueron: Cabaret "New Kaos" de Guillermo Torres 4091 de Ingeniero White, Cabaret "Kat´s" ubicado en Colon 501 de Punta Alta, Cabaret "Paraje La Loma" ubicado en el ingreso a Villalonga, Ruta 3 Km. 867, Prostíbulo "Encuentros" ubicado en calle San Martín s/n de Tornquist, Pub "A mi manera" de Avenida Cerri 747 de Bahía Blanca y los privados o locales clandestinos que funcionan en Chiclana 868, Thompson 50, Córdoba 643, todos de nuestra ciudad.

En todos estos lugares se secuestraron elementos que siguen reforzando las conductas "de cohecho que en forma sistemática y reiterada habrían llevado a cabo entre el personal policial Daniel Reynaldo Milé y Néstor Linaza - quien actualmente cuenta con pedido de detención -, y los diversos administradores y regentes de eso locales, tanto clandestinos como otros que -si bien a primera vista simulan ser locales nocturnos habilitados tipo show o cabaret- también serían casas de tolerancia en cuanto en ellos se ejerce la prostitución utilizando habitaciones que tienen esos lugares en partes privadas o adyacentes".

Para el Fiscal Foglia, hasta el momento se encontraría acreditado que "tanto Daniel Reynaldo Mile como otro policía actualmente con pedido de detención resultarían "cobradores" de la D.D.I".

Según Foglia, "los cobros presuntamente eran realizados en forma personal, mediante previo arreglo de los encuentros (fecha, hora y lugar) con llamados desde sus celulares".

"En definitiva, el conjunto de conductas investigadas constituirían la oscura recaudación ilegal de la policía a través del cobro de cánones a la prostitución, una totalidad mensual que forma lo que en libros de política criminal se llama la caja policial".

Comentá la nota