Policías de Cañadón Seco dispararon balas de goma contra ocupantes de camioneta

Policías de Cañadón Seco dispararon balas de goma contra ocupantes de camioneta
Las medidas de fuerza que iniciaron ayer los petroleros jerárquicos de Chubut y Santa Cruz, centrada en la toma de cuatro plantas deshidratadoras de YPF, tuvo serios incidentes en Cañadón Seco ya que ayer por la madrugada un grupo de manifestantes que se movilizaba en una camioneta intentó atropellar a varios policías que repelieron la agresión disparándoles balas de goma.

Caleta Olivia (agencia)

Las escaramuzas comenzaron aproximadamente a las 23 del miércoles cuando la policía constató que no sólo la comisaría sino toda la localidad de Cañadón Seco, ubicada a 15 Km. de Caleta Olivia, había quedado sin servicio telefónico.

Además, notaron que había un gran desplazamiento de vehículos, sobre todo camionetas de empresas petroleras y particulares en la zona urbana, en tanto que personal que estaba de guardia en las oficinas de YPF, ubicadas frente a la misma comisaría, hizo saber a los uniformados que numerosos manifestantes habían ingresado al recinto. No sólo les habían dado la imperativa orden de desalojo sino que también agujerearon los neumáticos de al menos ocho camionetas estacionadas en el patio.

CORRIDAS Y TIROS

Minutos antes, parte de personal de guardia de la dependencia policial se había dirigido en un patrullero hasta un pequeño edificio ubicado a 300 metros, en diagonal al Cuartel de Bomberos, donde se encuentra una central telefónica.

Cuando se estaban aproximando, vieron que una veintena de sujetos escapaba del lugar y se subían a varias camionetas. Los uniformados descendieron y cuando dieron la voz de alto, uno de los conductores arremetió contra los policías que tuvieron que arrojarse a un lado para no ser atropellados.

En contados segundos, los efectivos buscaron en el interior del patrullero las itakas y disparon balas de goma contra el vehículo que huyó a toda velocidad.

También se notaron corridas a pie y en vehículos desde las oficinas de YPF, constatándose que los grupos que habían protagonizado los daños se dirigieron hasta la planta deshidratadora de YPF.

El oficial a cargo de la guardia optó por no ir a ese lugar en la noche porque los ánimos estaban muy caldeados, por lo cual se decidió en principio redactar un informe de lo sucedido por la noche y a mediodía de ayer efectuar el acta de constatación de bloqueo a la planta.

PLANTA BLOQUEADA

A esa hora del día en el lugar se hallaban no más de doce petroleros jerárquicos quienes en principio señalaron a Diario Patagónico los motivos de las medidas de fuerza contra YPF "porque desde hace dos años está aplicando una política de reducción de personal, sobre todo supervisores, en distintas empresas y muchos de ellos deben quedarse en la casa y ven reducir sus ingresos mensuales".

De los incidentes de la madrugada no quisieron emitir ningún comentario.

La comisión policial que tuvo que redactar el acta estaba conformada por cinco efectivos y no se produjo ningún tipo de incidentes, aunque uno de los que parecía ser el líder del grupo se mostró molesto por las fotografías que tomaba un periodista de este medio, pero el resto de los trabajadores no puso ningún reparo.

Comentá la nota